El Barça pretende recaudar 70 millones de euros en venta de jugadores

play
Messi, Suárez y Vidal siguen con los entrenamientos grupales en Barcelona (2:56)

Dos grupos de 10 jugadores trabajaron por separado en la Ciudad Deportiva Joan Gamper. (2:56)

BARCELONA -- El Barcelona se encuentran en una batalla contra el reloj para recaudar alrededor de 70 millones de euros en ventas de jugadores antes del 30 de junio, según informaron fuentes a ESPN.

El equipo catalán tiene poco más de un mes para cuadrar las cuentas y completar el plan de ventas programado en el último presupuesto del club que exigía una cifra de 124 millones.

El 30 de junio es el último día curso fiscal del Barça por lo que dentro del club admiten cierta preocupación por no haber logrado cerrar ninguna operación desde que el fútbol se detuvo por el coronavirus.

Fuentes del club indican a ESPN que no esperan que ninguna operación fructifiqué en “los próximos días” pese a que “están trabajando mucho y de manera intensa” para intentar cuadras las cuentan en un mercado que se espera menos movido que en anteriores ocasiones debido al impacto económico que ha tenido la pandemia en el mundo del fútbol.

A la crisis del coronavirus se ha unido la negativa de varios futbolistas del Barcelona ha abandonar el Camp Nou.

De hecho, dos jugadorres que estaban en la rampa de salida como Arturo Vidal e Ivan Rakitic ya han dejado claro tanto en público como en privado.

La dirección deportiva también había tasado a Arthur Melo en 60 millones de euros después de que la Juventus pidiese incluir al brasileño en la operación del bosnio Miralem Pjanic, centrocampista muy del agrado del club azulgrana.

Desde el club reconocen a ESPN que la salida de Arthur era una pieza clave para cuadrar las cuentas debido a su elevada valoración pero el ex del Gremio insiste en que quiere seguir en el Barcelona.

No obstante, en el club catalán todavía no descartan ninguna de esas salidas ya que como adelantó ESPN el pasado 17 de abril solo considera totalmente intransferibles a Lionel Messi, Marc ter Stegen y Frenkie de Jong.

El Barcelona, por primera vez en su historia, había presentado para la presente temporada un presupuesto de poco más de 1.000 millones de euros, estimando dentro de esa cantidad los ya mencionados 124 millones en ventas y prestamos de jugadores.

De momento, apenas supera la mitad de esa cantidad gracias en su mayor parte a los 40 millones más 5 en variables que ingresó por la venta de Malcom al Zenit de San Petersburgo durante el pasado mes de agosto (A partir del 30 de junio empieza un nuevo curso fiscal para el club). A esa cantidad deben sumarse las cesiones de Philippe Coutinho (8,5 millones), Jean-Clair Todibo (1,5 millones) y Carles Perez (1 millón, más una cláusula de compra obligatoria de 11 millones que aún no se ejecutó) más los ocho millones que dejó la salida de Alejandro Marqués a la Juventus y los 12 ingresados por el traspaso de Abel Ruiz al Sporting de Braga.