Daniel Cataño: "Cobré el penal hacia el lado donde más seguro me sentía, no me vendí"

La final entre Atlético Nacional y Deportes Tolima llegó a su fin con un desenlace de fiesta Verdolaga tras llevarse el título con un global de 4-3. Uno de los momentos clave de la serie fue el penal fallado por Daniel Cataño cuando el Pijao ganaba 2-0 en Ibagué y quedando a un tanto del título. El '10' falló y luego se fue expulsado. Ante las críticas y una actualidad complicada, especialmente con los fanáticos, el protagonista habló en VBar Caracol sobre lo ocurrido.

El volante de Tolima contó la situación del penal y cómo decidió ser el cobrador: "La última persona que había hecho gol de penal en el equipo había sido yo. Normalmente el encargado era Mosquera, pero no ha podido participar con nosotros. Yo había cobrado ante Patriotas, para el mismo lado, e hice el gol. Rangel también había pateado pero lo había desperdiciado. El profe al finalizar la práctica nos dice quién está disponible para patear. Habíamos tres compañeros que podían cobrar y justo uno estaba fuera. Yo tomé la decisión de patearlo, en el momento asumo la responsabilidad. Banguero es una persona que me conocía y estaba en Nacional, le dijo a Mier para donde iba, le decía que siempre cobraba a ese lado señalando el lado derecho de él. Yo le digo que lo iba a tirar ahí para engañar y decido cobrar hacia donde tiré los últimos dos pero no pude convertir".

"Le fallé a mi familia, que estaban en la cancha. Sabía lo importante que era para ellos ese momento. Cuando estaba por patear el penal pensaba en ir a festejar con mi familia, pero al final todo se convirtió en una pesadilla. Después salgo expulsado tras el penal por la frustración y hago la seña de perdón a mi familia porque sabía lo que se venía. Ha sido duro para ellos por los insultos, las amenazas. Nos toca quedarnos en casa en el día libre porque sabemos que los ánimos no están calmados del todo", agregó.

Y negó cualquier tipo de enfrentamiento en el vestuario: "Nunca es fácil la situación en el camerino cuando se pierde, pero no pasó nada más que la rabia del momento. Sentí el respaldo del profe, de la mayoría de los compañeros. Al otro día todos nos vimos la cara y pedimos disculpas por las palabras que dijimos. Dimos vuelta la página porque teníamos un entreno para el partido con Flamengo".

Respecto de su futuro en el club, Cataño afirmó que tiene deseos de continuar, aunque no cerró por completo alguna posibilidad: "Cuando pasan estas cosas se te vienen muchas cosas a la cabeza. Que me pasen a mí las cosas está dentro de lo que puede pasar, pero que ya le ocurra a mi familia no me gusta. Tengo contrato con Tolima hasta junio de 2023, estamos jugando la Copa Libertadores que es importante para la institución. Por el momento estamos tranquilos viendo cómo pasan estos días. Ya veremos que nos depara el fútbol".

Por otro lado, el '10' del Vinotinto y Oro contó cuál fue la charla que tuvo con Hernán Torres, quien quería cuidar de él y que no estuviera ante Flamengo: "Cuando veo que no iba a ser tenido en cuenta hablé con el profe y discutimos sobre algunos términos, sobre su manera de dirigir el grupo. Me manifiesta que quería cuidarme porque sabía que no era fácil el momento y trata de decirme que yo estuviera con mi familia. Le dije que no me parecía y que quería estar con el equipo. Él tomaba la decisión, pero que al menos quería estar en el banco dando la cara".

Finalmente, Daniel hizo hincapié en el apyoo que recibió ante Flamengo y envió un mensaje al hincha: "Entiendo la pasión del hincha porque era una final y porque Tolima venía en racha ante Nacional. Lo único que puedo decir es que no lo hice de mala fe, cobré el penal hacia el lado donde más seguro me sentía. Son cosas que pasan, no me vendí, solamente quiero seguir jugando al fútbol. Son más las alegrías que he tenido en Tolima que las tristezas. Nunca generalizo a toda la gente ni los hinchas, hay buenos y malos. Ayer creo que la mayoría me hizo sentir un apoyo que fue importante, más que nada para mi familia".