Real Madrid vs. Betis: doble pasillo en el Bernabéu para campeones de Liga y Copa

Ambos equipos se reconocieron previo al partido de la última jornada de LaLiga, en el Santiago Bernabéu

MADRID -- Los futbolistas de Real Madrid y Betis saltaron al terreno de juego del Santiago Bernabéu aplaudidos por sus rivales en forma de pasillo, primero el conjunto local y más tarde el visitante, como reconocimiento a los títulos de Liga y de Copa del Rey que han logrado, respectivamente, esta temporada.

Es la última vez que los equipos dirigidos por el italiano Carlo Ancelotti y el chileno Manuel Pellegrini reciben este gesto ya que entre ambos cierran su temporada liguera.

Un partido que el Real Madrid se toma como preparación para la final de la Champions League del próximo 28 de mayo en París frente al Liverpool y que aprovechó la afición para mandar aliento a los jugadores, empezando con una lona con la Torre Eiffel y con la frase “El rey de Europa siempre vuelve”. Un duelo que también sirvió como despedida del galés Gareth Bale, quien se quedó fuera de la convocatoria, el brasileño Marcelo y el español Isco Alarcón.

Además, antes de empezar el encuentro, el cantante Alejandro Sanz, socio de honor del Real Madrid desde 2021, realizó el saque de honor. Tras finalizar su gira en América, el madrileño ya prepara su tour por España llamado ‘Sanz En Vivo’, con el que repasará más de 30 años de trayectoria y cuyo pistoletazo de salida será el próximo 4 de junio en el Wanda Metropolitano de Madrid.

Ancelotti mandó en la alineación ante Betis a su mejor cuadro, incluyendo a Karim Benzema, Vinícius, Luka Modric; mientras que en Betis Andrés Guardado fue titular en el último partido de la temporada regular, mientras que Diego Lainez arrancó en la banca.

En tanto, Gareth Bale, que aún no está recuperado de sus molestias en la espalda, fue descartado por Carlo Ancelotti para el partido contra el Betis y no pudo despedirse en el terreno de juego de la afición madridista en el último encuentro en el estadio Santiago Bernabéu, antes de la finalización de su contrato.

Bale entró por sorpresa en la convocatoria de Ancelotti en la víspera del partido, pese a intercalar sus presencias con el grupo y el trabajo en solitario en los entrenamientos en la ciudad deportiva, y finalmente fue uno de los descartes que tenía que realizar el técnico madridista.

El último partido que puede disputar Bale con el Real Madrid será el próximo 28 de mayo en París, en la final de la Liga de Campeones ante el Liverpool. El galés lleva sin jugar para su club desde el pasado 9 de abril, cuando disputó 16 minutos ante el Getafe.

Tras su regreso al club blanco esta temporada, apenas participó en siete partidos y en la única ocasión que jugó en el Bernabéu, en la cita liguera ante el Getafe, fue silbado por la afición del Real Madrid.