¿Qué significa cada jersey en la carrera de Tom Brady?

Desde niño, como fan, hasta convertirse en ícono de la NFL, Tom Brady nos comparte qué significado tiene cada jersey en su carrera

TAMPA -- Cada jersey que el ahora quarterback de los Tampa Bay Buccaneers, Tom Brady, ha portado en sus 43 años tiene un significado, no solamente el en su brillante carrera profesional de 21 años que ha incluyó seis títulos de Super Bowl con los New England Patriots, pero su tiempo como fanático en el área de la Bahía de San Francisco, sus años de preparatoria para la Junipero Serra High School, y su tiempo en Michigan.

Fue el portar el jersey de Joe Montana el que ayudó a hacer despegar su sueño de jugar en la NFL, y en su jersey de Serra comenzó a cultivar su talento. En el azul de Michigan, aprendió a cavar profundo, y en los colores de los Patriots aprendió a aprovechar el momento --uno que no le fue dado sino debió ser ganado--. Y ahora, en su nuevo jersey de los Buccaneers, ha aprendido lo que significa empezar de nuevo.

ESPN charló con Brady, como parte de su nueva sociedad con Fanatics Authentic, la división de memorabilia y coleccionables para Fanatics. En esta entrevista exclusiva, Brady habló acerca de su viaje desde aficionado al fútbol americano a ícono, y el significado y lecciones que aprendió durante cada uno de esos capítulos de su vida.

Has portado tantos jerseys a lo largo de los años, desde el momento en que comenzaste a jugar, e incluso cuando eras un aficionado, hasta ahora. Puedo imaginar que hay diferentes sentimientos asociados con cada uno.

Brady: Cuando eres un niño, vas eligiendo a tus equipos, y obviamente es el equipo del lugar donde creces. Yo tuve mis jerseys de los San Francisco 49ers y tuve mis jerseys de los San Francisco Giants. Y después, una vez que entras a la preparatoria, entonces se convierte en una cosa de la escuela para la que juegas, que para mí fue una preparatoria llamada [Junipero] Serra High School, que estaba en el área de la Bahía.

Cuando fui a la escuela en Michigan, era portar cosas de Michigan. Fue menos de los Niners, Giants y más de la escuela a la cual representaba. Y los únicos que he portado desde entonces. Después, estuvieron los de los Patriots que usé por 20 años y ahora de Tampa, los de los Bucs que he utilizado en las últimas seis semanas. Esos adquieren un significado diferente: los equipos que apoyé, y creo que todavía apoyo, pero de hecho estoy jugando para uno, que es ... cuando eres un chico creciendo y nunca sabes a dónde te llevará la vida, pero siento que la transición de fanático a muchos de estos equipos y representando al equipo, ha sido muy diferente, pero todavía es muy emocionante para mí, incluso en este punto de mi vida. Amo usar el jersey de los Bucs, simplemente necesitamos crear algunos recuerdos especiales, ahora.

De regreso a cuando eras un chico, ¿qué significó para ti portar el jersey de tu ídolo, Joe Montana? ¿Qué representaban para ti ese nombre y jersey? ¿Qué recuerdas de esos juegos en Candlestick?

Brady: Él era el tipo. Cuando eres un chico creciendo en el área de la Bahía en los '80s, es al que apoyabas. Mi madre, ella amaba a Joe Montana. Así que, es quien yo quería ser para Halloween. Tuve algunos jerseys geniales. Todos los chicos los tenían. Digo, ellos ganaron Super Bowls. Es lo que te ponías en el domingo de Super Bowl. Tuve tres hermanas, mayores, y siempre teníamos que elegir quién iba a los partidos de fútbol americano --solamente teníamos cuatro entradas-- y de alguna manera siempre convencía a mis hermanas en permitirme ir. Usualmente íbamos yo, mis padres, y una de mis hermanas, Pero simplemente amaba estar en el estacionamiento, portar mi jersey, jugar a las atrapadas antes del juego, y luego ir a ver jugar a los Niners, y obviamente esperabas que ganaran.

What a magical time in my life! Sad to see Candlestick go. #tbt

Posted by Tom Brady on Thursday, February 12, 2015

Esa fue mi niñez. Estaba tan centrada en los deportes ... y con base en los equipos deportivos profesionales, que eran realmente muy buenos en su momento. Cultivó un amor por el deporte del fútbol americano simplemente siendo un aficionado, como muchos chicos. Incluso en los pueblos universitarios --apoyan tanto a sus equipos, cuando ganan, ciertamente los apoyan mucho-- esa es la meta para los atletas profesionales, involucrar a las aficiones, porque es una gran ventaja cuando tienen esa clase de apoyo que siempre esperas tener.

¿Qué significó para ti la primera vez que portaste un jersey con el nombre "Brady"?

Brady: Eso fue grandioso. No sucede mucho en la primaria. Una vez creo que hubo un equipo de estelares en el que jugué, probablemente tenía 12, porque normalmente con los uniformes, te pones el uniforme y al final del año, das de regreso el uniforme y ellos simplemente los lavas, y los meten a una caja en espera del año que viene. Así que, para mi jersey, fue mi primer jersey que pude conservar y le ponían tu nombre... Eso fue grandioso.

Toma un significado distinto, sintiendo que juegas como los profesionales, como si finalmente lo hubieras logrado. Incluso cuando tienes 12 años y juegas en equipos de estelares, te lo ganaste, así que no fue como si solamente te apuntas y juegas. Así que definitivamente es parte del proceso de crecer para los atletas, al tiempo que pasan de ligas tipo "todos participan" a unas donde es más ir alcanzando un cierto nivel en los deportes. Así que es uno de los modos en que ciertamente lo notas.

Uno de tus ex compañeros, David Terrell, me dijo que tu experiencia en Michigan --siendo el séptimo quarterback en el orden-- eso te moldeó. ¿Cuáles fueron tus sentimientos al ponerte el jersey de Michigan?

Brady: Eso fue bastante genial para mí porque fue una dura carrera colegial. Porque era, simplemente, diferente. Quizás cree algunas expectativas no realistas para mí de que simplemente llegaría y sería este jugador, y cuando llega tu tiempo, juegas. Pero la realidad, en el colegial, se gana, no se te regala nada. Y entonces tuve que pelear mucho por la oportunidad de jugar y mantener mi habilidad de ser el quarterback titular, que realmente me ayudó mucho cuando me convertí en profesional. Porque lo sigo visualizando de esa manera.

Todavía siento que mi lugar me lo tengo que ganar, y no se trata de, "Soy esto y lo otro. He hecho esto". Siento como, "No, debo salir allá y ganarme la oportunidad de ser el mejor jugador en jugar para mi equipo". Sé que suena loco, sí. "Oh, ha tenido esta clase de éxito". Pero nada de eso importa este año. Te lo debes ganar todos los años. Debes invertir el trabajo todos los años. Debes tratarlo como si fuera el primer año todos los años. Debes ganarte el respeto todos los años. El trabajo nunca se detiene.

Y no sé qué otro aspecto de la vida debe funcionar así. No funciona así con tus hijos. No funciona así en las relaciones. No funciona así en los negocios. No se puede simplemente enviarlo a distancia y decir, "Bueno, lo hice bastante bien hace tres años". Es como, "No, debo hacerlo así todos los años". Cuando tienes esa clase de estrategia, creo que te beneficia, porque no muchas personas lo están viendo así. Muchos otros sienten, "Oh, porque esto es lo que he hecho, esto es lo que debo seguir recibiendo". Pero la vida no funciona así.

Hablando de trabajar como si fuera tu primer año, tú dijiste a Robert Kraft como novato en el 2000 después de que te reclutó, "No te arrepentirás de haberme seleccionado". ¿Qué te dio ese nivel de confianza la primera vez que te pusiste un jersey de los Patriots?

Brady: Básicamente fue como, "Me elegiste, no te voy a decepcionar. Y voy a cerciorarme de ser una gran elección para ti". Él lo apreció. Y espero haber cumplido con eso ... Creo que lo que sucede con jugadores que intentar llegar al siguiente nivel es que nunca transición de ser amateur al profesional; lo que viene con el profesional: los hábitos diarios, la toma de decisiones. Cuando eres un chico, cuando eres un amateur, es un nivel diferente de expectativa, es un nivel diferente de compromiso, es un nivel diferente de disciplina, un nivel diferente de determinación. Cuando te conviertes en un profesional, depende de ti. Porque es tú trabajo hacerlo y aprovechar la oportunidad, en lugar de depender de alguien más que te brinde la oportunidad.

Pienso que es donde fracasan la mayoría de atletas, no entender eso. Veo a muchos tipos que son los más talentosos y que nunca aprendieron esas lecciones. Y al final, se convierte en algo muy decepcionante porque logran menos del nivel que podría ser su potencial. Pero, a menudo miramos al aspecto físico y determinaos las expectativas, en lugar de mirar al aspecto mental para desarrollar una expectativa.

Cuando se combina el físico con el mental, es cuando realmente consigues jugadores únicos, los que dicen, "Vaya, sé que tengo habilidad física, pero voy a trabajar tan duro como pueda y mejorar, hacer esto parte de mi vida, mi estilo de vida, y no dejaré que nadie se entrometa hacia mis metas. Voy a priorizarlo y tomar grandes decisiones con respecto a lo que deseo conseguir en mi carrera". Así que a menudo miras a este cuerpo físico y piensas, "Vaya, este chico tiene todo el potencial". Pero no ni no ha desarrollado el mental y emocional. Si no desarrollas los aspectos mentales y emocionales de tu mente y cuerpo, al final, siempre te quedarás corto.

¿Qué hay con la primera ocasión en que te pusiste un jersey de los Bucs? Es una temporada de cambio para ti, y el cambio puede ser atemorizante, hacer algo nuevo por primera ocasión a los 43.

Brady: La primera ocasión que lo hice fue para una sesión de fotos, algo promocional para los Bucs. Sí diré que me tomó un tiempo acostumbrarme. La primera vez que salí a entrenar con un jersey de otro color, fue como, "Oh, vaya, esto es diferente".

Pero ahora que han pasado seis semanas, se siente normal, y se siente como, "Sí, es lo que siempre ha sido. Es lo que siempre he hecho". Me alisto para salir allá, entrenar y quiero salir allá a hacer un gran trabajo. Así que ahora diría, después de algo de tiempo, simplemente se siente como, "Es lo que hago". Se siente grandioso. Desearía estar 5-0 en este punto, pero no, no nos lo hemos ganado. La temporada será lo que hagamos de ella. Cada vez que lo porte, voy a salir allá a romperme el lomo para tratar de ganar partidos.