Keylor Navas, baluarte para romper una maldición histórica del PSG

Keylor Navas, portero costarricense del París Saint-Germain. @GettyImages

Keylor Navas fue pieza clave para que el PSG rompiera la maldición de no llegar a semifinales de la Champions League

En el París Saint-Germain celebran con bombos y platillos su pase a las semifinales de la UEFA Champions League. Es una gesta que tiene un sabor muy dulce después de la pesadilla que les propició el Atalanta durante más de 80 minutos en el estadio Da Luz, Lisboa.

Keylor Navas tuvo una destacada participación, en donde sus reflejos fueron puestos a prueba y, a pesar de la presión por parte del club italiano, dio seguridad bajo los tres postes. Era un momento crucial para que su jerarquía y experiencia en estas instancias salieran a relucir.

Sin embargo, el guardameta costarricense salió de cambio aquejándose de una dolencia muscular, pero sus 77 minutos en el terreno de juego fueron vitales para ayudar a encaminar al París Saint-Germain a romper una maldición histórica en la UEFA Champions League.

Desde la temporada 1994 – 1995 el París Saint-Germain no pisaba una semifinal de Champions. Precisamente, en esa edición competían sólo 16 equipos, los franceses habían vencido al F.C. Barcelona en cuartos de final; no obstante, una vez sumergidos en la antesala de la máxima competición de fútbol europea, perdieron ante el A.C. Milán.

En el 2011 llegó Nasser Al-Khelaifi junto a su grupo catarí para hacerse cargo del París Saint-Germain, con el principal objetivo de ganar la “orejona”. Han invertido más de 1,240 millones de euros para alcanzar esa faena, pero en las últimas siete campañas los parisinos sumaron: tres eliminaciones en octavos y cuatro en cuartos de final.

Entre algunas eliminaciones muy recordadas figuran, aquella del 2013, cuando Messi andaba lesionado y junto al F.C. Barcelona los apartó de las semifinales; en el 2017 fueron víctimas de la remontada más histórica en Champions, otra vez en manos de los “culés” y, el año anterior, el Manchester United, lleno de bajas, les dejó fuera de octavos de final.

Incluso, por el banquillo del París Saint.Germain han pasado entrenadores como, Carlo Ancelotti, Laurent Blanc y Unai Emery; empero, los tres fueron condenados a no superar el muro de los cuartos de final. Ahora, después de varios intentos, el alemán Thomas Tuchel lo ha conseguido.

La historia es otra y el costarricense, Keylor Navas, presume ser parte de este importante momento, algo que no pudieron celebrar sus últimos tres antecesores del arco parisino: Kevin Trapp (2016 – 2017), Alphonse Areola (2017 – 2018) y el mítico, Gianluigi Buffon (2018 – 2019).