Laporta: "Nos volveremos a sentir orgullosos del Barça con otra época gloriosa"

play
Barcelona da la cara e hilvana cuatro victorias (0:59)

El conjunto azulgrana supera al Elche con anotaciones de de Jong y Riqui Puig, con lo que se mantiene con buena racha en La Liga. (0:59)

BARCELONA -- Joan Laporta, presidente del Barcelona entre 2003 y 2010, acude por tercera vez a unas elecciones, después de arrasar en las primeras y perder las segundas, en 2015 frente al Bartomeu del Triplete y Tridente, con el convencimiento de "recuperar la alegría del barcelonismo".

Las encuestas le señalan como gran favorito por encima de Víctor Font y se entiende, quizá desde un punto de vista egoista que él asegura "por interés del club", que mantuviera la necesidad que las elecciones se hubieran celebrado este 24 de enero. Serán en marzo...

Laporta recibe a ESPN en la sede de su candidatura, en el centro de Barcelona, y mantiene durante la entrevista un posado que recuerda en poco al de hace 18 años. Afirma que hoy tiene "más experiencia" para mostrar un perfil comedido... Pero cuando se apaga el micrófono habla de futbol y de su Barça con pasión desbordada.

Quien dice nostalgia al referirse a él debería escucharle maldecir una noche de 1975 en el Camp Nou en que el Leeds United eliminó al Barça en la vieja Copa de Europa, recordar eliminatorias contra el PSV, el Feyenoord... Referirse a Rexach o Marcial, incluso a Martí Filosia y hablar con una estima indiscutible de Johan Cruyff, quien antes de ser su amigo fue su ídolo. Como el de tantos...

Joan Laporta, socio 13,352 y abonado en la segunda gradería del lateral del Camp Nou desde que tiene uso de razón, transpira barcelonismo por los cuatro costados. De eso no hay duda. Que sea el mejor candidato a la presidencia lo deberán decidir los socios. Cuando puedan votar.

- ¿Por qué se presenta Joan Laporta a las elecciones?

- Porque amo al Barça, porque tenemos las claves para enderezar la situación del club para devolverlo a la primera línea mundial, queremos devolver la alegría al barcelonismo, hacer que nos sintamos orgullosos del Barça y volver a disfrutar de una etapa gloriosa. Si lo hicimos en su día, podemos volver a hacerlo. Nosotros queremos un Barça líder y referencia en cuanto a la gestión y el compromiso social y solidario. Queremos un Barça admirado por los títulos, por su juego y querido por lo que representa en todo el mundo.

- Mantiene el ánimo a pesar del aplazamiento pero insiste en que se debe votar cuanto antes.

- Tenemos mentalidad ganadora y, sí, desde luego queremos que se pueda votar lo antes posible por el bien del Barça, porque se deben tomar decisiones de manera urgente para revertir la situación económica y para que el club vuelva a ser sostenible; mantener esa singularidad y devolverle la alegría al barcelonismo. Queremos que el Barça vuelva a ser una referencia futbolística a todos los niveles.

- ¿Considera su candidatura mejor que las demás? El señor Font le invitó en su día a unirse a su equipo...

- Yo al señor Font ya le dejé claro en su momento que tenía mi propio proyecto. ¿Mejor? Mi proyecto dice la verdad. No quiero compararlo con el de los demás... Mi programa dice la verdad en base a la experiencia. Estoy convencido que los demás proyectos tienen puntos interesantes pero el mío está basado en la experiencia, en la preparación y la determinación que siempre he tenido. Por eso entiendo que es el mejor para el club.

- Es un riesgo volver. Segundas partes dicen... Y, además, se le presenta como representante de la nostalgia.

- ¿Nostalgia? Mire, si llaman nostalgia a ganar lo que ganamos, provocar la admiración de todo el mundo y ser reconocidos como un club de referencia, bienvenida sea la nostalgia. Quienes dicen eso lo hacen con una falsa condescendencia... Lo que tenemos es una etapa maravillosa que está ahí y no se puede olvidar. Y si lo hicimos una vez tenemos el convencimiento de volver a hacerlo. Nosotros, en 2003, ya entramos en el club en un momento similar a este, muy difícil, y enmendamos la situación.

- ¿En qué ha cambiado el Laporta de 2003 al de 2021?

- Yo no he cambiado más en que tengo más experiencia y estoy más preparado pero mi forma de ser es la misma de siempre. Sabemos qué hacer y cómo hacerlo para revertir las cosas con la máxima celeridad. Llevamos al Barça a la excelencia y tenemos las claves para volver a hacerlo. No sé si los demás pueden decir lo mismo.

- Se está guardando mucho de ofrecer nombres. ¿Por qué no juega esa baza como sus rivales?

- Porque mi carta en estas elecciones es la coherencia. Estas elecciones llegan en un momento muy difícil y trascendente para el Barça y además son a mitad de temporada. Ahora estamos plenamente preparados para, si es necesario, mejorar el proyecto deportivo del equipo.

- Pero en 2003 aquella jugada con Beckham...

- En 2003 no dijimos ninguna mentira con Beckham. Lo que pasa es que cuando una mentira la repites tantas veces acaba por creerse que es verdad. Hay un documento firmado por el Manchester United en el que se especificaba que Beckham vendría al Barça si yo ganaba las elecciones condicionado a nuestro acuerdo con el jugador.

El fichaje nos lo propuso una persona con la que siempre he tenido mucha confianza y con la que tengo gran relación que es Jordi Cruyff. Me llamó y me dijo que teníamos la opción de ficharle porque el United estaba abierto a negociarlo.

Al final Beckham se convirtió en Ronaldinho. Una jugada redonda.

- Teníamos el plan de fichar a Beckham, a Henry o a Ronaldinho. Con Beckham después me entero que tiene un acuerdo con el Real Madrid y habría que preguntar al Manchester United si es que todo lo hizo para presionar y aumentar el precio al Madrid, pero está claro que al final la solución fue la mejor para el Barça.

- Con Ronaldinho comenzó el círculo virtuoso, se recuperó el ánimo y se catapultó el club. Hay que pensar que tiene un plan ahora en ese sentido...

- Tenemos plan, por supuesto. Como ya he dicho, estamos en disposición de repetir lo que ya hicimos entonces. Tenemos la experiencia y el coraje necesarios pero, por encima de todo, tenemos un proyecto sólido y muy bien especificado.

- Su entrenador es Koeman, dice. ¿Seguirá siéndolo como presidente?

- Koeman es el entrenador del Barça, tiene contrato en vigor y sé, por experiencia, que lo más necesario es mantener la estabilidad en el club. Está apostando por la juventud y eso hay que valorarlo. Está claro que el juego puede mejorar, pero creo que está en el camino de hacerlo.

- Quien no está en su proyecto, usted lo ha dicho, es Xavi.

- Xavi, hoy por hoy, no va en nuestro proyecto. Tampoco lo estaba en 2003 Pep Guardiola... Y que después estuviera con nosotros, con todo lo que significó, creo que es el mejor ejemplo de que nunca cerramos la puerta a personas que son referencia para el barcelonismo, que evolucionan y demuestran sus cualidades.

- ¿Le preocupa que vaya en otra candidatura?

- Si Xavi va con otro candidato o no yo no lo sé porque he visto que lo anuncian y después lo tienen que desmentir, como ha ocurrido con Jordi Cruyff. Puedes optar por ir dando nombres pero nosotros preferimos mantener nuestra coherencia para no desestabilizar al equipo porque, no lo olvidemos, lo más importante es que el equipo se sienta respaldado.

- A día de hoy el Barça ya debería tener presidente. ¿Considera que le perjudica el aplazamiento de las elecciones?

- Ni me perjudica ni me beneficia, pero es una mala noticia para el Barça, una muy mala noticia porque el club necesita con urgencia un nuevo presidente y junta directiva que tomen decisiones para resolver la gravísima situación económica en la que se encuentra, mejorar la situación deportiva y volver a situar al club donde merece. Lo que es una evidencia es que las elecciones tenían que haber sido este domingo... Acatamos la decisión y estamos preparados para seguir compitiendo y presentando nuestro proyecto a todos los socios y socias para ganar las elecciones.

- ¿Qué es tan urgente?

- Hay que impulsar acciones para conseguir nuevos ingresos y reestructurar la deuda, y hacerlo de manera urgente, para que a partir de estas dos acciones que forman parte de nuestro plan de choque podamos controlar el enorme gasto que tiene el club. Si no podemos empezar a trabajar lo antes posible nos vamos a encontrar con un club que que no podrá hacer frente a sus pagos al acabar la temporada porque, no olvidemos, la gestora no tiene facultades para hacerlo.

- Font y Freixa avisan que no hay que preocuparse ahora por Messi porque ya ha dicho que no decidirá hasta final de temporada. ¿Usted piensa igual?

- Messi se quiere quedar y sé que hará todo lo que esté en su mano para quedarse siempre que el club le pueda ofrecer una oferta que se adapte... Pero no podemos pensar en que esto se vaya a solucionar solo con buenas intenciones y ya está. Leo necesita un interlocutor válido, necesita ver una estabilidad que ahora no hay y es por eso, también, que el club precisa cuanto antes tener un presidente y una Junta directiva.

- Usted le conoce de primera mano. A él, a su familia, a su padre... ¿Supone una ventaja?

- Messi ama al Barça, partamos de esa premisa. Leo no se guía por el dinero, es una persona que se hace estimar y debemos tener en cuenta no solo todo lo que nos ha dado sino lo que nos puede dar. Siempre he tenido una buena relación con él, sabe que lo que digo lo cumplo y por eso creo que es fundamental tener estabilidad institucional, votar, tener nueva junta y sentarse a hablar con él.

- ¿Confía en el voto por correo?

- Confío en la transparencia. Con el voto por correo ya sabían que Correos tenía que adaptar su estructura a una votación de este tipo y se decide implementar con más de un mes de retraso para volver a aplazar las elecciones y llevarlo ahora a marzo. Y se descarta la opción de ampliar los puntos de votación como se había dicho en las capitales de Comarca... Al final lo único que pido es que la gestora decida, que fije la fecha y que no haya opciones a que nadie pueda impugnar nada, que haya la máxima transparencia en bien del club.

- Font apostó abiertamente por el voto electrónico.

- El voto electrónico ya se debía haber implementado hace años. En 2010 ya lo dejé preparado y entonces se dijo que no había suficiente fiabilidad. Dejamos preparado un proyecto, bien estudiado, y en 2015 volvimos a repetirlo porque entendíamos que reunía todos los requisitos. Siempre he sido favorable al voto telemático, pero tiene que prepararse con tiempo, no con dos o tres semanas. Nadie nos tienes que dar lecciones con este tema.

- Está decepcionado con la gestora...

- Entiendo que le falta decisión. No se puede estar siempre tan pendiente de lo que nos rodea. Se pudieron haber celebrado las elecciones este domingo porque se habían adoptado todas las medidas sanitarias y con un certificado de autoresponsabilidad se podía votar. Aquí parece que el único interesado en que se hagan las elecciones sea yo y que a los demás ya les vaya bien que no se vote porque no han hecho nada que me demuestre lo contrario.

- ¿Qué le dice ser presentado como favorito?

- No me fijo mucho en los estudios ni encuestas. Primero hubo que pasar la etapa de las firmas, de la que quedamos muy satisfechos, y ahora el objetivo es que nos vote el mayor número de socios y socias.

- ¿Le favorece que se divida el voto?

- No. A mi me da igual que seamos dos o tres los candidatos porque yo me dirijo a los socios y socias para explicarles mi proyecto independientemente de cuantos seamos. Por lo demás tengo un respeto absoluto por los otros candidatos.

- ¿Está preparado y dispuesto a debatir con ellos?

- Yo siempre estoy abierto a hacer los debates que interesen a los socios del club. Mi interés es explicar mi programa a los socios, no a los otros candidatos. Pero lo primero que me interesa es saber el día que vamos a votar por el bien del Barça. Antes que ir pidiendo debates, lo primero que deberíamos dejar claro es cuando se va a votar porque lo único que estoy viendo es que a algunos ya les va bien ir atrasando la fecha de las elecciones.

- Contrariamente a Font, usted se muestra abiertamente en contra del fichaje de Eric García.

- Es que no se puede fichar. Estas cosas perjudican al Barça porque son decisiones que superan los atributos de una gestora, que se extralimita en sus funciones y perjudica al club. Yo ya he dejado claro, en el caso de Eric García, que no se debe pagar nada ahora por un jugador que acaba contrato en pocos meses y puede venir gratis. Aquí me gusta recordar el pensamiento de Johan Cruyff: Si un futbolista quiere fichar por el Barça debe demostrarlo. Si el deseo de Eric es jugar aquí no debería tener ningún problema en esperar al nuevo presidente.

- Pero la gestora de 2015 fichó a Arda Turan.

- Sí... Y tampoco podía hacerlo. Aunque entonces el nuevo presidente tenía la última palabra, es decir que el fichaje quedaba pendiente de la ratificación del candidato que ganase las elecciones. Entiendo que debían estar muy seguros que quien ganase aquellas elecciones estaría confome con las operaciones para que los jugadores estuvieran de acuerdo con esos acuerdos.

- Siendo como es imprescindible, ¿es realizable el Espai Barça? ¿la reforma integral del Camp Nou?

- Está claro que el Espai Barça es absolutamente necesario y que necesita una financiación y tendremos propuestas sobre la mesa. La que ahora está firmada por la junta anterior, pendiente de ratificación, es la de Goldman Sachs pero hay otras opciones. No tenemos firmado ningún contrato porque no tengo ahora ese poder de decisón pero sí he recibido propuestas para financiar las obras del estadio. Hay grupos interesados en financiarlo y cuando llegue el momento estudiaremos cual es la mejor opción para el club.

- Eso quiere decir que el acuerdo con Goldman Sachs puede quedar anulado y ser sustituido por otro. ¿A eso se refería cuando hablaba de la letra pequeña?

- Cuando digo que tenemos que estudiar a fondo el acuerdo con Goldman Sachs quiero decir que como abogado no puedo fiarme simplemente de lo que me dicen. Tengo, tenemos, que ver, leer a fondo e interpretar a fondo lo que dice ese contrato y a partir de ahí decidir lo mejor para el Barça.

- Lo que es evidente es que, descartada la opción de un nuevo estadio, el Camp Nou necesita muchas mejoras.

- El Camp Nou no deja de ser un estadio de referencia en todo el mundo pero está claro que necesita una mejora a fondo que va mucho más allá de su fachada. Queremos convertir nuestro estadio en una joya arquitectónica a la altura de los mejores del mundo.

- Para acabar, defíname la idea íntima de su proyecto deportivo.

- Nuestra idea, nuestra filosofía, es recuperar un Barça con un genuino estilo de jugar, propio de lo que aprendimos con Johan Cruyff y que nos ha dado tantos éxitos. El control del juego, de la circulación, un sistema ofensivo y buscar el gol de manera permanente. Nosotros siempre defenderemos ese estilo definido de jugar al ataque, adaptándolo al presente pero sin disimulo.