Pac-12 no considera absorber programas de la Big 12 tras salida de Oklahoma y Texas

La decisión de la Pac-12 apunta a la estabilización de la realineación del panorama universitario, pero el futuro de la Big 12 sigue siendo una interrogante

La Pac-12 no buscará una expansión "en este momento", anunció la conferencia este jueves, poniendo fin a especulaciones respecto a si la liga de 12 equipos podría intentar absorber alguna de las ocho escuelas que quedarán en la Big 12 luego de la eventual salida de Oklahoma y Texas hacia la SEC.

La decisión unánime llegó apenas días después de que loa Pac-12, Big Ten y ACC anunciaran una alianza que tiene como objetivo "estabilizar un ambiente volátil" a lo largo de los deportes universitarios mediante la colaboración en temas de peso que enfrenta la industria, y acordando la creación de una sociedad para calendarización futura.

La decisión de la Pac-12 es un impulso a las posibilidades de la Big 12 de sumas programas y permanecer como una conferencia viable, pero la realidad persiste de que Big 12 tendrá que absorber programas de las conferencias del Group of 5 para volver a completarse luego de que se marchen Texas y OU.

"La estabilidad era importante para nosotros", dijo el comisionado de la Pac-12, George Kliavkoff, a ESPN este jueves. "Pensamos que la inestabilidad y vibración a lo largo de los deportes colegiales no son buenos para la industria. Por ello, N° 1, llegamos a la conclusión que llegamos, y N° 2, llegamos con tanta rapidez.

"Recuerden, han pasado apenas como cinco semanas que se dio la noticia de Texas y Oklahoma. Trabajamos rápidamente porque creímos que la estabilidad es importante. Pensamos que este anuncio, junto con la aceptación [el martes] tanto de Jim [Phillips] como Kevin [Warren] de que están contentos con dónde se encuentran en términos de membresía, devuelve un poco de estabilidad de regreso al sistema".

Fuentes de la Pac-12 dijeron a ESPN que la conferencia tuvo un grupo de trabajo de expansión que incluyó directores atléticos, presidentes y cancilleres que exploraron criterios y beneficios en torno a una membresía total, junto con la posibilidad de sumar escuelas solamente en el fútbol americano y baloncesto varonil y femenil.

Mientras que el grupo reconoció una oportunidad para expandir la huella geográfica a nuevos mercados, reclutar jugadores en su propio territorio y obtener exposición para las escuelas en nuevos husos horarios --todo el tiempo, considerando derechos televisivos-- fuentes dijeron a ESPN que hubo consenso de que nada de ello sumaba a algo que iba a ser mejor de lo que se consigue con la alianza.

La esperanza dentro de la Pac-12 es que la sociedad con la ACC y Big Ten permitirá a la liga jugar a lo largo de diferentes zonas horarias y formar nuevas rivalidades, todo sin tener que repartir los ingresos más allá de los 12 equipos actuales.

"Nos miramos unos a otros entre los 12 y nos volvimos a comprometer con lo que estamos haciendo, y estamos muy contentos con dónde nos encontramos", dijo Kliavkoff, "y creemos que podemos progresar".

Kliavkoff dijo que el comisionado de la SEC, Greg Sankey, le explicó cómo Oklahoma y Texas lo contactaron respecto a convertirse en miembros.

"Greg ha declarado cómo sucedió, y le creo", señaló Kliavkoff. "Estoy de acuerdo con su declaración de que si Texas y Oklahoma se hubieran acercado a alguna otra de las Conferencias del Power 5, hubiéramos tomado la llamada y actuado de la misma manera que él".

La decisión de la Pac-12 apunta a la estabilización de la realineación, pero el futuro de la Big 12 sigue siendo una interrogante.

Si la Big 12 es capaz de atraer a programas valiosos --sobre todo, de la American Athletic Conference-- y mantenerse como una entidad del Power 5, el panorama general se mantendría relativamente estable.

SI la AAC es capaz de mantenerse firme, sin embargo, y atraer a escuelas de la Big 12 para presentar argumentos en favor de convertirse en una liga del Power 5, podría causar un terremoto que obligue a la Pac-12 a reconsiderar su postura.

Por ahora, la meta principal es la estabilidad.

"Entre más pronto la estabilidad, mejor", expresó Kliavkoff.