Aubameyang y su festejo a lo 'Dragon Ball Z' se une a su lista de extravagantes celebraciones

Pierre-Emerick sumó un nuevo y exótico festejo a su lista en el Clásico disputado el pasado domingo.

Barcelona salió victorioso en El Clásico el pasado domingo y con cierto estilo con una enfática paliza de 4-0 a su rival Real Madrid que fue encabezada por Pierre-Emerick Aubameyang.

Cualquier temor inicial en el Bernabéu se superó realmente a la media hora cuando Aubameyang abrió el marcador a favor de los visitantes con su octavo gol en tan solo 11 partidos desde que se unió al Barcelona a principios de febrero en una transferencia libre procedente del Arsenal.

Tras goles de Ronald Araujo y Ferran Torres, Aubameyang marcó su segundo gol para redondear la goleada en la segunda parte. A pesar de una lluvia de abucheos que resonaron en el estadio, el delantero de Gabón se aseguró de marcar la ocasión trascendental agregando un nuevo festejo a su ya impresionante colección de celebraciones de goles.

Corriendo hacia la línea de banda, Aubameyang tomó una pequeña esfera naranja, la sostuvo en alto y se tocó la frente con dos dedos en referencia al clásico anime ‘Dragon Ball Z’.

La pose era una referencia al poder de "Transmisión instantánea" utilizado por Goku en ‘Dragon Ball Z’, que otorga al personaje el poder de teletransportarse a sí mismo y a otros a través de reinos y dimensiones a la velocidad de la luz.

“Sí, por supuesto, exactamente, [fue] Dragon Ball Z”, confirmó más tarde Aubameyang a beIN Sports. “Tenía un deseo, era simplemente ganar aquí. Pensé mucho en mi familia, mucho en mis abuelos que ya no están con nosotros, pero aquí, estoy feliz de haber marcado para ellos hoy”.

El exdelantero del Arsenal a menudo ha profesado su amor por ‘Dragon Ball Z’ a lo largo de los años e incluso tiene un gran tatuaje en el muslo en homenaje al anime japonés.

Por supuesto, Aubameyang ha incursionado en el arte de la extravagante celebración de goles muchas veces, con el delantero de 32 años explorando regularmente el mundo de los superhéroes y los dibujos animados en busca de inspiración.

La primera máscara que se usó Aubameyang fue la de Spider-Man, para celebrar los goles durante sus primeros días con el Saint-Etienne en Francia.

Al mudarse al Borussia Dortmund, Auba parecía haber mejorado significativamente su máscara de fiesta de 'Spidey' al tomarla de sus pantalones cortos para celebrar un gol contra el Bayern de Múnich en 2014.

También fue durante sus años en el Dortmund cuando Auba se puso la máscara de Batman por primera vez, anotando contra sus rivales locales Schalke en 2015 y luego formando equipo con Marco Reus como Robin para formar un increíble dúo amarillo que lucha contra el crimen.

El delantero exhibió una amplia gama de máscaras en el Westfalenstadion, incluida una que luego se identificó como parte de la campaña "The Masked Finisher" de Nike para celebrar un gol contra el Schalke 04. Eso le valió una multa y "una buena charla". de Dortmund, donde la empresa rival de ropa deportiva Puma es tanto accionista como proveedor de la indumentaria.

Después de mudarse al Arsenal, Aubameyang rindió homenaje al superhéroe de Marvel, Black Panther, cuando encontró la red contra el Rennes en la Europa League y se puso una máscara de alta calidad. Más tarde, el delantero rindió homenaje a Chadwick Boseman, haciendo una pose de "Wakanda Forever" después de anotar contra Liverpool en el Community Shield 2020, el día después de la impactante noticia de la muerte del actor.

Aparte de las películas y los cómics, Aubameyang también ha demostrado sus envidiables habilidades acrobáticas, rodando y dando vueltas sin esfuerzo a medida que avanza. No está mal para un hombre que supera los 30 años.

De hecho, cuando se trata de celebraciones, simplemente no es posible superar un saludo de mano, los cuales fueron intercambiados entre Auba y su excompañero de ataque Alexandre Lacazette durante sus días en el Arsenal.

Sin embargo, por muy refinados que hayan sido sus apretones de manos, eso no significaba que Auba y Laca no se permitieran el extraño "boogie" posterior al gol de vez en cuando.