El recuerdo de Argentina campeón de la Copa América, uno de los mejores momentos deportivos de 2021

La Selección Argentina, por fin, pudo romper el maleficio en este 2021. Después de una sequía de 28 años sin títulos, el conjunto albiceleste se consagró campeón de la Copa América. Y lo hizo de manera ideal: derrotando a Brasil en el Maracaná en uno de los grandes momentos deportivos del año.

De esta forma Lionel Messi pudo ganar el primer título de su carrera con la Selección mayor, luego de perder cuatro finales consecutivas, en las ediciones de Copa América 2007, 2015, 2016 y en la definición del Mundial 2014.

Sin dudas fue un equipo que arrancó de menor a mayor y que si bien no brilló por su juego, tuvo puntos altos en algunas individualidades que marcaron la diferencia.

Comenzando de atrás hacia adelante, el arquero Emiliano Dibu Martínez fue una de las grandes revelaciones del equipo. El marplatense se hizo gigante en el arco, fue clave en los penales ante Colombia, por semifinales, y mostró una enorme seguridad cada vez que debió intervenir.

Otro punto alto de la defensa fue Cristian Romero (23 años), defensor de Tottenham, quien se ganó un lugar indiscutido acompañando a Nicolás Otamendi y demostró que la Argentina tiene un central de jerarquía por mucho tiempo.

Rodrigo de Paul, abanderado de la lucha y del juego, siempre fue uno de los preferidos de Lionel Scaloni y redondeó una gran Copa América: jugó ante Brasil una final inolvidable y perfecta, a puro coraje y despliegue.

La experiencia, por supuesto, estuvo en Messi, autor de cuatro goles y el gran referente de un equipo renovado, que contó además de la Pulga con figuras con recorrido como Angel Di María, autor del gol en la final, y Nicolás Otamendi.

Scaloni se consagró como DT llegando desde abajo, sin “chapa” para ocupar un puesto tan relevante, pero con el paso del tiempo demostró estar a la altura, sumando jugadores nuevos para acompañar a Messi y armando un grupo humano muy fuerte y unido.

El recorrido de la Argentina en Brasil arrancó con un empate en el Grupo A ante Chile por 1 a 1, y victorias ante Uruguay (1 a 0), Paraguay (1 a 0) y Bolivia (4 a 1). Así el equipo terminó primero en su zona con 10 puntos, y se metió en cuartos de final. Allí venció 3 a 0 a Ecuador con goles de De Paul, Messi y Lautaro Martínez y sufrió en semifinales en los penales ante Colombia, donde Dibu Martínez patentó la célebre frase “mirá que te como”, atajando tres penales y dejando al equipo en la final del torneo.

Brasil, en el Maracaná, esperaba a la Selección, y esta vez el equipo no falló: con un golazo de Di María y un partidazo de De Paul, más la entrega de todos, se llevó un triunfo histórico y para el recuerdo.

Quebró una larga racha, se sacó la mufa de encima y mira con optimismo lo que viene: el Mundial de Qatar.