CONTENIDO EXCLUSIVO
Obtén ESPN+

Dónde aterrizarían los 25 mejores agentes libres de MLB si el dinero no importara

Michael B. Thomas /Getty Images

Cuando lea la mayoría de las predicciones o descripción general de un período de agencia libre, invariablemente encontrará alguna línea sobre el dinero como el factor decisivo final en el lugar donde firmará un jugador. Dinero, como cuánto buscan él y su agente, y dinero, como cuánto pueden y están dispuestos a gastar los distintos equipos.

Lamentablemente, o no dependiendo de su perspectiva, esto es absolutamente cierto, y las Grandes Ligas han demostrado que este es el caso todos los inviernos desde mediados de la década de 1970.

Pero, ¿y si no fuera cierto?

Imagínese un mundo del béisbol en el que el principio rector no fuera el dinero, sino lo que era mejor para el "juego": esa cosa intangible más allá de los fanáticos, los medios, los jugadores, los propietarios, los gerentes generales o los comisionados.

Imagínese que existe una perfecta paridad económica. Los ingresos del equipo son 100% igualitarios de un equipo a otro, al igual que los gastos. El valor de un jugador es un concepto fijado y acordado por los propietarios y el sindicato de jugadores. El dinero, en otras palabras, no es un factor decisivo.

Los factores que influirían en la elección de un jugador variarían y serían objeto de mucho debate. Si bien el tema del dinero-es-irrelevante de nuestro universo de béisbol alternativo es fantasioso, los otros factores no lo son. Son reales y a veces nos referimos a ellos, es solo que son subtemas del tópico principal del dinero.

En nuestro universo de béisbol que maximiza la felicidad y no importa el dinero, ¿dónde podrían elegir aterrizar los mejores agentes libres de esta temporada?

Consideremos esa pregunta y de qué podrían hablar los jugadores, los equipos y los fanáticos si no estuvieran hablando de dinero.