Solskjaer: No se juega un Messi contra Manchester United

play
Arrancan los cuartos de final de la Champions Legue (3:05)

Para Carolina Guillén cada partido será una batalla. Manchester City llega imbatible para medirse a Tottenham. Porto, campeón de Portugal, se enfrenta a un Liverpool fotalecido. Barcelona y Juventus, a demostrar de que están hechos ante el United y Ajax. (3:05)

MANCHESTER -- Ole-Gunnar Solskjaer, que pasó de ser entrenador por sorpresa del Manchester United a serlo de pleno derecho, espera con “ganas” el partido de este miércoles frente al Barça, convencido de “la motivación extraordinaria” de sus jugadores y confiado en frenar a un Barça que, avisó, “es más que Messi”.

“Messi es un jugador fantástico que quedará en la historia como uno de los mejores de siempre y va a ser muy difícil poder pararle, aunque no imposible”, advirtió el entrenador noruego, quien admitiendo que hacer frente al astro argentino será “un reto” descomunal para sus jugadores, quiso dejar claro que no hay que centrar la eliminatoria solamente en él. “No es un Messi contra el Manchester United porque el Barcelona tiene a Suárez, Rakitic... Jugamos contra once rivales, no solo uno”, solventó.

“Ya jugamos contra Cristiano Ronaldo o Mbappé. Habrá que ver cómo planteamos el partido pensando en Messi pero, también, pensando en que somos dos equipos que marcan goles y eso debemos hacer”.

“Tenemos que estar atentos a todo. ¿Cuántos goles ha marcado de falta Messi? Será importante mantener la concentración de principio a fin, tanto como tenemos la confianza”, explicó Solskjaer, quien proclamó que en el vestuario se respira “un ambiente especial. Se ve que los jugadores quieren jugar este partido, tienen un estado de ánimo especial y la confianza muy alta”.

“El Barcelona tiene siempre unos minutos mágicos” reconoció el entrenador de los diablos rojos, aseverando que el equipo azulgrana, siendo favorito, deberá pelear por derrotarles. “El Barcelona fue eliminado de manera sorprendente por la Roma hace un año... Hay que pensar que el fútbol tiene estas cosas porque el Barça perdió 4-0 en París y después le ganó 6-1. Más que nadie el Barça sabe las cosas que pueden pasar”.

“Tenemos la confianza alta porque ya lo hicimos contra el PSG”, solventó el técnico, quien cortó de raíz cualquier especulación con un futuro madridista de Pogba, “no puedo pensar que no juegue el año que viene para el Manchester United”, y llamó a los fans a convertir Old Trafford en su jugador número 12: “Yo siempre disfruté del ambiente de Old Trafford y desde luego mañana vamos a necesitar a nuestros fans”.

Por fin, advirtiendo su confianza en que la eliminatoria se decida “en el Camp Nou”, bromeó recordando a Piqué: “Vino muy joven y no tuvo fortuna porque delante estaban Ferdinand y Vidic que eran indiscutibles. Recuerdo que jugué con él una final de reservas en la que marcamos los dos y no sé si eso dice que él es muy viejo o yo joven. Me alegra ver cómo ha avanzado en su carrera y los títulos que ha ganado”.

Esta Champions, sin embargo, espera que no la gane Piqué porque a él, a Solskjaer, no se le presenta ninguna misión imposible: “Nadie habría pensado en Navidad que a estas alturas estaríamos peleando por los puestos de Champions y en los cuartos de final. Claro que podemos ganar el título”, resumió.