Keylor Navas brilla con diez paradones en la victoria del PSG a Bayern

El costarricense fue soberbio y se convirtió en una fortaleza deteniendo los múltiples intentos del actual campeón de Europa

El PSG dio una cátedra de eficacia en el partido de este miércoles ante el Bayern Múnich en la ida de los cuartos de final de la Champions League en la que terminaron sacando la victoria 2-3 en condición de visitante y ahora acarician el pase a la siguiente etapa.

Con una soberbia actuación del costarricense Keylor Navas, los parisinos dejaron en claro que iban a ser un rival de gran oposición al gigante alemán que salió hambriento desde la primera jugada en la que Lucas Hernández se encontró espacio por la izquierda, entró al área y sacó un remate al palo del portero costarricense que le dio un manotazo y la envió al tiro de esquina, dejando muy en claro que ya había entrado en calor con tan solo el pitazo inicial.

Quien no estaba caliente fue el alemán Manuel Neuer pues en la jugada siguiente vino un contragolpe de los franceses, Neymar condujo rápidamente y le entregó un servicio a Kylian Mbappé y el joven sacó un cañonazo al palo del arquero que reaccionó mal y la pelota le estechó en el cuerpo y se le fue en medio de sus piernas.

El PSG estaba golpeando primero en tan solo dos minutos de partido, el escenario era el ideal pero el Bayern Múnich empezó a controlar más el balón en la mediacancha con jugadores como Joshua Kimmich que estuvo muy activo trabajando para ir hacia el frente buscando conectarse con Thomas Muller así como con los extremos Kingsley Coman y Leroy Sané.

Al 9’ vino un aviso de los alemanes en una jugada en la que Muller tiró con dificultades y la pelota le llegó abajo a Keylor Navas quien interpuso el cuerpo y dio salida a su escuadra. Al 18’ vino otro intento del Bayern con un cabezazo de Leon Goretzka en una jugada de centro al área donde el jugador sacó un tiro en medio de las piernas de Navas y este la despejó con una patada para enviar lejos el balón y en la jugada siguiente vino otro intento en donde Benjamin Pavard sacó un tiro fuera del área hacia un costado y el costarricense se lanzó hacia su izquierda para enviar lejos el peligro con sus dos manos.

Mientras los teutones estaban encimando a los parisinos, los dirigidos por Mauricio Pochettino estaban soportando la presión cuando encontraron una jugada de tiro de esquina en la que el Bayern despejó y el esférico le quedó a Neymar quien la volvió a poner al corazón del área donde recibió Marquinhos, que hizo una buena recepción y definió como crack para aumentar la ventaja.

Todo pintaba bien para el PSG pero el anotador del segundo gol tuvo que pedir cambio tras resentirse en su pierna, en su lugar ingresó Ander Herrera y tuvo que tapar su defensa retrasando a Danilo.

En ese momento mientras se adaptaba el jugador portugués al puesto vino un centro de Muller directo a la cabeza del delantero Eric Choupo-Moting quien castigó con un cabezazo con sello de gol que marcó el descuento del juego y metía al equipo de Hansi Flick de nuevo en la pelea.

Para el segundo tiempo siguió el dominio de los alemanes siguieron dominando, incluso fueron más incisivos en el ataque y el PSG se dedicó a soportar a la espera de una oportunidad para hacer daño como ocurrió al 51’ cuando Neymar quedó mano a mano con Manuel Neuer pero el achique del portero campeón del mundo en 2014 fue brillante.

Después vino dos intentos fuertes de los locales cuando David Alaba lanzó un remate fuerte que controló Keylor y después le quedó otra a Benjamin Pavard, el lateral volvió a intentarlo pero Navas se lo controló.

La presión era sofocante y parecía que en cualquier momento iba a caer el empate, hasta que vino otra pelota aérea cerca del punto de penal donde apareció Thomas Muller para cambiar la dirección al balón con su cabeza y Navas no pudo evitar ver su portería vulnerada.

Con el empate, se veía a un Bayern Múnich mucho más fuerte que el PSG y con más de 30 minutos por delante pero los visitantes volvieron a encontrar una nueva jugada a la contra y Kylian Mbappé se escapó por izquierda y a pesar de que tenía a Jerome Boateng encima y a David Alaba llegando a marcarlo sacó un tiro fuerte que dejó estático a Manuel Neuer, quien solo reclamó a su compañero por haber permitido rematar al francés.

A pesar de que los actuales campeones de la Champions League siguieron insistiendo fuertemente, la defensa parisina cerró filas y sostuvo el resultado con el que se van de Alemania con el triunfo y ahora todo se va a decidir el próximo martes en el Parque de Los Príncipes.

Aunque la ventaja es por la mínima y la serie sigue abierta, el PSG tiene en su favor no solo el triunfo sino los dos goles de visitante que pueden tomar valor como criterio de desempate si llega a ser necesario.