Steelers buscan mantenerse invicto luego de su descanso obligado

Pittsburgh, que viene de su semana libre, recibe a los Eagles en la Semana 5; además Seahawks y Chiefs apuntan a extender sus inicios históricos

Los Pittsburgh Steelers resintieron un daño colateral del brote de COVID-19 al interior de los Tennessee Titans, sufriendo modificaciones en su calendario y preparación de cara al duelo ante los Philadelphia Eagles.

En el papel, no debería ser relevante. Después de todo, los invictos Steelers reciben el domingo a unos Eagles que apenas presumen una victoria y arrastran una amplia baraja de lesiones. Pero el mariscal de campo Ben Roethlisberger, quien reapareció esta campaña tras una ausencia por lesión de 14 encuentros la temporada pasada, teme haber perdido el poco ritmo que había encontrado.

Va a necesitar reencontrarlo rápido.

A pesar de tener una sola victoria, suficiente para catapultarlos al liderato del Este de la Conferencia Nacional, los Eagles llegan el domingo a Pittsburgh armados con la defensiva más agresiva contra los quarterbacks en la NFL.

Philadelphia encabeza a la liga con 17 capturas, un factor a considerar considerando el historial reciente de salud de Roethlisberger. Pero los Eagles también viajan a Pittsburgh por primera vez desde el 2012 plagados de lesiones en su línea ofensiva y cuerpo de receptores.

Las ausencias en Philadelphia representan una pésima noticia para el quarterback Carson Wentz, quien no sólo deberá preocuparse por su protección y los jugadores a los que deberá lanzar el balón, sino por tener enfrente a una defensiva de Pittsburgh que es segunda de la liga en capturas con 15, segunda en yardas permitidas, quinta en puntos admitidos y primera contra la carrera.

Wentz no es el único quarterback que podría pasar problemas el domingo. En cuatro enfrentamientos ante Philadelphia en su carrera, Roethlisberger tiene apenas tres pases de touchdown, tres intercepciones y ha sido capturado en 14 ocasiones. De hecho, en los últimos tres juegos Pittsburgh promedia apenas 8.3 puntos anotados ante Philadelphia, un mal presagio para una ofensiva que no anota al menos 30 puntos desde la Semana 13 de 2018.

Pittsburgh, que no alcanza la postemporada desde el 2017, busca apenas el cuarto inicio de 4-0 en la historia de la franquicia, llegando a playoffs las tres veces previas, donde han ganado dos títulos de Super Bowl.

Las Vegas Raiders (2-2) en Kansas City Chiefs (4-0)

Los Chiefs se convirtieron el lunes pasado en el primer equipo en la historia en iniciar con marca de 4-0 en cuatro años consecutivos. Ahora Patrick Mahomes y los campeones del Super Bowl buscan ponerse 5-0 por tercera ocasión en las últimas cuatro temporadas y de paso extender su dominio reciente sobre sus rivales divisionales.

Kansas City ha ganado 10 de los últimos 11 enfrentamientos ante los Raiders, los cuatro más recientes con Mahomes en los controles. El Jugador MásValioso del Super Bowl tiene 11 pases de touchdown y apenas una intercepción en sus duelos ante el equipo de negro y plata.

Con Mahomes en los controles, los Chiefs promedian poco más de 35 puntos en cuatro duelos ante los Raiders y la versión 2020 de la franquicia que ahora juega en Las Vegas ha permitido al menos 30 unidades en tres de sus cuatro encuentros de la temporada.

El equipo de Jon Gruden no solo se ha visto lastrado por el pobre desempeño de su equipo, sino por un calendario brutal, los Chiefs representan su cuarto rival consecutivo que apareció en playoffs la temporada pasada.

Minnesota Vikings (1-3) en Seattle Seahawks (4-0)

Luego de un cuarto de temporada, Russell Wilson se ha posicionado como el favorito para ganar el premio a Jugador Más Valioso de la NFL al llevar a los Seahawks apenas a su segundo inicio 4-0 en la historia de la franquicia. La última vez que Seattle inició con marcha perfecta después de cuatro encuentros fue en el 2013, cuando ganó su único Super Bowl.

Ahora, Wilson intentará hacer lo que nunca se ha visto en la Ciudad Esmeralda, un inicio de 5-0. Con 16 pases de touchdown por una intercepción y al frente del segundo mejor ataque de la liga, las apuestas están a su favor.

Sin embargo, enfrente tienen a unos Vikings que vienen de su primer triunfo de la campaña a pesar de que su defensiva se mantiene como una de las peores de la NFL. Siempre una mala noticia cuando se tiene a Wilson enfrente.

Pero Minnesota también busca aprovechar el hecho de que Seattle tiene la peor defensiva contra el pase, no contará con el profundo estelar Jamal Adams y que la producción del quarterback Kirk Cousins y sus receptores --el veterano Adam Thielen y el novato Justin Jefferson-- ha ido en franco ascenso.

Seattle ha ganado los últimos cinco enfrentamientos entre ambos, y con la tercera mejor defensiva contra la carrera podría resultar en una aduana complicada para un equipo que busca primero establecer el ataque terrestre con el corredor estelar Dalvin Cook a fin de facilitarle el trabajo a Cousins.

ASÍ SE JUGARÁ LA SEMANA 5

La Semana 5 comenzó el jueves, con el triunfo de los Chicago Bears, 20-19 sobre los Tampa Bay Buccaneers. Nick Foles, ahora con Chicago (4-1), venció a Tom Brady, quien ahora juega para Tampa Bay (3-2), tal como lo hizo en el Super Bowl LII, en el que Philadelphia venció a los New England Patriots.

La acción continúa el domingo con los siguientes encuentros: Carolina Panthers (2-2) en Atlanta Falcons (0-4); Cincinnati Bengals (1-2-1) en Baltimore Ravens (3-1); Jacksonville Jaguars (1-3) en Houston Texans (0-4); Arizona Cardinals (2-2) en New York Jets (0-4); Los Angeles Rams (3-1) en Washington (1-3); Miami Dolphins (1-3) en San Francisco 49ers (2-2); Indianapolis Colts (3-1) en Cleveland Browns (3-1); y New York Giants (0-4) en Dallas Cowboys (1-3).

Los duelos de Denver Broncos (1-3) en New England (2-2) y Buffalo Bills (4-0) en Tennessee Titans (3-0) se movieron a lunes por la tarde y martes por la noche, respectivamente, debido a los casos de COVID-19 en jugadores de ambos Titans y Patriots.

En "Monday Night Football", Los Angeles Chargers (1-3) visitan a los New Orleans Saints, un encuentro que podría sufrir un cambio de sede debido al posible impacto del huracán Delta en las costas de Louisiana durante el fin de semana.

Descansan los Detroit Lions (1-3) y Green Bay Packers (4-0).