El Barcelona estrecha su marcaje a Fabián Ruiz

BARCELONA -- Fabián Ruiz, mediocampista español del Napoli que fue coronado el último verano como mejor futbolista de la Eurocopa sub-21, vuelve a estar en la órbita del FC Barcelona, que ya en el pasado, cuando aún pertenecía al Betis, dejó pasar la ocasión de ficharle y en cuyo seno, reconocieron fuentes del club azulgrana a ESPN Digital, su nombre provoca tanto interés como cierta controversia.

Con su nombre bien marcado en los despachos del Camp Nou, Eric Abidal, secretario técnico del Barça, ya acudió a verle en directo el 22 de septiembre en el partido que el Napoli venció por 1-4 al Lecce, siendo el andaluz, autor de un gol, uno de los jugadores más destacados del encuentro y provocando la absoluta aprobación del enviado azulgrana... Por más que su fichaje se contempla “complicado” en el club.

Ocurre que Fabián entra de lleno en los estudios de futuro del Barça, tanto por su juventud (23 años) como por la adaptación que tendría en el engranaje de la plantilla azulgrana, aunque, por el contrario, su llegada supondría sumar más piezas a una zona ya de por sí poblada en exceso. “Tiene un físico imponente y un recorrido en el campo muy bueno”, se apunta como punto a favor de su llegada, sumándose su buena “capacidad de asociación”, llegada desde la segunda línea y disparo desde lejos.

Como mediocentro ofensivo o, más aún, como interior, el andaluz es contemplado como un jugador de máximo interés en el Camp Nou, donde el área deportiva sopesa seguir rejuveneciendo la plantilla y en unas posiciones que se aventuran con cambios en el futuro inmediato. La caída de Iván Rakitic, quien ya ha avisado de su frustración por el papel residual al que se ha visto condenado y la veteranía de otros jugadores como Arturo Vidal o Sergio Busquets, cuyo papel en el equipo azulgrana está empezando también a sufrir altibajos, alimentan este interés por su fichaje.

Hay, sin embargo, una cuestión que, en voz baja, también se tiene en cuenta: el freno que su posible fichaje podría suponer para otros futbolistas muy valorados en el club, caso de los canteranos Riqui Puig y Alex Collado o, incluso, el jovencísimo canario Pedri González, jugador ya reclutado por el Barça y que permanece en Las Palmas.

El ‘voto’ favorable se estima en que es un futbolista absolutamente adaptable al sistema del equipo, con un perfil que, se asegura, “sumaría” y potenciaría la zona central y de parecidas características a Paul Pogba... Convirtiéndose de esta manera, se especula, en objetivo del Real Madrid.

Y es que el diario Mundo Deportivo publicó el martes el interés creciente del club merengue por el jugador andaluz, aventurándose una batalla entre los dos gigantes del futbol español por el fichaje de un futbolista al que se considera trascendental en el futuro inmediato.

De hecho, el impacto de Fabian en el Calcio, convirtiéndose en uno de los futbolistas de cabecera para Carlos Ancelotti, no ha pasado desapercibido en las secretarías técnicas de los grandes de Europa, tal y como se advierte en el Camp Nou, donde una de las fuentes reconoció saber que “ha sido seguido por ojeadores de varios clubes en algunos partidos, tanto del Napoli como ya pasó en la Eurocopa”.

El Barça, que tuvo la ocasión de ficharle en el verano de 2017, descartó su incorporación después de que el entonces manager general del club, Pep Segura, solo atendiera a su llegada en calidad de cedido y para sumarle al filial, circunstancia que rechazó el vicepresidente deportivo del Betis en la época, Lorenzo Serra Ferrer, principal avalador del jugador que aquella temporada 2016-17 se catapultó jugando cedido en el Elche.

Al siguiente curso Fabián se desmelenó a las órdenes de Quique Setién en el conjunto verdiblanco y los 15 millones de su cláusula aumentaron hasta los 30, que pagó sin dudarlo el Napoli para convertirle Ancelotti en una de sus piezas más destacadas y motivando que el Barcelona, entre otros, volviera sus ojos hacia él, por más que las circunstancias económicas no fueran las mismas y su fichaje entrase nuevamente en consideración, esta vez ya como jugador consagrado.

De momento, con un precio ya disparado por encima de los 50 millones de euros, el club azulgrana no le pierde de vista y, por si acaso, quiere mantenerse en el primer plano de cara al próximo verano cuando, se sabe, Fabián será uno de los nombres de moda.