Se filtra playera del Barcelona de la próxima temporada

play
Valverde, sobre Messi: 'Espero que nos siga dando cosas' (1:02)

El DT del Barcelona habló acerca del estado de salud del argentino. (1:02)

BARCELONA -- El FC Barcelona recuperará las franjas verticales en su camiseta de la próxima temporada, la 2020-21, y que coincidirá con el final del mandato de la directiva encabezada por Josep Maria Bartomeu, quien después de aceptar la osadía que supuso la de cuadros que lucen los equipos del club este curso se mostró en su día rotundo con ‘volver a la normalidad’ en su última campaña como presidente.

Descubierta por el diario Sport, la nueva equipación, afirmó el equipo de diseño de la marca Nike, se inspira en la camiseta que estrenó el Barça hace un siglo, en 1919, y que dio paso a la recordada como ‘Edad de Oro’, la década de los 20 en que conquistó ocho campeonatos de Cataluña, cinco de España y el primer campeonato de Liga, en 1929. Coincidió también con la construcción del entonces moderno Camp de Les Corts, con capacidad para 30,000 espectadores e inaugurado en 1922 y un crecimiento social exponencial, pasando en apenas ocho años de 3,000 a 11,000 socios.

La playera destaca por recuperar las franjas históricas, con una azul central y dos granas, exactamente iguales por delante y por detrás, diferenciándose de aquella histórica en la presencia de cuatro estrechas rayas amarillas que separan las principales. El cuello, redondo, también es amarillo, en una imagen que recuerda mucho a la camiseta que lució el equipo azulgrana durante la temporada 2010-11.

ÉXITO COMERCIAL
Apostar por un diseño ‘clásico’ no es una novedad en el club azulgrana a la hora de confeccionar sus uniformes después de sorprender con camisetas ‘rompedoras’. Así sucedió en la temporada 2016-17, que recuperó las franjas verticales en un guiño a las camisetas de la década de los 80 del pasado siglo después de lucir durante el curso 2015-16 la primera playera de su historia con franjas horizontales, que provocó tanta polémica al ser presentada como éxito posterior de ventas.

La comercialización de las equipaciones se ha convertido en una exitosa fuente de ingresos para el Barcelona, que se ha ido superando año tras año y que, sin ir más lejos, provocó este verano una dato sorprendente: a mediados del mes de julio el club se vio obligado a aumentar la producción de las playeras a cuadros después de que en su primer mes de ventas se superase en más de un 30 por ciento el nivel de ventas previsto inicialmente.