Tercera eliminación consecutiva: los enfrentamientos de Boca en mano a mano ante equipos brasileños en Copa Libertadores

Boca Juniors perdió por penales ante Corinthians en La Bombonera por los octavos de final de la CONMEBOL Libertadores y quedó fuera del certamen. Con este resultado, el Xeneize sumó un enfrentamiento más ante equipos brasileños, con quienes mantiene un amplio historial.

El Xeneize sumó un apartado más dentro del enorme historial de rivalidad que tiene ante los equipos brasileños en instancias de eliminación en Copa Libertadores. Esta serie ante Corinthians, que fue la número 23, culminó con derrota Azul y Oro desde el punto penal.

El primer enfrentamiento mano a mano ante Boca y un equipo de Brasil se dio en la Libertadores de 1963. El Xeneize se midió ante el Santos de Pelé en la final y no pudo hacerse con la Copa, que llegaría unos años más tarde.

En 1977 llegó la revancha. Boca se enfrentó a Cruzeiro y terminó coronándose por penales con un Hugo Gatti que fue figura en aquel famoso tercer partido desempate disputado en Montevideo. Ese triunfo empezaría una racha positiva del Xeneize ante equipos brasileños en Copa que se extendería hasta 2008.

A la Copa de 1977 le siguieron triunfos ante Corinthians y Flamengo en 1991. En el 2000, la era Bianchi comenzaba su época dorada y Boca traía la Copa Libertadores hacia Argentina con un triunfo por penales ante Palmeiras en la final.

La campaña de 2001 incluiría dos eliminaciones a equipos de Brasil. Primero fue Vasco da Gama quien sufrió al Boca de Bianchi en cuartos de final y quedó en el camino. La final volvería a encontrar a los últimos campeones ante Palmeiras en un duelo en el que se sacaron chispas. La igualdad reinó nuevamente y San Pablo reeditó la definición por penales en la que Córdoba se vistió de héroe por segunda vez consecutiva.

En 2003, Boca repetiriá el título con Bianchi en el banco y volviendo a dejar fuera de competencia a dos brasileños. En octavos de final el rival de turno fue Paysandú, en los papeles accesible. Sin embargo, el equipo de Brasil dio el golpe en La Bombonera, ganó por la mínima y volvió a casa con el primer chico en el bolsillo. Boca tuvo un buen partido en la vuelta, ganó 4-2 y se metió en cuartos de final. Esa edición de la Libertadores enfrentó al Xeneize con el Santos de Robinho en la final. Los argentinos no dejaron dudas y se llevaron la serie con un contundente global de 5-1 para obtener su quinta Copa.

El camino rumbo a la final de la Libertadores 2004, que esta vez encontraría a Boca perdiendo por penales ante Once Caldas, también tuvo una eliminación a un equipo de Brasil, que fue Sao Caetano.

Para 2007, el regreso de Riquelme y la temible delantera Palacio-Palermo fue demasiado para Gremio, que sucumbió en la final de aquella edición. Boca no tuvo piedad, ganó 3-0 en casa y sentenció el torneo con un 2-0 como visitante. El ‘10’ se despachó con tres tantos de los cinco de Boca en ese enfrentamiento.

A pesar de eliminar a Cruzeiro, 2008 marcó la primera caída de Boca ante brasileños desde 1963. Fluminense fue más y dejó en el camino al Xeneize en semifinales.

La venganza llegaría en 2012, cuando el Boca de Falcioni se enfrentó ante Fluminense en cuartos de final y lo eliminó con un recordado gol agónico del Tanque Silva. Toda la alegría de esa clasificación sería tapada por lo ocurrido en la final de ese año. Boca llegó y chocó con Corinthians, perdió la Copa y Riquelme anunciaba que no seguiría en el club.

Así como ocurrió entre 2008-2012, Corinthians ‘se vistió de Fluminense’ y perdió ante Boca en 2013 en octavos de final, otra vez con Bianchi en el banco de suplentes.

La Libertadores del 2018 tuvo a Boca jugando contra dos brasileños. El primero, Cruzeiro, al que dejó afuera en cuartos de final. En semis, Palmeiras, viejo conocido, no pudo plantar cara ante el regreso goleador de Darío Benedetto y se despidió de la competencia.

En 2019, Paranaense sería eliminado por el Xeneize, dirigido por Alfaro. Al año siguiente, Inter sufrió la misma suerte y, a Bombonera vacía, perdió por penales. En esa misma Copa del 2020, el cuadro argentino alcanzaría las semifinales ante Santos. Esta vez, fue el equipo Peixe quien vapuleó a Boca y le ganó con un contundente 3-0.

2021 cruzaría los caminos de Boca y Atlético Mineiro, el favorito de esa edición. Los argentinos de Russo desempeñaron un buen papel y, con el VAR siendo protagonista, terminó perdiendo por penales en Brasil.

Corinthians significó el rival número 23 de Boca en cruces mano a mano en Libertadores y la tercerca caída consecutiva ante ellos. Además, el Xeneize no pudo convertir un gol en ninguna de las tres. En total, el club argentino acumula 17 victorias y seis derrotas.