49ers recibieron ayuda urgente para revitalizar su juego terrestre

Usualmente, los 49ers son un equipo que enfatiza un juego terrestre dinámico con múltiples opciones de personal, y en el receso de temporada han tomado medidas importantes para revitalizarlo

SANTA CLARA -- En varios momentos previo al pasado Draft 2021 de la NFL, el head coach de los San Francisco 49ers, Kyle Shanahan, se encontró en la mira del experimentado coach de corredores, Bobby Turner.

Con Shanahan profundamente ocupado en su estudio de los quarterbacks más codiciados del draft, no hubo mucho tiempo para dedicar a Turner.

"Bobby ha estado sensible recientemente porque no he hablado con él tanto, según dice, en el último mes porque he estado tanto tiempo en la sala de draft y él viene con cosas de corredores y eso", dijo Shanahan, riendo, después del draft. "Así que, nos juntamos un largo día, y me sigue hablando de cuánto he cambiado porque ya no voy tanto a su oficina".

Aunque no fue necesariamente pensado como un ramo de olivo para Turner, Shanahan lo compensó con creces, con el modo en que resultó el draft de la NFL. San Francisco gastó selecciones de tercera y sexta ronda en los corredores Trey Sermon y Elijah Mitchell, y usó selecciones de segunda y quinta ronda en los guardias Aaron Banks y Jaylon Moore.

Incluso Trey Lance, el quarterback seleccionado por los 49ers tercero global, aporta habilidad para correr a un equipo que no ha contado con uno así bajo centro desde que Shanahan arribara en el 2017.

Los 49ers --un equipo que enfatiza un juego terrestre dinámico con múltiples opciones de personal-- lo necesitaban. El puesto N° 15 del año pasado en yardas terrestres y N° 16 en yardas por acarreo no fueron suficientemente buenos. Esos números representaron una caída desde los lugares segundo y noveno, respectivamente, en el 2019. No es coincidencia, entonces. que el récord de los 49ers sufrió una caída similar, de un 13-3 en el 2019 a un 6-10 en el 2020.

Una racha de lesiones resultó en que los Niners finalizaran la campaña con cuatro corredores diferentes iniciando partidos, y un quinto sumando 39 acarreos detrás de una línea ofensiva que debió recurrir a nueve jugadores diferentes iniciando al menos tres partidos.

"El modo en que ejecutamos la ofensiva, quiero siempre estar en una situación donde debes estar 50-50 [como defensiva, defendiendo carrera y pase]", dijo Shanahan. "Le quita presión a todos, especialmente al quarterback y a la línea ofensiva. Así que, intentas armar un equipo con el que nunca sientas que debes ser unidimensional. Sé que muchos de los chicos que sumamos en este draft realmente ayudará a eso".

Aunque los 49ers firmaron al corredor veterano Wayne Gallman el 21 de abril, llegaron al draft sin ninguno de sus tres corredores más experimentados con contrato para más allá de la campaña del 2021. Sus dos mejores corredores --Raheem Mostert y Jeff Wilson Jr.-- se perdieron un combinado de 12 encuentros la temporada pasada, por lesiones.

Por ese motivo es que Turner, quien es bien conocido en los círculos de draft por su meticuloso estudio de corredores y compromiso a hablar regularmente con los prospectos que le atraen, estuvo en el teléfono a menudo con un prospecto de segundo día como Sermon.

"Hablé con el coach Turner bastante, de hecho", dijo Sermon. "A lo largo de mi proceso, es probablemente el coach con el que más hablé. Así que, a lo largo del tiempo, fui capaz realmente de familiarizarme con él y construir una gran relación".

Esa relación ya ha tomado un significado mayor al esperado. Wilson sufrió un desgarro en el menisco parado en su casillero dentro del vestidor durante el programa de temporada baja, una lesión que se espera le cueste de cuatro a seis meses. Mostert también lidió con temas de rodilla que limitaron su trabajo en las actividades organizadas del equipo. Esas ausencias rápidamente se tradujeron en un rol expandido para Sermon, quien impresionó durante las actividades organizadas del equipo, particularmente atrapando pases desde el backfield.

"Trey ha estado grandioso", dijo Shanahan. "Cada semana ha recibido más y más repeticiones conforme bajamos la intensidad con Raheem, un poco, en el último par de semanas. Eso le ha dado más oportunidades".

Mitchell, quien dijo le gusta basar su juego en Alvin Kamara de los New Orleans Saints, también ha parecido acomodarse bien en la ofensiva y, como Sermon, está cómodo en el juego aéreo, lo que podría ayudarle a hacerse de un rol en un futuro no tan lejano.

Y, si todo eso no es suficiente para recargar al juego terrestre, los Niners podrían contar con el factor-X último en Lance. Después de correr para 1,100 yardas en su única temporada completa de fútbol americano colegial, Lance aporta un elemento nuevo a disposición de Shanahan y el coordinador ofensivo Mike McDaniel.

Lance compiló 485 yardas terrestres en jugadas de 'zone-read' en esa temporada, lo que hubiera liderado a todos los quarterbacks de la FBS de haber jugado el Bison a ese nivel, de acuerdo a datos de ESPN Stats & Information.

Contar con un quarterback con habilidad para correr brinda a Shanahan la oportunidad de crear pareos que pueden presionar a defensivas de modos nuevos, luego de que los pasadores ranquearon N° 29 en yardas terrestres (360) y yardas por acarreo (2.18) desde que Shanahan tomara las riendas en el 2017.

Incluso si Lance es incapaz de destronar a Jimmy Garoppolo como titular, es razonable suponer que Shanahan y McDaniel podrán encontrar modos de usar esas habilidades, mientras tanto.

"Cuando tienes a un tipo que tiene la habilidad por lo que respecta a velocidad y tamaño donde no lo vas a convertir en correr, pero pueden meterlo en ciertas formaciones donde la defensiva sabe que lo vas a correr si no lo respetas, ahora todo es diferente", dijo Shanahan. "Y si alguna vez puedes obtener a un tipo así y convertir al fútbol americano en un juego de 11 contra 11, entonces creo que te encontraste con un tipo que puede cambiar algunas cosas para ti".