Buccaneers aceptan que han contactado al veterano Richard Sherman

Tampa Bay reconoció que explora opciones después de que el titular Sean Murphy-Bunting sufriera dislocación de codo en la Semana 1

TAMPA -- Una semana después de que los Tampa Bay Buccaneers colocaron al esquinero titular Sean Murphy-Bunting en la lista de reservas lesionados, el head coach Bruce Arians dijo que el gerente general Jason Licht ha contactado al veterano Richard Sherman para conocer su interés.

"Jason lo ha contactado. Debemos ver", dijo Arians el lunes, un día después de que su equipo derrotara a los Atlanta Falcons por 48-25 para mejorar su marca a 2-0. "Tiene otras cosas que le ocupan, también. Simplemente cuestión de, 'Yo dirijo a los que tenemos, y le dejo [a Licht] el resto'. Vamos a explorar otros tipos, también. Pero es cuestión de, 'No, vamos a hablar y veremos, y si es el acomodo ideal, entonces seguiremos adelante con ello".

Los Bucs estarán sin Murphy-Bunting, quien también sirve como el esquinero níquel, por un tiempo indefinido después de sufrir la dislocación de su codo en la Semana 1 frente a los Dallas Cowboys. Se le requiere perderse al menos tres partidos en la lista de reservas lesionados, pero Arians no fijó un plazo para su regreso, solamente rescatando que no necesitará cirugía, según parece.

Su otro titular, Carlton Davis, sufrió un leve tirón en el tendón de la corva el viernes, pero jugó contra Atlanta sin problemas (aunque sí abandonó el partido brevemente luego de que le sacaran el aire), y su tercer esquinero, Jamel Dean, quien alinea por fuera en situaciones de níquel, la ha pasado mal.

Sherman, de 33 años de edad, brindaría experiencia valiosa a uno de los backfields defensivos más jóvenes de la liga, además de ser un seguro, algo que ha sido problema para la defensiva después de dos partidos este año, Esquemáticamente, sin embargo, es un esquinero de perímetro, por lo que el equipo seguiría empleando a Ross Cockrell en situaciones de nickelback, así como al safety Mike Edwards, quien jugó 19 oportunidades como níquel el domingo, con una conduciendo a un regreso de touchdown.

Sherman tiene problemas legales con los que sigue lidiando, no obstante. Fue arrestado en julio en conexión con un incidente en la casa de los padres de su esposa, en Redmond, Washington, y se le levantaron cinco cargos menores, incluyendo dos por violencia doméstica --invasión criminal de segundo grado y conducta maliciosa de tercer grado-- así como resistirse al arresto, conducir bajo el influjo, y poner en riesgo a los trabajadores de caminos.

Sherman se declaró no culpable a los cinco cargos, y dijo en un comunicado vía Twitter que se sentía "profundamente arrepentido" por sus acciones, y que se comportó "de una manera que no me enorgullece".

En febrero, fiscales del Condado de King y el sheriff obtuvieron una "orden de protección de riesgo extremo" para Sherman, impidiéndole poseer armas, después de que un juez determinara que era un peligro para sí mismo y para otros. Detalles de ese caso se encuentran sellados.

En el pasado, los Bucs han firmado a jugadores que han sufrido preocupaciones de orden legar o de carácter. Firmaron al receptor abierto Antonio Brown el año pasado hacia el final de su suspensión por ocho partidos, y lo recontrataron por un año más en el pasado receso de campaña.