¿Qué aprendió en la NASA el quarterback y científico espacial Josh Dobbs?

JACKSONVILLE -- El futbol americano no es ciencia espacial.

Pero según Josh Dobbs, mariscal de campo de los Jacksonville Jaguars, está mucho más cerca de lo que crees.

Dobbs pasó un mes en prácticas externas de la NFLPA (Asociación de Jugadores de la NFL) en el Centro Espacial Kennedy de la NASA a principios de este año, y mientras absorbió el conocimiento técnico y se sorprendió de los saltos innovadores que suceden todos los días, también vio cosas que se correlacionaban directamente con su deporte.

Mientras observaba una simulación en vivo del proceso de carga de un cohete con propulsor, Dobbs dijo que estaba impresionado por las complejidades del trabajo en equipo requerido para una sola parte de la totalidad necesaria para lanzar un cohete al espacio. Eso no es diferente al proceso requerido para ejecutar una jugada por tierra en el futbol americano, dijo Dobbs, a una escala significativamente mayor, por supuesto.

"Estás en esta gran sala amplia con cientos de monitores, y las personas con las que estaba en instrumentación ocupan los cinco monitores a la derecha", dijo Dobbs. "Todos los demás están trabajando en un subsistema completamente diferente de este cohete, y todo el mundo tiene que estar inmerso en lo que le corresponde para que el cohete se lance, para que tengan luz verde para el lanzamiento. Así que poder sentarse allí y ver, OK, esto se correlaciona muchísimo con el futbol americano... Tienes 53 personas, pero todos son diferentes. Y aun así todo el mundo tiene que entender su posición y cómo afecta el panorama general para que algo tan pequeño como una jugada sea efectiva y luego para que el equipo gane.

"Ver la dinámica, y es bueno verla no en tu mundo cotidiano de futbol americano. Tienes la posibilidad de verla desde otra perspectiva, por lo que eres capaz de reconectar tu mente para poder aplicar esos conceptos al mundo del futbol americano".

Tiene sentido que Dobbs pueda encontrar una manera de correlacionar el futbol americano con tratar de lanzar un cohete al espacio porque, bueno, es un verdadero científico de cohetes. Se graduó de Tennessee en el 2017 con un título en ingeniería aeroespacial --con un promedio perfecto-- y es por eso que terminó pasando febrero en el Centro Espacial Kennedy cerca de Cabo Cañaveral, Florida.

Dobbs estaba planeando unas prácticas externas de la NFLPA en el Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland, en el 2018, pero el cierre del gobierno y las liberaciones como resultado en enero del 2018 eliminaron ese plan. Scott Colloredo, un graduado de Tennessee y subdirector de ingeniería en el Centro Espacial Kennedy, se puso en contacto con Dobbs a través de LinkedIn y le preguntó si estaría interesado en ir a Florida. Dobbs aceptó y pasó febrero en la Costa Espacial.

Comenzó en el departamento de instrumentación para el lanzador móvil, una estructura utilizada para soportar un gran vehículo espacial multietapa, pero terminó pasando tiempo en varios otros departamentos, convirtiéndose en una celebridad en el proceso.

"A medida que se dio la noticia de que un ingeniero quarterback de la NFL estaría aquí en la NASA durante ese mes, crecí un poco en popularidad así que diferentes personas de todo el centro espacial me estuvieron jalando [hacia diferentes departamentos]", indicó Dobbs. "Así que pasó de, 'Oye, aquí está la instrumentación, y así se ve' a, 'Aquí hay una visión general de lo que hacemos en el Centro Espacial Kennedy'.

"Fue una experiencia que se inició a partir de un pequeño subconjunto, y creció a medida que avanzaba mi tiempo".

Dobbs dijo que estaba asombrado no sólo por la ingeniería técnica, sino también por la forma en que los ingenieros y científicos se ven obligados a crear nuevas formas de hacer las cosas o hacer que las cosas funcionen de manera más eficiente. Lo llamó increíblemente estimulante y una gran manera de ver los conocimientos prácticos puestos en uso.

"Hay tanta innovación que está sucediendo, y es muy interesante estar alrededor de la gente y los ingenieros allá, aprender y ver lo emocionados que están, pero también ver cómo funciona su mente y ver cómo están abordando los problemas, cómo los resuelven críticamente y aplican sus conceptos de ingeniería que han aprendido", dijo Dobbs.

Dobbs también está muy entusiasmado con la misión Demo-2, que fue pospuesta el miércoles y reprogramada para el sábado, y el programa Artemis. La misión Demo-2 es una asociación con SpaceX y mandará a estadounidenses a la Estación Espacial Internacional por primera vez desde el 2011. El programa Artemis tiene el objetivo de poner a la primera mujer y al siguiente hombre en la luna para el 2024 en preparación para un eventual viaje a Marte.

"Estamos en la cúspide de cambiar la proyección de la exploración espacial", sentenció Dobbs. "Con esta misión de Artemis, si sale según lo planeado, nos verás de vuelta en la luna en los próximos tres o cuatro años; nos verás mandando humanos a Marte en los próximos ocho años, lo cual es inconmensurable. Así que está muy cerca.

"Y no creo que la gente realmente se dé cuenta de lo cerca que está, pero está muy cerca, y con el éxito del cohete de fase uno en el que están trabajando en este momento, será realmente un trampolín para que esa misión esté aún más al alcance. Es emocionante. Realmente es emocionante".

Hay otro miembro de la organización de los Jaguars que también está entusiasmado con ello: el entrenador en jefe Doug Marrone. Sin embargo, él tiene una razón más personal.

"Soy un gran coleccionista de recuerdos", bromeó Marrone. "Hay cosas por ahí que han venido del espacio que están en los sitios de subastas que se van por mucho dinero, ya sabes, así que siempre estoy como, 'Oye, Josh. Te llevan al espacio, amigo, tenemos que hacer esto rentable de alguna manera.'"

Bromas aparte, Marrone dijo que está contento de que Dobbs tuviera la oportunidad de hacer la pasantía para que pudiera tener una idea de lo que quiere hacer cuando su carrera deportiva termine.

"Algunos de estos chicos están haciendo cosas interesantes", expresó Marrone. "Cuando les hablas de ello, es bastante fascinante. Creo que, en estos tiempos, ponemos mucho en los deportes y su capacidad para jugar en el campo, y eso sólo va a durar tanto tiempo. Hay algunas grandes historias con algunos de estos jugadores sobre cómo se están preparando para la vida después del futbol americano, y tenemos un montón de pequeñas historias y la historia de Josh es bastante interesante porque no hay mucha gente que pueda estar donde él está y llegar a hacer lo que está haciendo".

En el campo o en la NASA.