Ernesto Valverde, el primer despido del Barcelona desde Van Gaal

play
Moisés Llorens: 'El circo en el Barcelona no se acaba con la salida de Valverde' (3:53)

Moisés Llorens aseguró en Jorge Ramos y su Banda que todavía continúa la crisis en el equipo blaugrana, a pesar de la salida de Ernesto Valverde como entrenador. También da detalles de cómo se gestó su salida. (3:53)

BARCELONA -- Ernesto Valverde se convirtió la noche del lunes en el primer entrenador cesado por el Barcelona desde que el 28 de enero de 2003 el entonces presidente Joan Gaspart despidió a Louis van Gaal, dos días después de perder (2-0) ante el Celta y con el equipo derrumbado en la 12ª posición liguera, con apenas 6 victorias en 19 jornadas, y eliminado de la Copa del Rey por un rival, el Novelda, de la tercera categoría.

Al cabo de 17 años, con una situación que nada tiene que ver con la de entonces pero una presión mediática similar alrededor del Camp Nou, Josep Maria Bartomeu solventó el despido de un entrenador que devuelve al club azulgrana a una realidad olvidada en el tiempo pero no tan inhabitual a lo largo de la historia, cuando los ceses eran soluciones de urgencia a crisis deportivas en el club.

De hecho, entre 2000 y 2003 el Barcelona tuvo a cuatro entrenadores (Serra Ferrer, Rexach, Van Gaal y Antic) despidiendo a dos de ellos. En mayo de 1996 había despedido de mala manera a Johan Cruyff, en septiembre de 1987 a Venables, en marzo de 1983 a Udo Lattek, en noviembre de 1980 a Kubala, en marzo de aquel mismo 1980 a Joaquim Rifé o en marzo de un año antes, 1979, a Lucien Muller, refiriéndose a los últimos 40 años del club.

ESTABILIDAD A TODA COSTA
La caída de Valverde acaba con una etapa de estabilidad que desde la etapa presidencial de Joan Laporta se mantuvo contra viento y marea en el Camp Nou. Fue Laporta quien en enero de 2004 evitó un cese que se adivinaba de Frank Rijkaard y quien mantuvo al holandés en 2008 hasta acabar la temporada, a pesar de la presión existente por adelantar su salida.

Bartomeu dio su brazo a torcer en este inicio de 2020 después de haberse mantenido firme en su apuesta hasta en tres ocasiones durante su mandato. Primero en febrero de 2014, defendiendo la continuidad de Gerardo Martino hasta final de temporada, después en 2015, salvando del despido a Luis Enrique en la gran crisis desatada al comenzar el año con su enfrentamiento con Leo Messi y, por fin, en 2019, imponiendo su decisión de mantener a Valverde tras el desastre de Liverpool primero y la derrota en la final de la Copa del Rey después.

Enemigo de tomar decisiones drásticas, Bartomeu logró mantener una estela que se alargó durante 16 años largos, periodo de tiempo en el que el Real Madrid llegó a despedir a siete técnicos (Camacho, García Remón, Luxemburgo, Schuster, Benítez, Lopetegui y Solari) para convertir al Barça en un club distinto al del pasado... Hasta que se rompió el encanto.

TERCER BICAMPEÓN CAÍDO
Siendo el primer entrenador cesado en la historia del Barça cuando el equipo es líder de la Liga (también el primero desde que en enero de 1992 el Real Madrid despidió a Radomir Antic cuando mandaba en el campeonato), Valverde es el tercer técnico que deja el club azulgrana con dos trofeos ligueros en su palmarés.

El segundo y último había sido Helenio Herrera en la recta final de la temporada 1950-60. Tras haber enlazado su segundo título de Liga, el Barça cayó eliminado por el Real Madrid en las semifinales de la Copa de Europa siendo derrotado en los dos partidos (y perdiendo el único encuentro como local después de 40 victorias y un empate). La posición de HH en el club ya estaba enrarecida por su difícil relación con Kubala y aquella eliminación sirvió como excusa perfecta para sentenciar un despido que provocó un gran escándalo en el club, semanas antes de que el legendario entrenador firmase por el Inter de Milán al que conduciría a la gloria mientras el Barça entraba en la peor etapa de su historia.

Antes, en enero de 1950, el uruguayo Enrique Fernández presentó su renuncia tras haber enlazado los dos títulos de Liga anteriores, sumados a la primera Copa Latina y una Supercopa. Campeón liguero en las temporadas 1947-48 y 1948-49, su relación con el director deportivo Pepe Samitier no era la mejor y tampoco era del agrado de la mayor parte de los futbolistas de la plantilla. Tras caer ante el Real Madrid en Les Corts por 2-3 y ser aplastado por el Sevilla (5-2), Fernández dimitió argumentando que no era querido por sus jugadores.

Nueve meses después de haber conquistado su segundo título de Liga consecutivo, el entrenador uruguayo abandonó el Barça por la puerta de atrás… Una situación no muy distinta a la sufrida por Valverde al cabo de 70 años.