Piqué: "Messi se había ganado el derecho a decidir si quería irse" del Barcelona

play
¿Empieza a dejar dudas el Barcelona de Koeman? (3:43)

Alex Pareja y los expertos de Futbol Center analizan la derrota de los blaugrana ante el Getafe. (3:43)

BARCELONA -- Gerard Piqué rompió su silencio dos meses después del desastre de Lisboa y en vísperas del Clásico de este sábado concedió una extensa entrevista al diario La Vanguardia en la que admitió que el final de la pasada campaña del Barcelona "fue un drama", y mostrándose ilusionado con la etapa de Koeman, convino que Lionel Messi "se había ganado el derecho a tomar la decisión que quisiera", aclarando que lo sucedido ante el Bayern Munich le afectó especialmente.

"Leo se había ganado sobradamente tomar una decisión y sí él consideraba que debía irse… yo como presidente hubiese actuado diferente”, explicó el central, admitiendo que durante la crisis de agosto "no tuve mucho trato con él porque era una decisión muy personal. 'Leo, es un año, y luego viene gente nueva' recuerdo haberle dicho, pero un jugador que durante 16 años te ha dado tanto. Estás obligado a llegar a un acuerdo con él. No puede ser tan evidente que las dos partes estén tan distanciadas”, sentenció, proclamando que ahora "le veo muy bien. Está implicado e ilusionado... Es el reflejo del vestuario, el ejemplo a seguir. Si él está bien, da tranquilidad".

Sobre las formas que utilizó el crack argentino para forzar su salida, Piqué se preguntó "¿cómo es posible que el mejor jugador de la historia se levante un día y envíe un burofax porque siente que no le están escuchando? Todo es muy chocante, ¿qué está pasando aquí?”, enfatizó.

"Messi se lo merece todo. El estadio nuevo debe llevar su nombre y luego el del patrocinador. Debemos preservar nuestras figuras, no desprestigiarlas... Me pone de los nervios”, sentenció, mostrándose "sorprendido que gente como Pep (Guardiola), Xavi, Puyol o Valdés no estén en el club. Está claro que algo no se está haciendo bien porque a esta gente la debes mantener siempre, forman parte de la historia del Barcelona y deberían sumar, estar aquí.

"Yo estoy bien. El final de la pasada temporada fue un drama y necesitaba tiempo para digerirlo; en las vacaciones hice un reset”, recordó en primera persona, dando por hecho que le marcó "mucho" lo sucedido en Lisboa. "Cuando pasa algo así, algo que quedará marcado por siempre en la historia del club, los dirigentes deben tomar decisiones”, sentenció, no descartando su salida "si los dirigentes o el entrenador no contaban conmigo. Yo no tenía ningún problema porque el Barça está por encima de todos... Aquello me salió de dentro y lo sigo pensando.

"Está claro que el camino por el que íbamos no era el correcto. Puedes perder pero nunca de esa manera. Lo que dije lo mantengo hoy firmemente”, reveló, desvelando que había "muchos vicios adquiridos que requerían cambios profundos. Se han hecho algunos y quizás no se han de llevar a cabo todos de golpe, pero se debe notar que se hacen las cosas de otra manera".

"Tocamos el cielo con el triplete del 2015 y a partir de ahí el club fue cayendo en lugar de crecer y esa tendencia es inapelable. Tocamos fondo con el 2-8 y debíamos hacer un reset para ver qué era lo mejor para el club. Desde la humildad, remando y teniendo claro que nadie es imprescindible".

ILUSIONADO CON KOEMAN
El comienzo de la nueva temporada motiva a Piqué y en la entrevista dejó claro que con Koeman siente "muy buenas sensaciones. El míster usa un mensaje muy directo que ha gustado al vestuario y la dosis de trabajo ha aumentado. Hemos empezado bien la temporada y aunque la derrota de Getafe fue un golpe inesperado vamos a ver qué pasa en el Clásico".

"Tenemos gente muy joven y otros veteranos, pero conectamos muy bien... Hay un buen vestuario”, sentenció, proclamando que es momento de "partir de la humildad y reconocer que en Europa ahora mismo hay equipos mejores. Tenemos caras nuevas que nos están aportando vitalidad y piernas para presionar mejor. Se ve, yo lo percibo, que estamos jugando a otra cosa".

En este sentido pidió "autocrítica" y admitió que "cuando pierdes contra el Bayern de ese modo es porque has desatendido la rutina. Esto no llega de un día para otro", mostrándose "optimista moderado" de cara al Clásico de este sábado contra el Real Madrid. "Venimos de donde venimos, pero soy optimista".