CONTENIDO EXCLUSIVO
Obtén ESPN+

La estrella más grande que los equipos de la Liga Americana han intercambiado

play
Con Indians fuera, abran las apuestas por Francisco Lindor (1:39)

Mets y Yankees entre los candidatos para optar por la estrella boricua. (1:39)

El intercambio más infame en la historia de los Cleveland Indians involucró a un joven y prodigioso toletero, un campeón de bateo, un gerente general apodado Trader Frank y, de manera indirecta, el padre de Terry Francona. Tuvo lugar hace 60 años, sorprendió a los fanáticos en Cleveland y, algunos dirían, maldijo a la franquicia durante las siguientes tres décadas.

Rocky Colavito lideró la Liga Americana con 42 jonrones en 1959 y terminó cuarto en la votación de MVP. Tenía 26 años. Dos días antes del inicio de la temporada de 1960, Frank Lane cambió al bien parecido favorito de los fanáticos a los Detroit Tigers por Harvey Kuenn, quien había ganado el título de bateo de 1959 con un promedio de .353.

"Renunciamos a 40 jonrones por 40 dobles. Agregamos 50 sencillos y quitamos 50 ponches", explicó Lane. Él dijo que había cambiado la hamburguesa por un bistec. El gerente general de los Tigers, Bill DeWitt, se regodeó: "Me gusta la hamburguesa".

Bill James una vez especuló que Lane hizo el intercambio porque creía que Tito Francona podría reemplazar a Colavito como ídolo de la matiné. Francona había pasado por otro intercambio con Detroit antes de 1959 y bateó .363, aunque no jugó lo suficiente para calificar para la corona de bateo.

"Francona parecía una estrella de cine", escribió James. "Frank Lane no se dio cuenta de que el público de Cleveland se volvería contra él por cambiar a Colavito, en parte porque pensó que Francona podría reemplazarlo con esa audiencia".

Resultaría ser un comercio desastroso. Kuenn era tres años mayor que Rocky. Colavito fue el jardinero superior, con uno de los mejores brazos para lanzar en el juego. Durante las siguientes siete temporadas, solo Harmon Killebrew conectaría más jonrones en la Liga Americana. Kuenn duró una temporada en Cleveland cuando el equipo cayó por debajo de .500 y la asistencia se redujo en un tercio. Lane tomó un trabajo dirigiendo los Kansas City A's. En 1994, Terry Pluto escribió un libro titulado "La maldición de Rocky Colavito: Una mirada amorosa a una depresión de treinta años".

Podría decirse que Colavito sigue siendo el mejor jugador que los Indians han intercambiado, aunque es un campo abarrotado que incluye a Roberto Alomar, Kenny Lofton, CC Sabathia y Cliff Lee. Sin embargo, por muy talentoso que sea ese grupo, si los Indians cambian a Francisco Lindor en esta temporada baja, probablemente salte a la cima de la lista. Desde su primera temporada completa en 2016, Lindor ocupa el cuarto lugar entre los jugadores de posición en WAR. Con Lindor entrando en su última temporada antes de la agencia libre, debido a que ganará aproximadamente $22 millones en arbitraje y más allá del presupuesto de Cleveland para un contrato a largo plazo, parece probable un intercambio.

La posibilidad de un intercambio de Lindor, o de los Rockies intercambiando a Nolan Arenado, me hizo preguntarme sobre el mejor jugador que cada franquicia ha intercambiado, alguien como Lindor: en el mejor momento de su carrera, un jugador de nivel estrella o superestrella, no a los Tigers intercambiando de salida a John Smoltz como jugador de ligas menores o los Giants intercambiando un Willie Mays en franco declive.

Por lo tanto, esta no es necesariamente una recopilación de las mejores y las peores operaciones de cada equipo. Algunos de estos acuerdos funcionaron. Muchos de ellos no lo hicieron y tal vez haya una lección en eso. Los equipos a menudo realizaban estos intercambios por razones financieras. De hecho, mientras damos un paseo por la historia del béisbol, descubriremos el control constante que el dinero y los contratos han tenido sobre el juego y su influencia en las decisiones de las oficinas centrales.

Entonces, a los intercambios...