¿The last dance?

Es alta la probabilidad de que el enfrentamiento entre Tom Brady y Drew Brees de este domingo represente la última ocasión que choquen en la historia

El Tom Brady contra Drew Brees de este domingo es muy probable que sea el último de la historia. Esta tarde, cuando los futuros residentes de Canton, Ohio se vean las caras, sus edades acumuladas serán 85 años, jamás se había presentado un total semejante para un partido de postemporada. Lo más cruel es que uno de los dos se quedará en el camino y es muy posible que sea la última vez que se enfrenten.

Brees parece más cercano al retiro que Brady. Apenas este viernes cumplió 42 años de edad. En esta temporada le fracturaron once costillas y le lesionaron un pulmón. ¿Se pueden imaginar lo doloroso que habrá sido, y las conversaciones que habrá tenido a nivel familiar con su esposa e hijos? Dinero no le falta, trabajo después del retiro tampoco (tiene un acuerdo con NBC para incorporarse como analista cuando él lo decida), fama y gloria deportiva las tiene, récords también. Todo tiene que ver con la búsqueda frenética de lograr un segundo anillo de Super Bowl.

¿Recuerdan a Peyton Manning en esa última temporada con Denver? Caso semejante al de Brees. Lo tenía todo, salvo el un segundo campeonato. Aquel triunfo en el Súper Bowl 50 valió más que otros diez récords, lo elevó sin discusión al nivel de los cinco mejores de la historia. Brees necesita lo mismo.

Los Saints han tenido equipos con potencial para ganar el Súper Bowl los últimos cuatro años. La ventana sigue abierta, normalmente no lo está tanto tiempo. ¿Recuerdan cómo han sido eliminados? En la última jugada de cada partido de playoff. Una vez fue el milagro de Minneapolis, al año siguiente en tiempo extra contra los Rams, y después también en prórroga pero en casa ante los Vikings. A Brees le ha faltado estar en la estatura que le conocemos en esos tres juegos, en ninguno de ellos lanzó para más de 300 yardas y sufrió 4 intercepciones en total.

Brady se ve con cuerda para otro rato. La próxima temporada la puede jugar tranquilamente con 44 años encima. De Brees es de quien dudo y es lo que me hace pensar que puede ser “el último baile”. De ser así, ¡qué sea memorable!