El ranking de quarterbacks tras la Semana 1 de la temporada regular

¿Cuáles fueron los pasadores que tendieron al alza, y cuáles a la baja, en la primera jornada de la campaña?

La Semana 1 de la temporada regular del 2021 arrancó con bombo y platillo, y desde luego, los quarterbacks acapararon una buena parte de la atención, como era de esperarse.

A lo largo de los 16 partidos de la jornada inaugural, hubo remontadas memorables, récords de la NFL, marcas personales, y salidas aberrantes por parte de los pasadores de la NFL.

Aquí repasamos a los cinco mejores y cinco peores de la Semana 1, siguiendo --como es costumbre en esta pieza semanal--, un estricto orden alfabético:

Cinco quarterbacks al alza

Teddy Bridgewater, Denver Broncos. Está bien; quizás el rival no fue el de mayor categoría, pero es notable lo eficiente que fue el desempeño de Bridgewater en su debut como quarterback titular de los Broncos. Completó 28 de 36 intentos de pase para 264 yardas con dos touchdowns sin intercepciones. Lideró a la NFL con un Total QBR de 95.7, y solamente el 5.7 por ciento de sus pases fueron imprecisos. Su porcentaje de pases completos de 77.8 por ciento fue el segundo más alto en la jornada. Bridgewater no arriesgó demasiado el ovoide, con un promedio de apenas 7.33 yardas por intento de pase --N° 17 en la NFL--, pero ante los New York Giants, no fue necesario. Después del primer episodio, Bridgewater confirmó su elección como titular como buena decisión en Denver.

Patrick Mahomes, Kansas City Chiefs. Los Chiefs iniciaron su primer juego de la temporada un tanto adormilados, pero Mahomes no tardó demasiado en entrar el calor. El Jugador Más Valioso de la temporada del 2018 completó 27 de 36 envíos para 337 yardas con tres touchdowns y cero intercepciones, además de que sumó una anotación por la vía terrestre. Fue quinto en la Semana 1 con un porcentaje de pases completos del 75 por ciento, y sexto en yardas promedio por intento de pase, con 9.36. los Cleveland Browns dejaron abierta la puerta para la remontada de los Chiefs, y Mahomes no desaprovechó.

Matthew Stafford, Los Angeles Rams. Un par de récords personales en tu primer partido con nuevo equipo siempre deberá considerarse un debut positivo. Ese fue el caso de Stafford, quien nunca había marcado un índice de pasador de 156.1, ni un promedio de 12.3 yardas por intento en ninguno de sus 165 inicios previos con los Detroit Lions. El primero de esos números lideró a la liga en la jornada, y el otro fue el segundo mejor total. Stafford completó 20 de 26 intentos de pase para tres touchdowns sin intercepciones, y se anotó un Total QBR de 89.9 que lo ubicó tercero en la jornada. Se disipó en apenas un partido cualquier interrogante respecto a cuánto podría crecer la ofensiva del head coach Sean McVay con un quarterback más decidido, y capaz, de probar largo.

Russell Wilson, Seattle Seahawks. El pase de touchdown más lindo de la Semana 1 fue una conexión de Wilson a Tyler Lockett de 69 yardas que constituyó apenas uno de sus cuatro envíos anotadores de su jornada. Pero, la actuación de Wilson fue mucho más allá de ese arcoíris tremendo. Marcó el quinto mejor Total QBR de la jornada, un 84.6, y el cuarto mejor promedio de yardas por intento de pase, con 11.04. Por si fuera poco, el pasador de los Seahawks se convirtió en el primer quarterback en lanzar cuatro envíos de touchdown en el partido inaugural de la temporada, por dos años consecutivos.

Jameis Winston, New Orleans Saints. Aunque da la sensación de que Winston es uno de esos quarterbacks que, por la razón que sea, una buena porción de la afición a la NFL desea ver fracasar, habrá que esperar un poco más. No solamente lideró a la liga con cinco pases de anotación, sino que se convirtió en el quarterback con cinco envíos de touchdown en lograron con el menor número de yardas por pase en el juego, con apenas 148. Winston completó 14 de 20 envíos, no lanzó intercepción, y se quedó con el segundo mejor Total QBR de la fecha, 92.5, que junto a Bridgewater fueron los únicos dos en superar los 90puntos en este rubro. Ensalzando todavía más el desempeño de Winston, estuvo el alto contraste con el trabajo del pasador de enfrente en el juego.

Cinco quarterbacks a la baja

Jared Goff, Detroit Lions. La otra cara de la moneda al trueque de pasadores entre Rams y Lions fue Goff, quien en una especie de equilibrio kármico, se ubicó entre los peores cinco quarterbacks de la jornada, lo puesto a Stafford. Goff completó 38 de 57 intentos de pase para 338 yardas con tres touchdowns y una intercepción, un 17.9 por ciento de sus envíos fueron imprecisos, y promedió apenas 5.93 yardas por intento de pase, quedándose N° 27 en ese rubro en la liga, misma posición donde lo colocó su Total QBR de apenas 24.8.

Trevor Lawrence, Jacksonville Jaguars. Los tres quarterbacks novatos que iniciaron partidos en la Semana 1 para sus respectivos equipos salieron con la derrota entre manos, pero ninguno la pasó peor que Lawrence. El novato de los Jags se anotó un Total QBR de 14.2, el segundo más bajo en la Semana 1 y uno de cuatro que no alcanzaron siquiera los 20 puntos. Lawrence completó 28 de 51 intentos de pase, con un porcentaje de pases completos de 54.9 que fue el tercero más bajo de la fecha, y sus envíos viajaron en promedio solamente 6.51 yardas en el aire por intento. Su porcentaje de pases imprecisos de 30.6 por ciento fue el segundo peor en la liga, y resulta curiosa que la pésima tarde del novato llegó sin la necesidad de los Houston Texans de mandar cargas para presionar; Lawrence enfrentó a cinco o más defensivos presionando en cuatro de sus 52 retrocesos de pase. Igualmente, es poco sorpresivo el resultado, en términos estadísticos: los últimos 14 quarterbacks elegidos primero global en el draft han perdido en sus debuts de NFL.

Aaron Rodgers, Green Bay Packers. ¿Cuántas veces ha sucedido que el Jugador Más Valioso reinante de la NFL arranca la temporada siguiente como el peor pasador de la liga? Eso fue justamente lo que le sucedió a Rodgers, quien registró un Total QBR de 10.7, una tasa de pases imprecisos de 33.3 por ciento, y un porcentaje de pases completos de apenas 53.6, todos ellos los peores números en la NFL en cada renglón respectivo. Por si fuera poco, su promedio de yardas por intento de pase de 4.75 fue el segundo peor en la jornada y eso que enfrentó apenas dos cargas en toda la tarde por parte de los Saints. Realmente, es complicado explicar un desempeño tan deplorable de Rodgers. Fueron solamente 15 completos de 28 intentos con dos intercepciones, sin anotación, y 133 yardas por aire para el N° 12 de Green Bay.

Matt Ryan, Atlanta Falcons. Lo de Atlanta frente a los Philadelphia Eagles fue --también-- para olvidarse. Ryan completó 21 de 35 envíos para 164 yardas sin touchdowns ni intercepciones, con una tasa de pases completos de apenas 60 por ciento, y 21.2 por ciento de sus pases siendo imprecisos. Los Falcons solamente caminaron 164 yardas por la vía del brazo de Ryan, dejando en claro que el nuevo head coach Arthur Smith tiene mucho trabajo por delante para hacer de este ataque algo competitivo.

Ryan Tannehill, Tennessee Titans. El número que más resalta de la derrota de los Titans ante los Arizona Cardinals fueron las cinco capturas de Chandler Jones a Ryan Tannehill, quien fue detenido atrás de la línea de golpeo en un intento de pase en seis ocasiones en total. Tannehill marcó un Total QBR de 17.5 --el tercero más bajo de toda la NFL--, producto de 21 de 35 pases completos para 212 yardas con un touchdown y una intercepción. Además, perdió en dos ocasiones el ovoide. Los Cards encontraron rápidamente la fórmula contra Tannehill, y no se despegaron de ella, enviando carga contra el quarterback en 17 ocasiones. Sin un juego terrestres sobre el cual recargarse, el ataque aéreo de Tennessee jamás despegó.

Datos de ESPN Stats & Information y TruMedia fueron utilizados en la redacción de esta nota.