El Barça tiene a cinco franceses en su plantilla

play
Lejos de cerrarse novela entre Griezmann, Atlético y Barcelona (1:22)

Manu Martin con lo último de la controversia entre el jugador francés y los clubes españoles. (1:22)

BARCELONA -- El fichaje de Antoine Griezmann por el FC Barcelona aumentó a 25 el número de franceses en la historia del club y provocó que, por primera vez, esta nacionalidad sea la más numerosa en el vestuario del primer equipo, con cinco integrantes y superando a los cuatro brasileños, contando a Rafinha, que se mantienen de momento en la plantilla.

Griezmann se sumó a sus compatriotas Lenglet, Umtiti, Dembélé y Todibo, que viajarán en la expedición a Japón aunque no esté totalmente cerrada la permanencia de todos ellos de cara al inicio oficial de la temporada, especulándose con una improbable salida de alguno durante este mercado estival… Tal y como ocurre con Rafinha, cuyo destino sigue apuntando al Valencia.

La última vez que se juntaron hasta cinco jugadores extranjeros en el vestuario del Barça fue en las temporadas 2014-15 y 15-16, con la presencia de los brasileños Alves, Adriano, Neymar, Douglas y Rafinha, tomando el relevo de sus compatriotas Belletti, Silvinho, Motta, Ronaldinho y Edmilson, que compartieron camerino entre 2004 y 2007…

Aunque podría considerarse que eran seis teniendo en cuenta que Deco, internacional con Portugal, también era de ascendencia brasileña (nació en Sao Paulo y comenzó a destacar en el Corinthians antes de llegar a Portugal para jugar en el Alverca en 1997).

LA COLONIA HOLANDESA

La sentencia Bosman, ejecutada oficialmente en diciembre de 1995 y acatada por la UEFA en febrero de 1996, provocó una auténtica revolución en el fútbol europeo a partir de la siguiente temporada a la que no permaneció ajeno el Barcelona.

Si en la temporada 1995-96 contaba en la plantilla dirigida por Johan Cruyff con dos rumanos (Hagi y Popescu), un bosnio (Kodro), un croata (Prosinecki) y un portugués (Figo), la campaña siguiente, con Bobby Robson, llegaron los brasileños Ronaldo y Giovanni, los portugueses Vítor Baía y Fernando Couto, el nigeriano Amunike y el francés Laurent Blanc. Todos ellos además del regreso del búlgaro Hristo Stoichkov y el fichaje del argentino, nacionalizado español, Pizzi.

En el curso siguiente, 1997-98 y ya con Van Gaal, la plantilla del Barça fue una auténtica ‘Torre de Babel’ en la que compatieron vestuario 14 españoles (Busquets, Ferrer, Sergi, Nadal, Abelardo, Guardiola, Celades, Luis Enrique, Amor, De la Peña, Òscar, Roger, Mario y Jofre) junto a tres portugueses (baía, Couto y Figo), tres brasileños (Rivaldo, Giovanni y Sonny Anderson) y tres holandeses (Hesp, Reiziger y Bogarde). Además de Stoichkov (Bulgaria), Amunike (Nigeria), Ciric (Serbia) y Dugarry (Francia)…

Fue entre 1998 y 2001 cuando, por deseo de Van Gaal, el Barcelona vivió una auténtica colonización de futbolistas holandeses, que llegaron a sumar hasta 8 jugadores juntos en el vestuario, una situación nunca vista en la historia del club. A Hesp, Reiziger y Bogarde se sumaron los hermanos De Boer, Cocu, Zenden y Kluivert, añadiéndose en 2000 Overmars, aunque entonces tanto Ronald de Boer como Hesp y Bogarde dejaron el club.

La marcha de Van Gaal fue despoblando de holandeses la plantilla, aunque en 2003 aún llegarían Van Bronckhorts y Davids, en 2005 Van Bommel y en 2009 Afellay. Y se recuperó la moda brasileña en 2001, con los fichajes de Rochemback y Geovanni, que se sumaron a Rivaldo y el joven Motta, ascendido desde el Barça B. Y añadiéndose después Ronaldinho, Belletti, Silvinho o Edmilson.

CURIOSIDADES

Argentina, país de procedencia de Leo Messi, solo tuvo un momento cumbre durante la temporada 2002-03, con la coincidencia de Bonano, Saviola, Riquelme y Sorín. Han sido un total de 22 futbolistas argentinos, desde el legendario Sagi-Barba y hasta Mascherano.

El Barça es igualmente el único club español en el que coincidieron tres británicos de distinta nacionalidad durante una temporada: en el curso 1986-87 se juntaron el inglés Lineker, el galés Hughes y el escocés Archibald, habiendo coincidido antes dos peruanos en la temporada 1973-74 (Sotil y Aicard).

Sin embargo, para encontrar una nacionalidad destacada en el vestuario en años anteriores hay que trasladarse a la temporada 1962-63 en la que coincidieron en la plantilla cuatro uruguayos: Villaverde, Benítez, Cubilla y Silveira, quienes tomaron el mando de los 3 paraguayos (Martínez, Olmedo y Hermes González) del curso 1957-58 o los tres legendarios húngaros (Kubala, Czibor y Kocsis) que compartieron equipo entre 1958 y 1961.