¿Cómo iniciaron los 32 head coaches de la National Football League?

El camino de un head coach de NFL es una historia única para cada uno de los 32 hombres que ocupan esos puestos. Pero casi todos ellos empezaron en lo más bajo, donde ninguna tarea es demasiado mundana: servir el café, cortar la cinta de video, pintar las diagonales, e incluso lavar el automóvil del head coach. Todas esas experiencias los ayudaron para alcanzar el pináculo de su profesión.

Nuestros reporteros de la Nación NFL preguntaron a los 32 head coaches sobre sus primeros empleos y lo que aprendieron de esa experiencia.


Kliff Kingsbury, Arizona Cardinals

Primer empleo de fútbol americano: Universidad de Houston bajo Kevin Sumlin como coach de control de calidad ofensiva en el 2008 y 2009

Lo que aprendió: Kingsbury aprendió humildad como coach de control de calidad ofensiva. "Pasas de ser un jugador profesional a cobrar 400 dólares al mes, y eres en N° 20 en el tótem, y realmente tienes que hacer lo que sea que te pidan que hagas", dijo Kingsbury. Ese empleo ayudó a Kingsbury a enamorarse con di4rigir, al tiempo que le enseñó lo que se necesitaba para ser exitoso como coach en las filas colegiales. Al inicio de su tiempo en Houston, Kingsbury aprendió una valiosa lección. Todavía intentaba triunfar como quarterback de NFL, así que mantenía su brazo en forma lanzando a los receptores de los Cougars, lo que era una violación a las normas de la NCAA. "Eso fue muy malo", dijo Kingsbury, riendo. -- Josh Weinfuss


Dan Quinn, Atlanta Falcons

Primer empleo de fútbol americano: coach de línea defensiva voluntario para William & Mary en Virginia, en 1994

Lo que aprendió: La estrategia de ser muy involucrado de Quinn como coach realmente surgió durante su única campaña en William & Mary. Quinn, un liniero defensivo para Salisbury State, sabía los aspectos de salón de clase de ser coach, pero en su temporada con William & Mary bajo el head coach Jimmye Laycock, el coordinador defensivo Russ Huesman y el coach de línea ofensiva Mike London le enseñaron mucho más. "Nunca había llenado una tarjeta, ni desglosado la cinta de video", señaló Quinn. "Aprendí mucho. El trabajo sobre el campo es muy importante. Los coaches que más disfruté fueron los que nos enseñaban sobre el campo, pero no sabía la cantidad de trabajo que ocurría detrás de escena. Nunca había desmenuzado un partido o cosas así. Aprendí todo eso".

Quinn también aprendió la importancia de ser creativo. Saliendo de la universidad y llegando a una posición sin sueldo, no necesariamente deseaba llamar a sus padres para pedirles "otro año bajo su beca", así que durmió en un sillón en el vestidor de William & Mary cuando comenzó el empleo. "Solamente fue el verano, antes de conseguir un pequeño estudio", recordó Quinn. "Solamente tenía mi bolsa de cosas. Es todo lo que necesitaba". -- Vaughn McClure


John Harbaugh, Baltimore Ravens

Primer empleo de fútbol americano: inició su carrera como coach en 1984 a la edad de 21 como asistente graduado para su padre, Jack, en Western Michigan

Lo que aprendió: John Harbaugh no estaba seguro de querer dirigir luego de recibir su título en ciencias políticas de Miami (Ohio). Originalmente pensó que iría a un posgrado. "Mi padre dijo, 'No estás haciendo nada ahora. ¿Por qué no me ayudas a dirigir y ves qué piensas?'", dijo John Harbaugh. "Allí es donde me enamoré con dirigir". Harbaugh trabajó por techo, significando que se quedó viviendo en casa de su padre, que no contaba con un grupo completo de asistentes, por lo que nombró a su hijo coach de corredores.

Un back defensivo colegial, Harbaugh nunca jugó como corredor. "Lo que aprendí fue cuánto no sabía", dijo Harbaugh. "Siempre piensas que lo sabes todo, especialmente cuando tienes 21 años de edad. Descubrí que realmente no sabía nada". Un recuerdo imborrable de ese primer empleo: "Conducir a trabajar todos los días con tu padre es bastante especial", dijo Harbaugh. "No muchas personas pueden hacer eso". -- Jamison Hensley


Sean McDermott, Buffalo Bills

Primer empleo de fútbol americano: asistente graduado para William & Mary en 1998

Lo que aprendió: McDermott, un estudiante de finanzas, aceptó un empleo en PricewaterhouseCoopers durante el otoño de su última temporada como un safety nombrado al equipo ideal de la conferencia, en 1997. En la siguiente primavera, se le pidió a McDermott quedarse con la Tribe como asistente graduado, para ayudar a dirigir a los backs defensivos en 1998. Aceptó, pero pronto aprendió que ser coach significaba dejar de lado relaciones sociales con amigos, algunos de los cuales todavía jugaban para el equipo. "Pasé de cinco años de jugar a tratar de hacer la transición a coach", recordó. "La vida social que tienes como estudiante, en particular uno de quinto año, es diferente cuando intentas hacerte un nicho profesional".

Después de una temporada en William & Mary, el viaje de McDermott lo llevó a los Eagles, donde conoció al entonces head coach Andy Reid, y escaló a partir de allí. McDermott fue contratado por los Bills en el 2017. "Fui afortunado de estar con varios coaches buenos desde que era joven, comenzando por el coach [Jimmye] Laycock", expresó McDermott. "Aprendí simplemente a mantener la boca callada, trabajar duro, y conocer mi rol. No fue un empleo mu glamoroso". -- Mike Rodak


Ron Rivera, Carolina Panthers

Primer empleo de fútbol americano: voluntario para los Bears de cara al minicampamento en 1997

Lo que aprendió: A mediados de su estancia en la Bill Walsh NFL Minority Coaching Fellowship, Rivera escribió una descripción para la posición de coach de control de calidad defensiva y lo llevó al entonces head coach de los Bears, Dave Wannstedt. "Iba a hacer que me necesitaran, trabajando tan duro como podía", explicó Rivera. "Hice de todo, desde llevar los automóviles de los coaches a que los lavaran y llenaran de gasolina, hasta recoger la comida. Hice todas las evaluaciones de control de calidad. Básicamente, desde el suelo. Aprendí lo que se necesitaba para ser exitoso. Debes hacerte indispensable, donde tienen que tenerte allí para ayudar al equipo.

"Es lo que deseaba hacer, así que aprendí desde abajo. Aprendí a ser paciente. Es una de las cosas que los coaches jóvenes de hoy no entienden, que deben ser pacientes. Debes ganarte las franjas. Muchos de estos tipos están siendo elevados a posiciones que, francamente, en mi opinión, no están listos. Cometen muchos errores, ya sea un coach de posición, coordinador o en algunos casos un head coach. Vas a cometer errores. A menos que hayas aprendido a lidiar con ellos, vas a cometer errores". -- David Newton


Matt Nagy, Chicago Bears

Primer empleo de fútbol americano: pasantía con los Eagles en el 2008

Lo que aprendió: "Recuerdo haber quedado anonadado con la primera reunión convocada por el head coach Andy Reid antes del campamento de entrenamiento. Recuerdo haberme pellizcado, simplemente pensando que estaba ahí sentado con el coach Reid mientras dirige a su grupo de asistentes con el libreto de la práctica, los horarios, el calendario de reuniones, y estaba simplemente sorprendido con esa primera reunión. Estaba deslumbrado. Cuando vas al campamento de entrenamiento y practicas todo el día, son esas reuniones nocturnas que asistes donde cada coach de posición está allí discutiendo las evaluaciones de cómo lo hicieron todos los jugadores.

"Simplemente recuerdo haber estado preocupado de que sonara mi celular --y yo no era suficientemente inteligente para dejarlo fuera de la sala-- y recuerdo aquella vez que le saqué la pila para cerciorarme de que no sonara. No quería ser 'ese' tipo. Pero fue tan grandioso escuchar cómo el coach Reid tomaba todas las evaluaciones de jugadores de los demás coaches". -- Jeff Dickerson


Zac Taylor, Cincinnati Bengals

Primer empleo de fútbol americano: Universidad de Texas A&M, donde sirvió como asistente graduado y coach de alas cerradas del 2008 al 2011 bajo el head coach Mike Sherman.

Lo que aprendió: Taylor tiene su propia oficina ahora, pero cuando era un asistente graduado recién salido de la escuela en A&M, no todo era tan grandioso. Compartió una oficina que describe como "del tamaño de una mesa", con el futuro coach de línea ofensiva de los Bengals, Ben Martin. Trabajar para su suegro Mike Sherman no fue lo más sencillo para un coach joven, pero enseñó a Taylor una importante lección: Está bien no ser el que habla todo el tiempo.

"Las cosas que aprendí en ese entonces fueron a mantenerme callado. Crees que tienes todas las respuestas correctas como coach joven --o reportero joven, o cualquier profesión-- y rápidamente aprendes que estos tipos con experiencia saben de lo que hablan", dijo Taylor. "No seas impaciente al hablar y decir cosas que crees son perfectas y probadas, cuando en realidad, a veces necesitas escuchar. A lo largo de mi carrera, fui afortunado de trabajar con Mike Sherman, quien me enseñó eso. Estaba haciendo eso. Me dio la oportunidad de aprender, y a veces, debes callarte y escuchar las opiniones de los demás". -- Katherine Terrell


Freddie Kitchens, Cleveland Browns

Primer empleo de fútbol americano: asistente ofensivo para Glenville State College en 1999

Lo que aprendió: Para echar a andar su carrera como coach, Kitchens pasó de ser quarterback del Alabama Crimson Tide a hacer el trabajo sucio en Glenville, West Virginia. Sí pudo trabajar bajo el coach Rick Trickett, un exitoso coach de línea ofensiva veterano de quien Kitchens dice "básicamente me enseñó todo lo que sé, todavía hasta este punto, sobre el juego terrestre".

Pero también, mientras estuvo allí, la lección de enorgullecerse del trabajo propio --sin importar lo mundano o tedioso de cada tarea-- le fue reforzada.

"Aprendí como lavar la ropa del equipo", dijo Kitchens. "Aprendí a sacar las piedras del campo antes de entrenar. Aprendí a cortar el pasto. Y luego aprendí a pintar el campo en la noche del viernes antes de jugar en sábado. Así que debía hacer todas esas cosas. Y fue por 500 dólares... Pero fueron días grandiosos. Realmente lo fueron". -- Jake Trotter


Jason Garrett, Dallas Cowboys

Primer empleo de fútbol americano: coach de quarterbacks para los Dolphins en el 2005

Lo que aprendió: Garrett creció en una familia de fútbol americano con su padre, Jim, sirviendo como asistente de NFL, head coach colegial y visor de NFL. Garrett podría considerar que su primer empleo fue como asistente sin paga cuando los jugadores de sus padres iban a la casa de la familia en Monmouth Beach, New Jersey, para entrenar.

"Reflexiono en tantas conversaciones que tuvimos que no tenía idea de lo que él hablaba, y ahora que estoy en esta posición ahora, digo 'Lo entiendo'", dijo Garrett de su padre. "Así que hay gran sabiduría que recibí de él a través de los años, y simplemente es parte importante de mi vida".

Garrett no pensó en dirigir hasta su año final como jugador con Tampa Bay en el 2004, y obtuvo su primer puesto con paga en el 2005 con Nick Saban como coach de quarterbacks de los Dolphins. Todavía recurre a los cuadernos de notas que llenó mientras trabajaba para Saban.

"No les puedo decir cuán afortunado fui de estar en esa situación como coach de primer año", dijo Garrett. "Estando en la sala de asistentes, él está a la cabeza de la mesa, estoy a su lado, y no lo creo mientras lo veo dirigiendo una reunión, viéndolo ejecutar un programa, una práctica. Es un coach de fútbol americano increíble. Aprendí tanto. Tengo cuadernos y apuntes de ese tiempo juntos. Sigue siendo un amigo. Sigue siendo un mentor. Y ha tenido un gran impacto en mí". -- Todd Archer


Vic Fangio, Denver Broncos

Primer empleo de fútbol americano: coach asistente (corredores, linebackers) en la Dunmore High School de Pennsylvania en 1979

Lo que aprendió: "Entonces, de hecho estaba estudiando-enseñando al mismo tiempo, así que tenía labores de enseñanza durante el día, y luego me aparecía a las 2:30 para dirigir fútbol americano", dijo Fangio, quien cree que cobró 1,080 dólares en su segunda campaña como coach. "Entonces, están enseñando a chicos de 14, 15, 16, 17 años, y ellos realmente no tenían idea de lo que era o no era el fútbol americano. Así que, desde el inicio, enseñas técnicas y fundamentos y cómo ejecutar, y obviamente, cómo jugar y cómo jugar de manera inteligente. Y eso es verdad en todos los niveles, y siempre lo he llevado conmigo, siempre lo haré.

"Si te fallan los fundamentos, vas a fallar. Te pueden salvar una jugada, o uno o dos partidos, pero a lo largo de una campaña, regresará a afectarte, y no será un buen equipo... Pero siempre supe que quería hacer algo en los deportes, y una vez que fue muy obvio que no triunfaría como jugador, voltee mi atención a dirigir, y amo dirigir el fútbol americano más que nada. Porque hay más impacto dirigiendo el fútbol americano que en ningún otro deporte, creo, sobre el individuo y sobre el equipo". -- Jeff Legwold


Matt Patricia, Detroit Lions

Primer empleo de fútbol americano: asistente graduado/asistente de línea ofensiva en el Rensselaer Polytechnic Institute de New York en 1996

Lo que aprendió: Necesitando acabar un par de clases, Patricia decidió ayudar en el verano y otoño de 1996 como modo para mantenerse pegado al juego. También fue un modo para empezar con su maestría. Luego, comenzó a trabajar con su sucesor en la línea ofensiva del RPI, Jimmy Schertzer, y eso cambió su vida. Pasó un año enseñando a Schertzer todo lo que sabía de bloqueos y fundamentos. En una carrera por el interior, Patricia vio cómo culminó todo.

"Hizo un bloqueo genial. Anotamos. Ganamos el partido, y ver la expresión en su cara, la felicidad, fue mucho mejor que jugar", explicó Patricia. "Fue mucho mejor. Se encendió el foco, es fue realmente grandioso. Ser capaz de ayudar a alguien lograr algo y verlos felices y exitosos, se encendió en mí. Simplemente se encendió. Me permitió seguir adelante pese a no poder jugar más y realmente dirigir y ayudar a los jugadores jóvenes". -- Michael Rothstein


Matt LaFleur, Green Bay Packers

Primer empleo de fútbol americano: asistente ofensivo en Saginaw Valley State en Michigan, en 2003

Lo que aprendió: LaFleur técnicamente no había finalizado la universidad en este punto. Aunque su carrera había terminado --jugó como quarterback para Saginaw Valley State-- todavía tenía que estudiar y enseñar. Al hacerlo, sirvió como asistente ofensivo.

"Trabajé con los receptores", dijo. "Ni siquiera viaje a todos los encuentros; salía a la práctica, hacía algo de trabajo allí, algo en la computadora. Pero creo que mi primera oportunidad real dirigiendo fue en Central Michigan, con Brian Kelly".

Sea o no en Saginaw Valley State o CMU, LaFleur empezó desde abajo.

"Aprendí a hacer las cosas desde el nivel más bajo, haciendo el trabajo sucio, meter datos a la computadora, mucho de eso por las noches", recordó. "Pero te da cierto aprecio por el empleo, y te hace mucho mejor cuando eres coach de posición y comienzas a escalar. Sabía que quería estar en el fútbol americano de alguna manera. De hecho, entrevisté para un empleo de preparatoria, pero en mi corazón, sabía que deseaba dirigir. Ni siquiera pensaba en la NFL. Fue algo que me cayó". -- Rob Demovsky


Bill O'Brien, Houston Texans

Primer empleo de fútbol americano: coach asistente del equipo de novatos en la St. John's Prep de Danvers, Massachusetts, en 1988

Lo que aprendió: Bill O'Brien jugó fútbol americano en Brown, pero no pudo enrolarse hasta enero de 1989. Así que, con un semestre de otoño libre, O'Brien pasó sus días trabajando en un aserradero y sus tardes como coach asistente en el equipo de novatos de la preparatoria de donde acababa de graduarse. Pese a que O'Brien trabajaba primordialmente con los novatos, también pasó los sábados anotando las jugadas para el equipo mayor. O'Brien dijo que supo desde una edad temprana que deseaba ser un coach, pero su temporada en St. John's lo hizo amarlo todavía más.

"Sabía que no era un gran jugador, pero amaba la estrategia del juego", dijo O'Brien. "Sabía que deseaba ser un coach. Y fue mi primera oportunidad para hacerlo y lo amé absolutamente. No me bastaba". -- Sarah Barshop


Frank Reich, Indianapolis Colts

Primer empleo de fútbol americano: coach voluntario para Wingate University en North Carolina, en 2005

Lo que aprendió: "Sin importar en qué nivel estás, se trata de conectar con los jugadores. Cuando un jugador siente que lo haces mejor, responden. No importa a qué nivel estás. Nadie pierde esa mirada", expresó Reich. "Cuando tratas de mejorar en algo, estás tomando lecciones. Ya sean lecciones de golf, lecciones de tennis, dirigir fútbol americano y ser dirigido, y de repente haces un movimiento correcto o haces algo bien, lo puedes sentir. Lo puedes ver en el jugador cuando lo sienten".

Reich, cuya carrera de NFL como coach inició como pasante con los Colts en el 2006, aprendió mucho de su hermano Joe Reich, head coach en Wingate por los últimos 18 años.

"Mi hermano, aunque sea mi hermano menor, siempre lo he admirado. Mi hermano es uno de los mejores coaches que conozco", señaló Frank Reich. "Verlo hacer su trabajo. Ver el modo en que lidia con lo suyo. Mantenerme conectado con él a lo largo de los años. Eres influenciado por todos los coaches con que has estado, y he tenido la buena fortuna de ser influenciado por muchos de ellos". -- Mike Wells


Doug Marrone, Jacksonville Jaguars

Primer empleo de fútbol americano: coach de alas cerradas para Cortland State en New York, en 1992

Lo que aprendió: "Empecé pensando, 'Vaya, todas esas cosas que sé que están en mi cabeza, voy a ser capaz de enseñarle a estos chicos, y será increíble'", explicó Marrone, quien no recibió salario en Cortland y que sobrevivió gracias a sus ahorros por dos años. "Y lo que aprendí desde el inicio fue que intentaba nivelarlos demasiado rápido, y realmente hice un trabajo muy malo de llevarlos hasta la base de los fundamentos. Así que cuando miro atrás a mi carrera como coach, miro todos los errores que cometí y que, si hubiera comenzado a un nivel más alto y cometido esos errores, me hubieran despedido, y con razón.

"Cometí esos errores, pero fui capaz de superarlos a esos niveles. No es que estaba bien; no lo digo. Pero aprendí y aprendes a lo largo de los años de, 'Ey, ¿cuál va a ser mi estilo? ¿En qué voy a creer? ¿Cuáles van a ser mis principios?'". -- Michael DiRocco


Andy Reid, Kansas City Chiefs

Primer empleo de fútbol americano: asistente graduado para Brigham Young University en 1982

Lo que aprendió: Reid dijo que no había considerado dirigir al término de su carrera como jugador en BYU en 1981. Pero fue invitado para convertirse en graduado asistente para los Cougars por el head coach LaVell Edwards para la siguiente campaña, y para el final del año, estaba enganchado. Edwards envió a Reid al mundo de los coaches al año siguiente con algunas palabras de sabiduría.

"Dijo que cuando llegas al head coach con un problema, hay que tener una solución bien pensada", ofreció Reid. "Se puede utilizar eso en todas las facetas de la vida. Tener un plan. El head coach podría no estar de acuerdo contigo, pero tú vas a él con una respuesta. Si él tiene algo diferente, quédate con lo eso y ve a 100 millas por hora para hacerlo. Es una gran lección, y es tan simple como puede ser, para un gran matrimonio, para criar hijos, lidiar con los medios, y todo eso. Fue un gran consejo".

Luego de 20 años como head coach de NFL, Reid busca retroalimentación de todas las facetas de la operación de sus asistentes, pero con una estipulación: que estén convencidos con lo que aportan. -- Adam Teicher


Anthony Lynn, Los Angeles Chargers

Primer empleo de fútbol americano: asistente ofensivo y asistente de equipos especiales con los Broncos en 2000

Lo que aprendió: Lynn, quien jugó seis temporadas en la NFL, dijo que aprendió a ser detallista durante su primer momento como coach bajo el entonces entrenador en jefe de los Broncos, Mike Shanahan; fue el inicio de casi dos décadas dirigiendo en la NFL. Aunque Lynn no fue parte de la clase inaugural del programa para coaches minoritarios de Bill Walsh, jugó para Walsh cuando estuvo en San Francisco, y estaba al tanto de los esfuerzos del legendario coach para crear mayores oportunidades para minoritarios en la liga.

"En este juego, estás dirigiendo a todos estos atletas de élite, y son las cosas pequeñas las que marcan las mayores diferencias", admitió Lynn, quien inicialmente se vio dirigiendo en preparatoria o colegial. "No siempre es algo difícil o complejo. Simplemente son las cosas simples en el juego que marcan la mayor parte de la diferencia todos los años; esas cosas que a veces la gente no mira. No tiene que ser tan complejo". -- Eric Williams


Sean McVay, Los Angeles Rams

Primer empleo de fútbol americano: asistente ofensivo para los Buccaneers en 2008

Lo que aprendió: "Mi primer trabajo, es vergonzoso admitirlo, dirigí en los campamentos y cosas así creciendo, ustedes saben, en mi preparatoria. Pero fui muy afortunado poder llegar contra los Bucs. Básicamente fui asistente para control de calidad. Estaba en control de calidad, así que hacía entregas, hacía todo lo que podía. Y piensas de regreso a eso, y ser capaz de involucrarte justo cuando terminas de jugar colegial, trabajando en la NFL, trabajando bajo Jon Gruden, estar alrededor de algunos de estos grandes coaches que he conocido, casi es vergonzoso admitirlo, pero fue una real bendición para mí. Y probablemente deba agradecer a mi abuelo [John McVay] por eso". -- Lindsey Thiry


Brian Flores, Miami Dolphins

Primer empleo de fútbol americano: se unió a los Patriots como asistente de visorías en el 2004; uno de sus primeros roles fue ser "La parca", o como él lo llama, "La muerte", notificando a jugadores que debían llevar su libro de jugadas al head coach en el día de cortes

Lo que aprendió: Decirle a un jugador que su sueño de NFL está, probablemente, terminado, es lo que muchos en ese puesto, incluyendo a Flores, describirían como lo más difícil.

"No quiero llamarlo una lección de vida, pero hay instancias en que haces todo bien, donde trabajas duro, y las cosas no funcionan", expresó Flores. "Es parte de la vida, y termina siendo una lección de vida para algunos tipos. Sea que ellos lo logren o no, creo que es algo que la gente debe saber y entender: las cosas no siempre funcionan. Creo que parte de mi empleo como maestro, como educador, como líder, es que la adversidad será parte del viaje de todos. Cuando una puerta se cierra, otra se va a abrir".

Flores regularmente dio a agentes libres no reclutados una verdadera oportunidad de quedarse con el equipo y contribuir durante su tiempo como asistente con los Patriots, y planea seguir haciendo lo mismo en Miami. "No hay complacencia con esos tipos, porque no puede haberla. Saben que su margen de error es mínimo. Me gustaría que todos sintieran igual, pero no es así, por la razón que sea", dijo Flores sobre los agentes libres no reclutados. -- Cameron Wolfe


Mike Zimmer, Minnesota Vikings

Primer empleo de fútbol americano: Asistente en Missouri de 1979 a 1980

Lo que aprendió: Una vez que se acabaron los días de Zimmer como jugador en Illinois State por una lesión en el cuello, pasó un año como asistente graduado en su alma mater, Missouri, antes de ser contratado como uno de cuatro coaches de medio tiempo. Zimmer obtuvo una probada de todo, desde cómo reclutar hasta empaparse de los 'X's y O's' de la defensiva bajo el coordinador Carl Reese. Missouri es donde Zimmer también conoció a Mike Price, quien lo llevó a él, Bob Bratkowski (quien dirigió en la NFL por 24 años) y otro coach de medio tiempo a Weber State en 1981, una movida que Zimmer reconoce como el verdader inicio de su carrera.

Ahí, Zimmer pasó ocho años como coach de posición (linebackers internos y backs defensivos), que lo prepararon para su primer empleo como coordinador defensivo en Washington State. Zimmer pasó 15 años en las filas colegiales antes de mudarse a la NFL.

"Lo hice de modo diferente que muchas personas", narró Zimmer. "Muchos de estos tipos [head coaches en la NFL], van a un lugar un año, a otro lugar al siguiente año. Yo estuve en Weber State por ocho. Estuve en Washington State por cinco, luego estuve en Dallas por 13. Tomé el camino más largo, ya sea para bien, para mal, o indiferente". -- Courtney Cronin


Bill Belichick, New England Patriots

Primer empleo de fútbol americano: asistente de posición con los Baltimore Colts en 1975. A la edad de 23, fue designado asistente especial para el head coach Ted Marchibroda.

Lo que aprendió: "Muchos 'X's y O's', pero realmente no fueron los 'X's y O's'. Fue más acerca de ser un coach profesional. Preparación, ética de trabajo, confiabilidad, lo que se requiere para tener un buen equipo de fútbol americano", dijo Belichick. "Nos fuimos 1-4 y ganamos los siguientes nueve consecutivos. Fue un equipo joven que tuvo un inicio lento, pero ganamos confianza, y me enseñó una gran lección de fútbol americano en vez de seguir trabajando, seguir luchando, simplemente un día a la vez. No se preocupen por el récord al final del año. Simplemente tener un buen día, otro buen día, una buena semana, y luego a la siguiente semana. Es lo que hicimos en 1975.

"Se fueron 2-12 el año previo. Fueron terribles. Pero Ted les dio gran confianza, gran liderazgo. Ted es una de las personas más positivas que he conocido, siempre confiado. Incluso cuando era cuarta y 17, siempre estaba seguro de que podíamos hacer la jugada o lo que necesitáramos hacer. Fue una gran persona conmigo. Viví con Ted. Nos quedamos en el mismo hotel, lo conduje a trabajar todos los días. Teníamos nuestras reuniones en el auto. Desayunábamos juntos. Fue un gran mentor". -- Mike Reiss


Sean Payton, New Orleans Saints

Primer empleo de fútbol americano: asistente graduado para San Diego State en 1988 y 1989

Lo que aprendió: Luego de una carrera corta como jugador, Payton consiguió un puesto como asistente graduado en San Diego State. Casi no llega. Recuerda que su viejo Chevy Cavalier se descompuso durante un viaje a lo largo de todo el país, y no le alcanzaba para arreglarlo. Pero encontró a alguien que lo pudo solucionar apenas para llegar con lo suficiente a San Diego.

Payton dijo que buena parte de su primer trabajo era ir por el café o recoger el almuerzo. Pero también, se trataba de "dejar impresiones", y crear relaciones. Una de esas relaciones fue con Curtis Johnson, quien se unió al grupo de asistentes de San Diego State un año más tarde, y quien todavía labora con Payton como coach de receptores de los Saints el día de hoy. Otro fue el corredor miembro del Salón de la Fama, Marshall Faulk, a quien dirigió Payton durante su segunda estadía con San Diego State de 1992 a 1993, después de que brevemente emigrara para su primera oportunidad real para dirigir, en Indiana State.

"Creo que es el comienzo de tu linaje, tus relaciones", dijo Payton. "Indiana State fue una pausa porque recibes tu primera área de reclutamiento, seguro de salud, y estás dirigiendo. Y luego de vuelta a San Diego State, eso sucedió porque me conocían como asistente graduado". -- Mike Triplett


Pat Shurmur, New York Giants

Primer empleo de fútbol americano: asistente graduado para Michigan State en 1988

Lo que aprendió: Shurmur tomó un empleo debajo de George Perles tras servir como su centro titular. Su primera lección fue cómo editar cintas de video. Shurmur recuerda armar una serie de jugadas de patadas de despeje como preparación para jugar frente a Rutgers, y mezclando las partes emocionantes con las grises en la cinta. ¿El resultado? El video de jugadas de equipos especiales del partido entre Rutgers-West Virginia empezó a mostrarse en reversa sobre la pantalla. "Así que cuando salió en la pantalla, el estado de West Virginia estaba al revés", recuerda Shurmur. "Al siguiente año, pasamos a cassettes Beta. Fue un poco nostálgico".

Dirigir fue una progresión natural para su carrera. Se considera un duro trabajador y maestro.

"La cosa que aprendí es cuánto trabajo se requiere, cuánta preparación hacen los coaches detrás de escena", admitió Shurmur. "Salir allá y ejecutar una jugada, hay mucho que va en eso. desde cómo te preparas para enseñar a los jugadores, el tiempo que pasas enseñándoles. Así que fue lo primero que me impresionó". -- Jordan Raanan


Adam Gase, New York Jets

Primer empleo de fútbol americano: asistente en Michigan State de 1996 a 1999, bajo el head coach Nick Saban

Lo que aprendió: En su primer día en el campus, Gase se apareció en la oficina de fútbol americano, ofreciendo sus servicios como voluntario. Le fue entregado un proyecto: le dieron una carpeta de dos pulgadas con las tendencias de jugadas de los Cleveland Browns de 1994, y se le pidió replicarlo en un programa de computadora. De ahí, Gase se sumergió en el trabajo, a veces trabajando 14 horas al día. Trabajando desde su dormitorio, formateó las hojas de llamada de jugada después de todos los partidos con base en la jugada, oportunidad y distancia, etc. "Es todo lo que hice en la universidad", señaló Gase. "Casi repruebo en la universidad por eso, pero valió la pena. Siento que para eso fui a la universidad". Aprendió a estudiar el video, conceptos de fútbol americano, a interactuar con futuros coaches de la NFL como Dean Pees, Josh McDaniels y Brian Daboll. Impresionó a Saban, quien invitó a Gase a ser un asistente graduado en su grupo del 2000 en LSU. -- Rich Cimini


Jon Gruden, Oakland Raiders

Primer empleo de fútbol americano: asistente graduado para la Universidad de Tennessee en 1986

Lo que aprendió: Cuando arribó a Knoxville como hijo de un coach y ex quarterback colegial suplente para Dayton a sus 23 años de edad, lo primero que debió aprender Gruden fue cómo administrarse. "Aprendí que no sabía nada, y mi única oportunidad era trabajar duro y tomar apuntes", recordó Gruden. "Walt Harris, en Tennessee, no me dio oportunidad. Cosas pequeñas. Detalles. Siempre enfatizó que la preparación y presentación van de la mano". Harris era el coordinador ofensivo de los Volunteers bajo el head coach Johnny Majors, y Gruden reportaba directamente a Harris, con Tennessee consiguiendo marca de 7-5 y superando a Minnesota en el Liberty Bowl.

"Las primeras impresiones cuentan mucho, ¿saben?", dijo Gruden. "Los tipos que ayudaron a entrenarme para dirigir... He seguido ese patrón toda mi vida por esos tipos, armar la rutina, cómo estudiar el video, tratando de no subestimar ningún detalle. Simplemente tratando de cubrir todas las bases. Debes hacer preparación antes de presentar el plan de juego".

Y ahora imparte esas lecciones a sus asistentes y jugadores.

"Tengo un respecto muy sano por lo difícil que es ganar un partido", explicó Gruden. "Luego de percatas de lo difícil que es lograr un primer intento. Luego te percatas de lo difícil que es bloquear una carga. Cómo atacar los frentes, lidiar con diferentes situaciones. Así que sí, lo sabes, hombre". -- Paul Gutierrez


Doug Pederson, Philadelphia Eagles

Primer empleo de fútbol americano: head coach para la Calvary Baptist Academy en Shreveport, Louisiana, en 2004

Lo que aprendió: El padre de Pederson obtuvo un empleo en Louisiana y mudó a su familia allí desde el estado de Washington después de que Doug se graduara de la preparatoria. Pederson asistió a Northeast Louisiana (ahora Louisiana-Monroe) y retornó a sus raíces después de una carrera de 14 años en la NFL para intentar dirigir. Condujo a Calvary a una marca de 33-7 (8-3 en la postemporada) durante sus cuatro años allí, una experiencia que dijo le ayudó a convertirse en el coach que es hoy.

"Fue muy divertido", dijo. "Y tenía que descubrir en ese punto si realmente quería dedicarme a enseñar y dirigir, y no hay mejor modo de hacerlo que trabajar con un montón de chicos de preparatoria para que ejecuten un par de jugadas de NFL. Cuatro años más tarde, terminé volviendo a la National Football League [como coach de control de calidad para los Eagles] bajo el coach [Andy] Reid y he estado aquí desde entonces". -- Tim McManus


Mike Tomlin, Pittsburgh Steelers

Primer empleo de fútbol americano: coach de receptores abiertos en el Virginia Military Institute, en 1995

Lo que aprendió: Tomlin se unió al grupo de asistentes de VMI ansioso por compartir sus conocimientos cuando recuerda una lección muy "vívida". "Mantener cerrada mi boca", admitió Tomlin, Rápidamente descubrió el por qué. Se trataba de una pasantía, y el grupo de coaches necesitaba que se hiciera el trabajo sucio. "Pensé que tenía un intelecto muy bueno de fútbol americano. Estaba emocionado por la posibilidad de pasarlo a los demás", dijo Tomlin. "Aprendí rápidamente que se trataba menos de eso y más sobre aprender sobre la vocación, lo minucioso, el trabajo duro". Después de su primera y única campaña con los Keydets, a Tomlin, quien jugó como receptor abierto para William & Mary, fue asignada la ardua tarea de editar los videos para los asistentes. En lugar de intercambiar ideas y construir la base para el año entrante, Tomlin estaba trabajando la máquina de VHS: grabar, pausa, siguiente jugada.

El coach de los Falcons, Dan Quinn, trabajó al lado de Tomlin hasta la media noche por días para preparar los videos. Tomlin lo llamó "una experiencia de mucha humildad", pero dirigiendo a los Steelers casi 125 años más tarde, a menudo recicla una frase que aprendió en VMI.

"'¿Estamos dirigiendo o estamos permitiendo que suceda?', fue una frase que se ha quedado conmigo", explicó Tomlin. "Refleja un poco las responsabilidades asociadas con nuestros trabajos, y algo en lo que pienso a menudo. Olviden sus capacidades. Se trata de lo que están dispuestos a hacer. Lo aplico a mis equipos. Lo aplico a lo que enseño. Lo mismo aplica para el juego. Los talentos son mucho menos importantes que aquello que están dispuestos a hacer para ayudarnos a conseguir lo que queremos". -- Jeremy Fowler


Kyle Shanahan, San Francisco 49ers

Primer empleo de fútbol americano: asistente graduado para UCLA en 2003

Lo que aprendió: Shanahan recién había concluido su carrera como jugador en Texas y tenía apenas 23 años de edad cuando aterrizó en Westwood, California. El hijo de un coach dos veces ganador del Super Bowl, Shanahan rápidamente aprendió que los antecedentes de un coach no importan tanto como su inteligencia.

"Entonces, recién había salido de la escuela, así que todo lo que deseaba demostrar, me ponía los zapatos deportivos y lo hacía", dijo Shanahan. "Todavía deseas jugar, y es lindo porque estás cercano a la edad de todos esos tipos, así que te puedes relacionar con ellos mucho más. Pero están aprendiendo mucho más, así que puedes ayudarles a aportar cosas a la mesa que no siempre tienes esa conexión cuando eres más viejo.

"Pero yo tampoco sabía tanto, entonces. Era un asistente graduado, y apenas metiéndome. Pero creo que empiezas a percatarte de que puedes ayudar a la gente y enseñarles cosas, y puedes responder preguntas que auxilian. No importa si eres un asistente graduado, un head coach, un encargado de control de calidad, un coordinador, o si estás hablando con un chico sin beca o con Maurice Jones-Drew o Marcedes Lewis. Si dices algo que ayuda a la gente y hace sentido para ellos, ellos te respetarán y escucharán. Por eso creo que la apariencia o la edad o lo que sea, no importa. Importa si sabes de lo que hablas. Por eso, no creo que haga falta ser un tipo que maldice a la gente si sabes de lo que hablas. Y siento que siempre he entendido eso desde una edad temprana y he tratado de ser consistente con ello". -- Nick Wagoner


Pete Carroll, Seattle Seahawks

Primer empleo de fútbol americano: asistente graduado para la Universidad de Pacific en California, de 1974 a 1976

Lo que aprendió: Puntualidad es una de las tres reglas de Carroll. pero como un chico recién salido de la universidad de 23 años de edad, era una debilidad personal. Y eso fue problemático mientras intentaba ingresar como asistente graduado trabajando con receptores abiertos en su alma mater.

"Lo que recuerdo es que me costaba trabajo llegar a las reuniones a tiempo", admitió Carroll con una sonrisa. "Estaba recién salido de la escuela. No tenía mis cosas en orden. Me costaba mucho trabajo llegar a las reuniones a tiempo y cosas así, estando a tiempo y estando donde debía estar. Yo era como un jugador terco, ¿saben? No era mejor que esos chicos. Tuve que poner en orden mis cosas. Chester Caddas me estaba acabando, mi head coach en ese entonces. No podía llegar a los lugares a tiempo".

Al tiempo que los jugadores salen del vestidor en las instalaciones de los Seahawks, un letrero les recuerda de las tres reglas de Carroll: 1) Siempre proteger al equipo; 2) No gimoteo, no quejas, no excusas; 3) Llegar temprano. "Por eso, una de las reglas de este programa es llegar temprano... porque descubrí que se puede enseñar eso", declaró Carroll. "En eso se puede mejorar. Así que siempre intenté hacer entender a nuestros chicos el aprecio del respeto y cómo el respeto es parte de ello, crear apropiadamente tus horarios y poner en orden tus prioridades y todo ese tipo de cosas. Eso fue realmente lo que yo necesitaba aprender". -- Brady Henderson


Bruce Arians, Tampa Bay Buccaneers

Primer empleo de fútbol americano: asistente graduado para Virginia Tech en 1975

Lo que aprendió: Jimmy Sharpe, para quien Arians jugó como quarterback en Virginia Tech, le enseñó el poder del positivismo y el impacto que puede tener en la confianza.

"No éramos un buen equipo, pero cada vez que saltábamos al campo, pensábamos que íbamos a ganar. Y había jugado para alguien más que era negativo, y aprendí esa estrategia muy positiva", expresó Arians. "Nos trataba muy, muy duro, junto con [el coordinador defensivo] Charley Pell y [el coach de línea ofensiva] Danny Ford y todos los tipos en ese equipo como asistentes. Tuve suerte de llegar con un montón de tipos que eran coaches de calidad y se convirtieron en head coaches en otros sitios --[el coach de quarterbacks] Nelson Stokley [se convirtió en head coach de Southwestern Louisiana], [asistente] Terry Don Phillips se convirtió en director atlético para Clemson-- simplemente aprendiendo a hacerlo bien".

Sharpe y su grupo de asistentes representaban la filosofía de Bear Bryant de "Trátalos duro y abrázalos después", "No creo que se pueda ser negativo en este juego", acotó Arians. "Es enseñar, no criticar. Es dirigir para ser mejores y estar donde queremos estar, y eso es un campeonato".

¿Y por lo que respecta al cabello? "Ahh, demasiado viento ese día", dijo riendo Arians. -- Jenna Laine


Mike Vrabel, Tennessee Titans

Primer empleo de fútbol americano: coach de linebackers para Ohio State, en 2011

Lo que aprendió: Urban Meyer dijo a Vrabel que era el "head coach" de los linebackers de Ohio State. Esa tarea hizo sentirse a Vrabel empoderado porque era responsable de lo que 14 o 15 chicos hacían sobre el campo y fuera de él, socialmente y académicamente. También ayudó a Vrabel prepararse para depositar responsabilidad en un grupo mayor como head coach de un equipo. Vrabel ahora empodera a sus propios asistentes para que vean sus roles como head coaches de la posición de la cual se encargan.

"Cuando miras tu trabajo así", explicó, "te ayuda a crecer y percatarte de la magnitud de lo que un head coach haría para, en nuestro caso ahora, 90, y en el caso de Ohio State, 105 jugadores. el modo en que enseñas es crítico. Tu grupo de asistentes debe ser una extensión de ti".

Estando en Ohio State, Vrabel aprendió lo importante que era ser un gran maestro, porque muchos de los jugadores con que trabajó eran jóvenes y tenían mucho por aprender. Su enfoque en enseñar los detalles de la posición de linebacker al ser un maestro muy involucrado ha repercutido en cómo dirige en la NFL y lo que espera de sus asistentes. -- Turron Davenport


Jay Gruden, Washington Redskins

Primer empleo de fútbol americano: asistente estudiantil/graduado para la Universidad de Louisville, en 1989

Lo que aprendió: Gruden lo resumió en una palabra: humildad. Es lo que pasa cuando pasas de ser el quarterback estelar que coqueteó con la NFL a ser un asistente de bajo nivel cuyo coach, Howard Schnellenberger, te asigna lavar su auto. Gruden dijo que inmediatamente lo puso en su lugar. Después de todo, un año antes había liderado a los Cardinals a una marca de 8-3 --su primera campaña ganadora en una década-- y finalizó su carrera con 7,024 yardas por pase. Una rodilla lesionada le impidió ser reclutado, así que tomó un empleo sin pago que le daba techo y comida.

"Pasé de ser el quarterback titular, capitán del equipo por dos años seguidos, al trabajo sucio", explicó. "Revisar los toques de queda, editando las cintas, reuniones y poca voz. Pero también seguí estudiando el juego, y jugadas, y conceptos, y cómo atacar defensivas".

Gruden también debió probarse en su primer empleo pagado como coach, en la Arena Football League como coordinador ofensivo para los Nashville Kats en 1997. "Cuando pasas de ser jugador a coach, puede ser un poco difícil", señaló. "Aprendí eso como asistente graduado en Louisville. Todos estaban molestándome todo el tiempo. Pero debes comprender que cuando te pones la gorra de coach, tienes el respeto de los jugadores. Eso es lo más importante: debes ganarte el respeto por lo que sabes de lo que sucede, y por la ética de trabajo. Ese es un paso. Y el segundo paso, es colocarlos en posición para tener éxito". -- John Keim