Bryan Oviedo todavía se estremece al recordar su momento más mágico como legionario

El tico se ganó el cariño de toda la afición de los ‘Toffees’ gracias un histórico gol ante el Manchester United

Para Bryan Oviedo no es ningún secreto que su etapa en el Everton entre 2012 y 2017 es donde ha vivido sus mejores momentos como jugador profesional pues ahí supo lo que es competir al máximo nivel y obtener grandes recompensas por tanto esfuerzo.

Al lateral costarricense todavía se le pone la piel de gallina cuando se recuerda de los momentos de felicidad que vivió vistiendo la camiseta de los ‘Toffees’ bajo la dirección de entrenadores como David Moyes o Roberto Martínez.

En total fueron 67 presentaciones las que tuvo Bryan Oviedo con el Everton pero la noche del 4 de diciembre de 2013 sin duda alguna que fue la más especial de todas cuando consiguió lo impensable, el gol de la victoria de su equipo sobre el Manchester United en Old Trafford.

“Tengo muchos buenos recuerdos, pero creo que el gol contra Manchester United es el mejor gol de mi carrera y probablemente el mejor momento de mi carrera porque significó mucho para los aficionados del Everton en ese entonces, incluso ahora, la gente todavía me habla y me escriben mensajes por ese gol”, indicó Oviedo en una columna suya publicada en el sitio web del club.

El tico nunca tuvo su puesto asegurado en el club, por el contrario, tenía que trabajar mucho para recibir minutos ocasionales pues en su posición estaba una insignia como Leighton Baines, no obstante Bryan se ganaba entrar de cambio o ser titular con su esfuerzo y aunque no era indiscutible si tenía la confianza del grupo y del cuerpo técnico.

Para ese partido le tocó jugar, Baines estaba lesionado y aprovechó la única oportunidad que tuvo para dar un triunfo histórico a su equipo.

“Cuando llegó al oportunidad, siendo honesto, fue extraño para porque como lateral izquierdo no debí estar ahí pero recuerdo que Kevin Mirallas estaba jugando en frente de mi y solo me decía que fueramos hacia el frente que siguiera presionando porque ocupábamos ganar”, agregó.

“Todavía puedo ver a Lukaku haciendo el centro, la bola vino directo a mi, había un ángulo estrecho pero no la iba a centrar de nuevo, mi pensamiento fue ‘tienes que anotar’”, explicó Oviedo, quien le marcó a David De Gea.

Ese gol hizo que todos los seguidores del Everton se volcaran a cantar ‘Oviedo Baby’, cántico que todavía estremece al tico que recordó como salió de ese partido cargado en los hombros de sus compañeros.

“Sylvain Distin me alzó en sus hombros y los aficionados estaban cantando. Ellos siempre crearon ambientes increíbles, pero obviamente este fue más especial para mí, se quedaron en el estadio después de 30 minutos del pitazo final”, dijo.

Bryan Oviedo sufrió muchas lesiones en sus etapas siguientes como jugador del Everton y quizá no contó con toda la actividad deseada, no obstante, se siente afortunado por haber tenido la oportunidad de jugar en una de las ligas más prestigiosas del mundo con un club tan importante.