Martino: "En Barcelona tuve mi peor año como entrenador"

play
El día que a Martino le preguntaron por una multa a Messi (0:53)

El 'Tata' y una anécdota que permite entender, un poco más, el trabajo de un entrenador de elite. (0:53)

Tras seis años de su paso por el banco del Barcelona, Gerardo Martino, actualmente a cargo de la selección mexicana de fútbol, volvió a referirse a su pasado en el marco de un master class del Centro de Innovación Tecnológica y la liga mexicana y fue realmente contundente con lo vivido: "Desde el lado de los resultados no fue un mal año. Ganamos un título (la Supercopa) y jugamos una final, pero en Barcelona lo que importa es cuántos títulos ganas. Sin embargo, yo digo que fue mi peor año porque mi aporte como entrenador iniciaba y terminaba con la gestión del equipo", señaló.

El año del ex Newell’s comenzó con la victoria en la Supercopa derrotando al Atlético Madrid por penales. La primera parte de la temporada fue realmente buena pero luego no lo logró sostener. En la conferencia decidió explicar algunos de los aspectos del juego: “Para mí fue clave el clásico con el Real Madrid que ganamos por 2-1 en casa. El segundo gol lo hacemos corriendo al espacio y si el Barcelona corría al espacio era porque algo no terminó de cuadrar. Pero yo entendía que si algo podríamos agregarle al equipo era no negarle la posibilidad de correr".

“Con lo de Barcelona, un día sonó el teléfono en mi casa y comenzó esta aventura, surgió un interés. Lo que para mí iban a ser seis meses de descanso, terminó siendo una posibilidad para dirigir al equipo más importante del mundo”, recordó el ex Newell’s.

Por el contrario, el Tata eligió su etapa en la selección de Paraguay, a la que metió en los cuartos de final en el Mundial de Sudáfrica 2010, como la mejor para él. "Lo que me dio la oportunidad de dirigir a Paraguay fue mi paso de cinco años en el fútbol local, en especial las semifinales de Copa Libertadores que conseguimos con Libertad en 2006. Me entusiasmó la calidad de futbolistas que podría tener".

Martino, quien ha dirigido a clubes como Newell’s Old Boys, Barcelona y Atlanta United, además de las selecciones de Paraguay, Argentina y México, definió así su idea como DT: “Mi estilo de juego ha sido siempre propositivo, agresivo, pero también acomodándome a los jugadores que tengo, tener la pelota y la presión alta forman parte del desarrollo de mi idea; tengo al menos nueve o diez años con esta inercia. Hay ocasiones en las que me fijó más en el rival y con base en ello, modifico mi esquema”.

En el terreno de la autocrítica también afirmó que no convocaría al Martino futbolista: "Difícil que un jugador como yo tuviera cabida en un equipo dirigido por mí. Yo era un futbolista que me destaqué por mis cualidades técnicas y en función a mi lentitud fui desarrollando el hecho de jugar rápido a uno y a dos toques, con lo cual disimulaba mi lentitud física", puntualizó.