A la Semana 12, Jalen Hurts no tiene rival para Jugador Más Valioso

El inicio N° 49 en la carrera de Hurts no tenía muchos motivos para terminar de modo diferente al de los más recientes: con un triunfo

Seguro, después de iniciar con tres pases incompletos consecutivos, acumular su décima intercepción del año (la mayor cantidad en su carrera para una campaña), y su peor primera mitad como pasador de NFL --aunado a un par de primeros cuartos muy sólidos por parte de Josh Allen y los Buffalo Bills, fue fácil descartar a Jalen Hurts y los Philadelphia Eagles.

Fue fácil, también, olvidar la historia reciente.

Hurts y los Eagles entraron al compromiso del domingo habiendo ganado cuatro partidos consecutivos estando en desventaja de al menos 10 puntos al medio tiempo, y siete de los últimos ocho, según ESPN Stats & Information.

Entonces, algunos de los números de los dos primeros periodos debieron ser echados por la ventana. Por ejemplo, las 33 yardas por pase para Hurts, o su porcentaje de pases completos de apenas 36 por ciento.

No obstante, el inicio N° 49 en la carrera de Hurts no tenía muchos motivos para terminar de modo diferente al de los más recientes: con un triunfo.

En medio de una lluvia torrencial en la que los Bills aparentaban estar más cómodos, Hurts se armó un partido memorable en el segundo medio, para arrancar el triunfo a los Bills en el suplementario con una escapada de touchdown, su segundo del día, después de que Buffalo tuviera la primera posesión de la prórroga, logrando apenas un gol de campo.

Hurts ya era el único quarterback en la historia del juego con 10 touchdowns terrestres en temporadas consecutivas, y con la salida de hoy, hiló una tercera campaña, de acuerdo a datos de ESPN Stats & Information. Terminó con 200 yardas por pase y tres touchdowns por aire, elevando su total a anotaciones de las cuales fue responsable, a cinco.

Los Eagles tienen registro de 10-1, y han demostrado que pueden ganar bajo, prácticamente, cualquier circunstancia. Los rivales parecen no importar demasiado, tampoco. Philly venció a los campeones Kansas City Chiefs la semana pasada, también viniendo de atrás, y hoy dieron una estocada importante a las posibilidades de playoffs de unos Bills que quedan con registro de 6-6.

Faltan seis jornadas por completarse en la campaña regular pero, seamos francos: no existe otro candidato legítimo para Jugador Más Valioso. Hurts está jugando a un nivel superior semana a semana, incluso cuando no lo hace por cuatro periodos. Nadie, lo está haciendo mejor, por más que los medios tengan consentidos en otras latitudes, incluyendo el quarterback que alineó en la banca de enfrente este domingo.

Para decirlo de una manera simple, es todavía inconcebible que Hurts no esté recibiendo con regularidad, los elogios que le llueven a Josh Allen cuando el pasador de los Eagles ha demostrado partido a partido hasta inclusive la Semana 12, que es el mejor quarterback de la NFL.

Y Allen no es el único. Nombres como el de Justin Herbert y otros reciben mucho amor de toda clase de especialistas, incluyendo algunos poseedores del preciado voto para Jugador Más Valioso de AP, mientras esperan que, finalmente, Hurts se termine desinflando. En cambio, lo que sucede con cada fecha es que Hurts aprende un nuevo modo de ganar partidos, y la escapada terrestre para touchdown frente a un equipo cuyo quarterback había hecho prácticamente lo que quería, por aire y por tierra, durante la mayor parte del juego, fue un granito más al saco.

Según datos del Elias Stats Bureau, el de esta tarde entre Bills e Eagles fue el primer partido en la historia de la liga con rivales marcando múltiples touchdowns por pase y múltiples touchdowns por tierra, gracias a la velada que nos regalaron Allen y Hurts. Pero, uno de los quarterbacks jugó mejor que el otro, aunque no necesariamente lo hizo por 60 minutos. Y, en una NFL donde solo importa el marcador final, dirigiendo al que es claramente el mejor equipo de toda la liga, Hurts se mantiene como el claro favorito para llevarse el galardón más importante a nivel individual.

Si Hurts y los Eagles titubean en la recta final de la campaña, incluyendo tres partidos consecutivos contra contendientes genuinos de la NFC en espera, seguidos por tres partidos muy accesibles en el papel, para cerrar la temporada regular, entonces todos los proponentes de otros nombres para el codiciado reconocimiento se sentirán redimidos. ¿Pero si Hurts y los Eagles siguen haciendo lo suyo, cuál será el pretexto para seguir candidateando a otros menos merecedores? En esta liga, no hay lugar para disculparse por ganar.

Lo más razonable es decirlo como es: A la Semana 12, Jalen Hurts no tiene rival para el premio de Jugador Más Valioso de la NFL.