Iñaki Rosas, el mexicano que juega en el Éibar y tiene gusto por Santos y Cuauhtémoc Blanco

El jugador mexicano que milita en las inferiores de Eibar confesó ser fan de Santos Laguna y el exfutbolista del América

Éibar es parte del País Vasco en España y las pocas referencias que tiene con México es que hay una ciudad que se llama Durango a menos de 20 minutos; sin embargo, hoy tiene una relación más amplia con nuestro país gracias a la familia Rosas.

Iñaki Rosas tiene 19 años, es futbolista y juega en las divisiones inferiores del Éibar con el Vitoria, el equipo de tercera división. Nació en Xalapa, Veracruz, y creció apoyando a Santos y a Cuauhtémoc Blanco. En entrevista con ESPN Digital confesó su amor por la comida mexicana y las burlas que le hace a su papá por su afición al Cruz Azul.

“Desde los cuatro años ya jugaba a futbol y me gustaba. De pequeño, un tío me metió a jugar futbol y era muy fan de Santos. Me gustaba mucho Cuauhtémoc Blanco. Me gustaba verlo bastante y es de los que me acuerdo”, dijo a este portal.

Sobre la relación con su familia y cómo mantienen vivas las tradiciones mexicanas, Iñaki aceptó que su mamá tiene buen sazón y es la encargada de seguir con las recetas aztecas aunque estén del otro lado del Atlántico.

“Aquí en España intentamos siempre no olvidar las raíces mexicanas y estamos cenando o comiendo comida mexicana. Mi mamá hace quesadillas o salsa con unos tacos, pero mi mamá se acuerda, sabe y cocina muy bien. Es difícil encontrar comida mexicana aquí”, expuso.

“A toda mi familia desde niños nos gusta el futbol. Mi papá jugó y a todos nos gusta mucho el futbol. Nunca me impusieron un equipo, pero mi papá le va al Cruz Azul. Sí sé que tienen la maldición y le digo que no ganan ni una final de broma”, dijo entre risas desde Santander.

Lateral por derecha, de perfil diestro y con alternancia como interior o por la banda, Iñaki confesó quiénes son sus referencias en la posición, además de los mexicanos que más admira en Europa, sobre todo en España.

“De mi posición me gustan Marcelo, Dani Alves o Sergiño Dest que son ofensivos y tienen buena visión de juego. Aquí me gustan mucho Diego Lainez y Guardado. Héctor Herrera ha hecho un gran papel con el Atlético de Madrid. Hasta el momento no (he hablado con ellos). Los he visto jugar en Eibar-Betis o contra el Atlético, pero no he tenido contacto con ellos”, expuso.

Iñaki Rosas es apenas mayor de edad y tiene una progresión por delante significativa. Ha recibido buenos comentarios de sus entrenadores y el siguiente paso después del Vitoria es el primer equipo del Éibar. Incluso, el cuadro español le amplió el contrato el pasado 9 de noviembre hasta 2023 y sueña en grande, con llegar a la élite de Europa.

“Para mí es muy buena oportunidad y un orgullo que confíen en mí. Esta extensión demuestra eso. Es un club de primera y que apuesten por mí para dentro de unos años, es muy bonito. La verdad desde pequeño he sido del Real Madrid y como sueño me encantaría llegar allí. Equipos como el Valencia y el Villarreal sacan muy buenos laterales. Yo estoy en Éibar muy contento y ahora solo pienso en ellos”, dijo a este portal.