El Barcelona confía en jugar ante Napoli en el Camp Nou; la UEFA, atenta a último rebrote de coronavirus

play
Moisés Llorens: "Arturo Vidal acaba de 'liquidar' a Quique Setién" (1:12)

Moisés da su apreciación acerca de las declaraciones del delantero chileno del Barcelona. (1:12)

BARCELONA -- La UEFA sigue de cerca el rebrote de coronavirus que afectó a España en las últimas semanas, especialmente en Cataluña, y mantiene en estudio la celebración del partido de octavos de final de Champions League entre Barcelona y Napoli, previsto para el 8 de agosto en el Camp Nou y que dependiendo de la evolución de la pandemia podría cambiar de escenario, si bien diversas fuentes explicaron a ESPN Digital que hoy por hoy el choque se mantiene en el estadio azulgrana.

"Es un tema de la UEFA, que debe decidir la UEFA y del que no tenemos noticias”, se advirtió desde el Barcelona, donde existe total confianza en que se pueda jugar el encuentro "tal como estaba previsto" en el Camp Nou por el dictamen favorable de las autoridades sanitarias catalanas.

El Barça tiene constancia que el máximo organismo del fútbol continental se ha puesto en comunicación con el Departament de Salut de la Generalitat para conocer la evolución de la pandemia en Cataluña y especialmente en Barcelona, un seguimiento que ya se estableció en el protocolo acordado el diez de julio, cuando se sorteó la fase final de la Champions.

Así la UEFA ha mantenido contacto tanto con las autoridades sanitarias catalanas como con las de Manchester, Múnich y Turín, donde Manchester City, Bayern Munich y Juventus deben acoger sus partidos de vuelta de octavos de final de Champions frente a Real Madrid, Chelsea y Olympique de Lyon.

El pasado domingo se dio por hecho que Manchester acogerá el duelo frente al Real Madrid y no existe riesgo evidente, por ahora, con los encuentros de Múnich y Turín, entendiendo el Barcelona que no habrá problemas tampoco con el Camp Nou.

En el hipotético caso de que se decidiera que Barcelona no ofrece las condiciones de seguridad necesarias, el encuentro frente al Napoli se trasladaría a Portugal, muy probablemente a Lisboa (donde se jugará la fase final), aunque el Barça sigue confiado en que ello no se produzca.

EL NAPOLI, A LA ESPERA
"La UEFA debe tomar la decisión correcta. No podemos bromear con esto. Por nuestra parte confiamos en la UEFA y no podemos hacer nada" explicó el lunes Genaro Gattuso, entrenador de un Napoli favorable al cambio de escenario y que espera noticias oficiales.

A nueve días de la celebración del partido la UEFA no ha dado ningún paso oficial, esperando un informe de la Generalitat de Catalunya, que maneja unos estudios que muestran un descenso de casos durante los últimos días tras las determinaciones del gobierno catalán para detener los rebrotes.

"No hay ninguna resolución novedosa de la UEFA y se trabaja con normalidad, previendo que se juegue en el Camp Nou" se aseguró desde el Barcelona, a la espera de la decisión definitiva que deberá tomar el gobierno catalán en los próximos días.

Y, de momento, la respuesta del Departamento de Salud catalán apoya la tesis del Barça, habiendo trasladado a la UEFA un informe favorable a la celebración del encuentro en el Camp Nou. El diario catalán L'Esportiu tuvo acceso al documento oficial remitido por la Consejería de Salud en el cual explicó que Barcelona es actualmente un destino seguro para todos los visitantes una vez se implementaron todas las medidas para contener la pandemia, existiendo, además, un sistema de rastreo y dejando claro que la aparición de nuevos casos ha descendido en los últimos días.