Eagles deciden no ejercer opción del safety Malcolm Jenkins para 2020

PHILADELPHIA -- Los Eagles informaron que no ejercerán la opción para la temporada 2020 del safety Malcolm Jenkins, lo que marca la salida de uno de los jugadores más importantes en la historia de la franquicia.

“Malcolm Jenkins ha sido un jugador fantástico para nosotros y estamos orgullosos de todo lo que ha logrado dentro y fuera del campo durante su estancia en Philadelphia”, dijo el equipo en un comunicado. “Malcolm fue un gran compañero y líder, así como uno de los jugadores más confiables y duros que ha jugado en nuestra ciudad.

“Luego de una profunda discusión con Malcolm y su agente, Ben Dogra, ambas partes acordamos la difícil decisión de dar vuelta a la página en lo que fue una increíble relación de seis años. Le deseamos a Malcolm y a su familia todo lo mejor en su siguiente oportunidad”, agregó el equipo.

Los Eagles tenían hasta el miércoles para ejercer la opción, la cual le hubiera pagado al safety $7.6 millones en 2020. Jenkins dejó en claro en enero que quería un aumento salarial y que no jugaría en Philadelphia bajo los términos de su actual contrato.

“No regresaré con el mismo acuerdo. Eso no sucederá”, dijo Jenkins cuando los jugadores de los Eagles limpiaban sus vestidores tras caer en Playoffs ante los Seattle Seahawks en enero.

Jenkins, de 32 años, busca un acuerdo en línea con el de jugadores en su posición, incluso si su edad le impide obtener un acuerdo millonario. El mercado de safeties ha cambiado considerablemente las últimas dos campañas, con los jugadores mejor pagados con un promedio de poco más de $14 millones de sueldo anual.

La posición de Jenkins ha sido conocida por casi un año, pero no logró concretar un nuevo arreglo con los Eagles, que buscan rejuvenecer su roster en el actual receso de temporada. El martes, el equipo recontrató al esquinero Jalen Mills con un acuerdo por un año valuado en $5 millones con la intención de moverlo a la posición de safety, de acuerdo a Josina Anderson de ESPN.

Jenkins, tres veces seleccionado al Pro Bowl, fue el líder indiscutible del equipo que ganó el primer Super Bowl en la historia de la franquicia en 2017. No perdió ningún partido durante sus seis años con los Eagles.

Terminó en 2019 con ocho pases desviados, cuatro balones sueltos forzados y 2.5 capturas al jugar por todo el campo en el esquema del coordinador defensivo Jim Schwartz.