Te presentamos un vistazo 360° de una escapada por tierra de Lamar Jackson

OWINGS MILLS -- Los coordinadores defensivos pasan noches sin dormir intentando descifrar cómo detener a Lamar Jackson, ya sea enviando una carga, asignándole un espía o idear un ajuste especial para ponerle el alto al elusivo quarterback de los Baltimore Ravens.

Funciona a la perfección, donde los defensivos tienen a Jackson en su mira y una captura es el resultado inevitable. Ahí es cuando Jackson se sale del libreto y empieza la jugada más emocionante de la NFL. Una vez que escapa del bolsillo, Jackson convierte a la NFL en un juego callejero y es el chico más malo de la cuadra. Engaña a los mejores atletas en el deporte de tal manera que se colapsan al suelo, creando GIFs instantáneos y humillantes. Si crees que va a correr el balón solamente cuando la jugada original se descompone, Jackson atrae a los defensivos hacia él antes de soltar un pase 50 yardas campo abajo.

¿Cómo se pueden los equipos preparar para lo inesperado con Jackson?

"Jugando Madden", dijo el coordinador defensivo de los Cleveland Browns, Steve Wilks. "Este chico es extremadamente dinámico, puede hacer jugadas cuando crees que no existe una jugada para hacer. Simplemente es Houdini, supongo".

Jackson es un código de trampa de fútbol americano. Lidera a la liga en yardas terrestres por escapadas, con 262 --88 más que cualquier otro jugador-- que consigue girando, evitando, y cortando camino entre las defensivas. Pero también puede lastimar a los equipos con su brazo, habiendo producido tres pases de touchdown lanzando en movimiento (ranqueando solamente detrás de Russell Wilson, Philip Rivers y Jacoby Brissett).

Para sus compañeros, las habilidades de improvisación de Jackson pueden llevar a la emoción, la confusión, y en ocasiones, a extrañas colisiones. Para los defensivos, es una mezcla de frustración, juegos mentales y admiración.

El ala defensiva de los Seattle Seahawks, Jadeveon Clowney, dijo que siempre había querido jugar en contra del ex quarterback de los Atlanta Falcons, Michael Vick, y ahora puede decir que ha enfrentado a una versión de nueva era de él. Otros creen que no se puede comparar a Jackson con nadie.

"Es uno de uno", dijo el linebacker de los Seahawks, Bobby Wagner. "Ves que es especial, algunas de las jugadas donde correr a toda velocidad y se detiene en un palmo para dejar pasar al defensivo. Sabías que íbamos a tener las manos llenas tratando de contenerlo".

Aquí ofrecemos un vistazo de 360° de Jackson en acción:

LINIEROS OFENSIVOS

Cuando los linieros ven corriendo a Jackson, se les enseña que deben sostener su bloqueo hasta que suene el silbato. Tiene sus detalles, sin embargo.

Los linieros no pueden correr campo arriba de inmediato, por si Jackson decide lanzar el ovoide. Pero también desean aportar un bloqueo sobre un linebacker o back defensivo si le puede dar a Jackson más espacio para correr.

El consejo que les brindan va más allá de la vista.

"Cuando sienten una brisa recorrerles, entonces dicen, 'Ey, vamos. Debemos seguir esa brisa'", dijo el coach de línea ofensiva, Joe D'Alessandris.

En general, ha funcionado. Los Ravens han sido penalizados solamente dos veces por hombre inelegible campo abajo.

Ha habido ocasiones en que la brisa les ha seguido. Frente a los Arizona Cardinals, Jackson vio a una enorme apertura en medio del campo tan pronto como retrocedió en tercera y 20. Corrió tan rápido que accidentalmente chocó con la espalda del centro Matt Skura antes de quebrar hacia afuera, donde se deshizo del intento de tacleada de un defensivo de Arizona y esquivó a otro para ganancia de 19 yardas.

"Simplemente le dejas hacer lo suyo. Es el modo más sencillo de decirlo", dijo el guardia de Pro Bowl, Marshal Yanda. "No hay comentario mágico. En el calor del momento, solo estamos jugando fútbol americano".

ALAS CERRADAS

Mark Andrews posee una conexión especial con Jackson.

Con 446 yardas y tres touchdowns en recepciones, Andrews lidera a los Ravens en ambas categorías.

Su relación se muestra más cuando el quarterback de segundo año está extendiendo la jugada.

Frente a los Kansas City Chiefs, Andrews intentó obtener la atención de Jackson cuando estaba descubierto en la zona final, y lanzó los brazos al aire. Jackson, no obstante, sintió que había cruzado la línea de golpeo y respondió lanzando las manos al aire mientras corría.

Los Ravens convirtieron esa cuarta y 3 en la zona roja, y obtuvieron un aprecio nuevo por esa clase de comunicación de otro nivel.

"Sabía qué sucedía", dijo Andrews. "Como que le di ese pequeño 'Vamos', y el como que me respondió con un 'Yo me encargo'. Es loco pensar en ello. Es como si lo pudiera ver en mi cabeza en cámara lenta. El juego se va ralentizando así".

RECEPTORES ABIERTOS

Jackson sigue mostrando mejoría como pasador, y está progresando mucho cuando lanza en movimiento. Su índice de pasador de 95.6 afuera del bolsillo es más alto que las marcas de Aaron Rodgers, Carson Wentz y Deshaun Watson.

Se ha predicado a los receptores abiertos de Baltimore que corran sus rutas de salida cuando Jackson va en movimiento.

"Cuando lo veo [dejar el bolsillo], simplemente me echo a correr a las diagonales", dijo el receptor abierto Willie Snead IV. "Cuando sentimos que escapa, nos dirigimos a un área abierta o metemos en ritmo con Lamar, dependiendo en la dirección que toma".

En Seattle, Jackson botó la jugada hacia afuera luego de que Clowney cerrara la orilla. Con todos los ojos sobre Jackson, tiró un pase de 50 yardas con la pura muñeca al receptor abierto Miles Boykin, quien tenía cobertura uno a uno campo abajo.

"Entendimos que su talento en el brazo era mejor de lo que pensaba la gente a nivel nacional, o lo que pensaron los críticos", dijo el head coach de los Ravens, John Harbaugh. "Por eso le reclutamos como quarterback. Sabíamos que podía lanzar. Pero toma tiempo en esta liga para desarrollar un poco en cualquier área. Y te puede lastimar lanzando".

CORREDORES

En sus primeras ocho campañas en la NFL, el corredor Mark Ingram jugó con Drew Brees, el prototípico pasador de bolsillo. Ir al otro extremo con Jackson ha conducido a algunos momentos caóticos.

En Pittsburgh, Ingram estaba corriendo campo arriba para convertirse en blanco para Jackson, antes de convertirse en un obstáculo. Jackson decidió correr y colisionó con Ingram.

"A veces está corriendo, y todos estamos pensando, '¿Bloqueamos? ¿Intentamos desmarcarnos?'", explicó Ingram. "Intentas estar allí para él, pero está haciendo cosas muy locas".

Jackson puede rebasar a la mayoría de corredores. ha sido cronometrado a 20 millas por hora en una jugada terrestre de esta temporada, lo que es más rápido que los tres corredores mejor pagados en la NFL en Todd Gurley (19.5), Ezekiel Elliott (19.3) y Le'Veon Bell (17), de acuerdo a Next Gen Stats.

Jackson también es tan elusivo como cualquier corredor de la liga. El portal de los Ravens juntó algunos de los mejores movimientos de Jackson tras los primeros siete partidos, y totalizó 17 cortes en un clip de 90 segundos.

Las 1,132 yardas terrestres luego de 114 inicios superan lo logrado por seis corredores del Salón de la Fama en el mismo lapso: Terrell Davis (1,117), LaDainian Tomlinson (1,053), Marcus Allen (1,043), Emmitt Smith (901), Thurman Thomas (854) y John Riggins (769).

"No sé cómo lo hace, pero hombre, es una bestia", señaló Ingram. "Siento que será el más grande algún día".

QUARTERBACK

Para Jackson, las carreras no siempre deben resultar en touchdowns para cambiar el momento de los partidos. Regularmente convierte lo que deben ser capturas en primeros intentos.

En Seattle, muchos quarterbacks se hubieran desplomado por lo que hubiera sido una pérdida de 10 yardas cuando un back defensivo en carga penetró sin bloqueo por la orilla. En lugar de eso, Jackson no solamente se quitó a ese back defensivo, quien ya estaba cerrando a toda velocidad, pero a otros dos defensivos de los Seahawks, para una ganancia de 28 yardas.

"Simplemente trato de moverme. No ser capturado", dijo Jackson. "Estoy protegiendo el balón, tratando de hacer una jugada positiva de la nada".

Las escapadas de Jackson son uno de los motivos principales por los que ranquea en el Top-10 en yardas terrestres (82.3 yardas por partido). Si puede correr para 100 yardas en contra de New England, se convertiría en el primero corredor en la historia de la NFL en registrar tres partidos consecutivos de 100 yardas terrestres, según el Elias Sports Bureau.

Cuando se le preguntó qué pasa por su cabeza cuando ve a un defensivo en campo abierto, Jackson dijo, "No quiero delatarlo. Solo soy yo. En el uno a uno, o intento obtener el primer intento o voy a anotar. Nueve veces de cada 10, intento anotar si decido correr".

DEFENSIVAS OPUESTAS

Luego de enfrentar a Jackson, la respuesta común de las defensivas es que es más rápido de lo que luce en las cintas de video. Pero el impresionante balance y anticipación cuando va maniobrando entre los tacleadores en campo abierto son también difíciles de cuantificar.

En Kansas City, Jackson fue una pandilla de una persona cuando anotó un touchdown de 9 yardas. Superó al ala defensiva de los Chiefs, Emmanuel Ogbah, para doblar la esquina derecha, se sacó con un movimiento al back defensivo Tyrann Mathieu, y giró para evitar al safety Daniel Sorensen, alcanzado las diagonales.

"Es engañoso porque, en tu mente, piensas que es elusivo y que quizás debes arriesgarte y lanzarte hacia él", admitió Mathieu. "incluso con esa jugada y yo en particular, me ves aproximándome y él espera a que me lance, para poder ponerse en posición de hacer ese movimiento. Es lo que hace. Por eso es importante que los chicos corran hacia el ovoide. Es así de bueno. Hará que falle el primero".

Las 262 yardas en escapatorias de Jackson son la tercera mayor cantidad en los primeros siete partidos para un equipo desde que ESPN comenzó a registrar ese tipo de jugadas en el 2006. Solamente Vick (393 yardas en 2011) y Robert Griffin III (289 en 2012) tuvieron más.

"Es la cosa más frustrante para una defensiva", dijo el head coach de los Cincinnati Bengals, Zac Taylor. "Tienes cubierta una jugada, y es un atleta de élite. Hemos jugado contra algunos buenos atletas. Es uno de los más raros que he visto en persona. Simplemente una pequeña ranura y obtiene 30 yardas en contra de ti".

El domingo por la noche, Jackson enfrenta a la mejor defensiva de la liga en los New England Patriots.

Desde el 2001, dos quarterbacks han corrido para más de 65 yardas frente a una defensiva de Bill Belichick. Jackson podría tener una ventaja. De acuerdo a métricas de cobertura de pase de ESPN, New England emplea cobertura personal más que nadie en la NFL (70 por ciento de las oportunidades). Se trata de una defensiva que permite la menor cantidad de yardas en la liga, 3.7, por cada jugada de pase. Jackson está promediando 13.2 yardas por escapatoria en contra de defensiva personal, y 7.8 contra la zona. Los Patriots también han permitido la segunda mayor cantidad en yardas por tierra en escapatorias en los últimos 10 años.

"Sí, es muy rápido y definitivamente un tipo difícil de frenar", dijo Belichick. "Muchas veces, solamente rebasa a la gente. Digo, tiene buenos movimientos, también. No digo eso, simplemente digo que a veces simplemente supera a la gente con su velocidad. Alcanzarlo es un tema, especialmente cuando se queda con el ovoide. Muchas veces, corre contra un ala defensiva y ellos simplemente no son suficientemente rápidos. Lo tienen, pero no lo tienen. Es un problema. Definitivamente, es un problema".

Información de Adam Teicher y Mike Reiss fue utilizada en la redacción de esta nota.