Cinco al alza y cinco a la baja; el ranking de quarterbacks de la Semana 6

¿Quiénes fueron los quarterbacks más destacados, para bien o para mal, en la Semana 6?

Un atractivo mano a mano con pistoleros de la AFC Sur, y la sorpresiva aparición del líder de la NFL en Total QBR entre los peores de la jornada, sirvieron para marcar la Semana 6.

Además, el subibaja también operó en sentido contrario, con Jimmy G recuperándose de su peor desempeño como quarterback de la NFL para colocarse entre los mejores del pasado domingo.

Cinco quarterbacks al alza

Jimmy Garoppolo, San Francisco 49ers

Una semana después de la peor salida en su carrera, Garoppolo encontró la redención en una victoria divisional decisiva sobre Los Angeles Rams, por 24-16, completando 23 de 33 envíos para 268 yardas con tres touchdowns sin intercepciones, sin admitir captura, y lo más importante, sin necesidad de ser sustituido por un suplente. Garoppolo completó el 69.7 por ciento de sus envíos y promedió un sano 8.12 yardas por intento, aprovechando al máximo el juego terrestre que brindaron en la noche Raheem Mostert, Jerick McKinnon y JaMycal Hasty para San Francisco. Los Niners también volvieron a involucrar mucho a Deebo Samuel en el ataque --aunque Aaron Donald diga que no sabe quién es--, y eso rindió buenos frutos en el triunfo.


Lamar Jackson, Baltimore Ravens

Las expectativas que ha dejado Jackson para su tercera temporada son ridículamente altas, algo así como lo que le sucedió en Louisville después de hacerse con el Heisman. Está claro, su nivel no es igual al del año pasado, pero sigue siendo la razón por la que Baltimore consigue poner puntos en la pizarra. Jackson completó 16 de 27 envíos para 186 yardas con un touchdown sin intercepciones, y corrió el ovoide nueve veces para 108 yardas con otro touchdown, efectivamente sacando el partido de manos de los Philadelphia Eagles hasta que lograron sumar puntos en tiempo basura. Su Total QBR de 86.9 fue el sexto mejor en la jornada, así que no todo está tan mal.


Matt Ryan, Atlanta Falcons

¿Por qué tuvieron que esperar los Falcons hasta el despido de Dan Quinn para ofrecer la clase de actuación que esperábamos desde inicio de año? Ryan lanzó 30 completos de 40 intentos para 371 yardas con cuatro touchdowns sin intercepciones, incluyendo un poco de magia en cuarta oportunidad con Julio Jones, para que Atlanta apaleara a los Vikings por 40-23. Fueron 9.28 yardas en promedio por intento para Ryan, lo que le ayudó a generar un Total QBR de 92.5 y un índice de pasador de 136.6.


Ryan Tannehill, Tennessee Titans

Aclarando de antemano que la Semana 6 no fue precisamente la más pulcra en lo que va de la temporada en términos del juego de los quarterbacks, y que Tannehill apareció en esta lista a pesar de haber lanzado intercepción y perdido balón suelto, destacamos sus 30 completos de 41 intentos para 364 yardas y cuatro touchdowns en un divertido mano a mano con el siguiente pasador de nuestra lista. Va a sonar muy loco lo que estoy a punto de escribir, pero, ¿es momento de considerar a Tannehill entre los candidatos --que no favorito, aclaro-- para llevarse algún voto por ahí como Jugador Más Valioso de la NFL?


Deshaun Watson, Houston Texans

La marca del equipo no necesariamente refleja el desempeño de Watson, pero el pasador de Houston tuvo su mejor salida en lo que va del 2020 ante los Titans, completando 28 de 37 pases para 335 yardas y cuatro touchdowns sin intercepciones, a lo que agregó 26 yardas terrestres en un partido que Tennessee tuvo que sacar en el suplementario. El 138.9 de índice de pasador fue superior al de Tannehill, y el Total QBR de 93.1 fue el segundo más elevado de la jornada.

Cinco quarterbacks a la baja

Teddy Bridgewater, Carolina Panthers

Los Panthers no han encontrado la consistencia que requieren para competir en la NFC Sur, y eso se refleja en el juego de Bridgewater, quien pasó mala tarde ante los Bears en una derrota por 23-16. Bridgewater completó 16 de 29 pases para 216 yardas sin touchdowns y con dos intercepciones, aunque también añadió 48 yardas terrestres en ocho acarreos a su hoja estadística. Fue capturado en cuatro ocasiones, y consiguió marcar un Total QBR de apenas 34.1.


Kirk Cousins, Minnesota Vikings

Una de las grandes críticas de Cousins en sus años finales con Washington, y su primera campaña en Minnesota, fue que sus estadísticas quedaban infladas en tiempo basura. Este domingo, la historia fue parecida. Cousins completó 24 de 36 intentos de pase para 343 yardas con tres touchdowns y tres intercepciones, pero faltando 4:00 minutos en el reloj de juego, Atlanta estaba arriba por 33-7 antes de que Cousins conectara dos tardíos pases de touchdown que maquillaron un poco su pobre desempeño. De hecho, sus tres intercepciones fueron en la primera mitad, la primera de ellas llegando en la primera jugada ofensiva del partido, y las siguientes dos en series consecutivas del final del segundo periodo. El primer pase de anotación de Cousins arribó hasta la marca de 6:25 del tercer cuarto, con los Falcons arriba 23-0. Demasiado poco, demasiado tarde para un pasador cuyo futuro empieza a nublarse en Minnesota.


Joe Flacco, New York Jets

Flacco no fue mucho mejor que Sam Darnold, para sorpresa de absolutamente nadie. Completó únicamente 21 de 44 envíos para 186 yardas sin touchdown contra una intercepción, números que le rindieron un Total QBR raquítico de 11.1, y un índice de pasador de apenas 50 puntos. El robótico Flacco fue capturado en tres ocasiones durante la blanqueada por 24-0, y con un promedio de 4.2 yardas por intento de pase, brinda mayor evidencia de las serias carencias de Adam Gase para implementar un sistema ofensivo funcional de NFL.


Baker Mayfield, Cleveland Browns

Nadie vivió una tarde más complicada que la de Mayfield en Heinz Field, con apenas 10 completos de 18 intentos para 119 yardas con un touchdown y dos intercepciones. Su Total QBR fue el más bajo de la Semana 6, un 5.5, y fue capturado en cuatro ocasiones, recibiendo además una cuota alta de castigo corporal por parte de los Pittsburgh Steelers en la paliza por 38-7. Los Browns fueron severamente maltratados a ambos lados del balón, comenzando con el juego en las trincheras, y eso necesariamente influye negativamente en el juego de cualquier pasador.


Aaron Rodgers, Green Bay Packers

Estamos acostumbrados a ver a Rodgers del otro lado de la escala, pero el domingo ciertamente no fue su tarde. Rodgers tiró dos malas intercepciones temprano en el juego que Tampa Bay convirtió en 14 puntos de inmediato, y el quarterback de Green Bay jamás encontró el ritmo después de eso. Completó 16 de 35 pases para 160 yardas sin touchdown, y fue golpeado con una frecuencia alta, particularmente después de que perdiera a su tackle izquierdo, David Bakhtiari, por lesión. Es de notarse que hubo muy poca sincronía con Davante Adams, también, y todo eso contribuyó a un mísero Total QBR de 17.8 para para quien, con un 86.1 en el año, todavía lidera a la liga en este rubro.