Ian Smith atrapado en el país que enfrenta el coronavirus sin confinamiento

Mientras en muchos países del mundo se ordenó la cuarentena ante la fuerte propagación del COVID-19 (coronavirus) desde hace varias semanas, en Suecia las cosas operan con normalidad: se mantenían las lecciones, el transporte público fluye con normalidad, los amantes de la nieve viajan a las montañas y los restaurantes tienen sus puertas abiertas.

Según algunos medios suecos, el gobierno de ese país decidió librar una batalla inusual al coronavirus: la responsabilidad individual, es decir, confían en que sus ciudadanos respetarán las medidas sanitarias. Por eso, aún hay grandes aglomeraciones de personas y los servicios mencionados persisten en sus funciones.

En Suecia hay un legionario costarricense que milita con el IFK Norrkoping y se trata de Ian Smith, el cual ha charlado con ESPN sobre cómo afronta la pandemia. Además, expresó su preocupación por el hecho de estar lejos de su familia y por cómo se le está haciendo frente al coronavirus.

"Estoy preocupado porque aquí no han tomado la seriedad del caso, fue hasta hace poco que el equipo tomó la decisión de darnos diez días libres. La gente está tranquila, pero países como Noruega y Dinamarca están como molestos por la actitud que de gobierno sueco porque parece que no les importa nada. Aún las personas andan como si nada. En mi caso, trato de cuidarme mucho y seguir las recomendaciones"; contó el lateral derecho tico.

Una de las preocupaciones que tenía Smith era asistir a los entrenamientos con normalidad y no sabía si por eso podía haber contagiarse porque, aunque se cuide, no sabe con quiénes se rozan sus compañeros de equipo hasta que en su club dieron la orden de permanecer en casa.

"El campeonato estaba para iniciar el 6 de abril, pero ya lo suspendieron. Me siento mucho más tranquilo porque estábamos entrenando con normalidad. No se sabe con qué tipo de personas se rozan mis compañeros. Yo sí me cuido. Ahora que nos enviaron diez días a la casa me siento más tranquilo y sigo las medidas de seguridad"; opinó.

Solo para este domingo en Suiza se contabilizaron un total de 21,065 casos de personas infectadas por COVID-19 (coronavirus), 715 fallecidos y 7298 recuperados. Ante eso, Smith opinó que "mucha gente se lo toma a la ligera, piensan que saliendo a la calle teniendo una vida normal se harán como inmunes. Aquí ya hay bastantes casos y eso demuestra la irresponsabilidad de la gente".

Por su parte, el costarricense de 22 años explicó que en las filas del Norrköping aún no se están hablando de posibles despidos; sin embargo, les redujeron un 7.5 por ciento del salario a causa de la decisión que tomó del club de enviarlos por diez días a sus hogares.

"Nos dieron diez días porque nos redujeron el 7.5 por ciento del salario, si no seguiríamos entrenando con normalidad. Ante el rebajo salarial no se puede trabajar a tiempo completo. Aún no se tocan temas de posibles despedidos, entonces creo que es algo bueno"; finalizó.