Broncos visitan a Browns en duelo de equipos desesperados por un triunfo

La visita de Denver a Cleveland deja la impresión de ser un enfrentamiento donde hay más en juego que en un partido normal de octubre

CLEVELAND -- Uno de los quarterbacks titulares está rengueando, y el otro tiene el brazo en un cabestrillo. Hay lesiones de principio a fin en ambas plantillas, y los dos head coaches sienten la presión externa, uno de ellos, por primera vez.

Los Denver Broncos están golpeados y desesperados por un triunfo. Lo mismo sucede con los Cleveland Browns.

Dos equipos con un historial de encontrarse en partidos significativos —tres Juegos de Campeonato de la AFC entre 1986 y 1990— se enfrentan en jueves por la noche, un enfrentamiento donde parece que hay más en juego que en un partido normal de octubre.

"Es enorme", reconoció el safety de los Browns, John Johnson III. "Es un punto crítico en la temporada".

Así parece para los Broncos (3-3) y Browns (3-3), ambos llegando al partido con temas mayúsculos de lesiones, notablemente al quarterback de Cleveland, Baker Mayfield, quien está fuera por una lesión de hombro, y al quarterback de Denver, Teddy Bridgewater, quien lidia con problemas en el pie y cuádriceps.

Los Browns han perdido dos consecutivos bajo el head coach Kevin Stefanski por primera vez, y no contarán con Mayfield, quien ha iniciado 53 partidos en fila y no se ha perdido un partido por lesión desde el 2013 con Texas Tech. La lesión de Mayfield ha afectado su juego y empujado a Cleveland hasta un precipicio peligroso.

El suplente Case Keenum iniciará su primer partido desde el 2019. No es nada nuevo para el nómada de 33 años de edad, quien salió desde la banca para los Minnesota Vikings y pasara una temporada con Denver, acumulando marca de 6-10.

"Estoy construido para esto", declaró. "Es lo que he estado haciendo a lo largo de toda mi carrera, de no saber si iniciaré hasta el momento del juego y no saber quién estará allá afuera conmigo, presentándome con jugadores al tiempo que estoy mandando la jugada, y ese tipo de cosas. Estoy emocionado".

Keenum no contará con los corredores Nick Chubb y Kareem Hunt, ambos descartados por lesiones de pantorrilla, y no se sabe todavía si estará protegido por los tackles titulares Jack Conklin (rodilla) y Jedrick Wills Jr. (tobillo).

Las lesiones, que se acumularon durante una semana corta, han complicado las cosas para Stefanski, cuya defensiva frágil junto con algunas llamadas de jugada dudosas, le han generado mucho escrutinio en su segundo año. Los Browns entraron a la temporada con expectativas al cielo. Están cayendo rápidamente.

"Es definitivamente un partido obligado en una semana corta", admitió Johnson.

Bridgewater se lastimó el domingo cuando el guardia Graham Glasgow lo pisó mientras lanzaba un pase de touchdown durante una desmoralizante derrota por 34-24 ante Las Vegas Raiders, que se levantaron en medio del escándalo por Jon Gruden.

Se espera que Bridgewater juegue hoy —está listado como cuestionable-- y espera evitar el castigo que recibió de los Raiders, que lo golpearon en 17 ocasiones, lo capturaron cinco veces, y lo forzaron a lanzar tres intercepciones.

Los Broncos han perdido tres en fila, borrando un inicio de 3-0 y sacudiendo la confianza del equipo.

"Estoy seguro que se ha sacudido un poco", confesó el head coach Vic Fangio. "Es difícil evitarlo. Debemos recuperarnos".