CONTENIDO EXCLUSIVO
Obtén ESPN+

Serie Mundial 2021: El club de vinos después de la victoria de los Atlanta Braves

ATLANTA -- Los Burgundy Boys pudieron beber el viernes por la noche. Dentro del camerino de los Atlanta Braves, seis vasos estaban sentados respirando mientras esperaban a uno de los miembros fundadores del club de vinos más exclusivo del béisbol. Él había elegido la botella, una Burdeos de $1,200 dólares, apropiada para celebrar la ocasión en la que lanzó cinco entradas sin hits en un juego de Serie Mundial. Cuando llegó, levantaron sus copas, las chocaron en el medio y brindaron por el héroe de la noche.

"Por Ian", dijeron.

Ian Anderson tiene 23 años. No se parece a un estudiante universitario que olvidó afeitarse. Desde que se unió a los Bravos a fines de agosto de 2020, ha impresionado a sus compañeros de equipo en múltiples aspectos. El más obvio es con su brazo derecho, que desplegó una serie de rectas, cambios y curvas de manera salvaje y tremendamente efectiva en la victoria 2-0 de los Bravos sobre los Houston Astros en el Juego 3 de la Serie Mundial, poniendo a Atlanta en ventaja dos juegos a uno. El otro es como un conocedor de vinos finos. Detrás de la cara y la barba de bebé hay un enófilo en ciernes, cuya propensión a aprender sobre la marcha se traduce del montículo al vaso.

"Es un alma vieja", el relevista de Atlanta Luke Jackson dijo, "y tiene buen paladar".