Joao Félix contra su pasado... pendiente de su futuro

play
Giménez entiende lo dicho por Joao Félix (2:55)

El defensa del Atlético no percibió maldad en la comparación del portugués entre el estilo del Barcelona y los colchoneros. (2:55)

Joao Félix se convirtió en el verano de 2019 en el fichaje más costoso de la historia del Atlético, ahora el portugués se enfrentará por primera vez al equipo colchonero con el que mantiene contrato hasta 2029.


João Félix se convirtió en el verano de 2019 en el fichaje más costoso (127 millones de euros) de la historia del Atlético de Madrid. Este domingo, cuatro años y medio después de aquella operación, el futbolista portugués se enfrentará por primera vez al equipo colchonero... Con el que mantiene contrato hasta 2029.

Pensar que Joao Félix pueda regresar al Atlético es hoy por hoy una quimera. Su relación, personal y profesional, con el Cholo Simeone puede considerarse inexistente, su ascendente entre la hinchada rojiblanca es nulo y el cruce de declaraciones de los últimos días, en que sus excompañeros no le dejaron en demasiado buen lugar, invita a pensar que el futuro del mediapunta luso no pasa por el Metropolitano.

Allí, durante tres temporadas y media (hasta su fallida cesión al Chelsea en enero de este 2023) jugó 131 partidos en los que anotó 34 goles y repartió 16 asistencias. Números tan discretos como decepcionante fue su adaptación a los esquemas y exigencias de un Simeone que acabó, en la primera mitad de la pasada campaña, apartándole de sus planes.

De sus 131 partidos con el Atlético salió 84 en el equipo inicial 84 y solamente completó 22 de ellos, lo que da una idea de la poca trascendencia que tuvo para su entrenador, que le afeó constantemente su poca implicación a la hora tanto de presionar en facetas ofensivas como de colaborar en la defensa. Eso, al margen de su cierta anarquía en el juego de ataque, pecando tanto de individualista como de poco solidario con sus compañeros.

Reinvindicaicón… y espera

"Me siento más a gusto con el estilo ofensivo del Barcelona”, proclamó, convencido, Joao Félix en vísperas de reencontrarse con el Atlético en el partido de Montjuïc. Su impacto en el equipo azulgrana fue tan inmediato... como discreta a sido su aportación en los dos últimos meses.

Tras jugar 10 minutos en su debut frente a Osasuna en Pamplona, anotó tres goles en los dos siguientes partidos (frente a Betis y Amberes), redondeando dos actuaciones muy notables... Pero a partir de ahí, como el resto del equipo, su rendimiento fue a menos.

Presente en todos los encuentros (13) y siendo titular en 11 de ellos, acumuló doce partidos sin marcar ni asistir hasta que rompió la mala racha frente al Porto, dando la sensación de necesitar una brillantez colectiva para dejarse notar.

Tiene hasta final de temporada para reivindicarse y confiar en que el Barcelona haga efectiva, al menos, la negociación con el Atlético de Madrid para cerrar su fichaje definitivo. O, quien sabe, prolongar otro curso su cesión, un escenario que no se descarta en las oficinas del Camp Nou, donde no hay prisa por tratar su futuro.

El Barça, contrariamente a los rumores que se han desatado en los últimos días, mantiene tanto la calma como la prudencia en cuanto a conversar con el club colchonero su posible fichaje. Mantiene intacta, se traslada desde el vestuario, la confianza en él pero sabiendo las dificultades que hay por cerrar cualquier fichaje, en las oficinas prefiere dejar pasar los meses antes de plantearse su continuidad.