Barcelona ya depende de sí mismo para ser campeón de LaLiga

El Barcelona y Lionel Messi están de lleno en la lucha por el campeonato. EFE

BARCELONA -- Después de la victoria más ajustada de los últimos tiempos, de una noche incómoda como no pudo sospechar, el Barcelona alcanzó lo imposible. Impensable cuando cerró la primera vuelta diez puntos por detrás del Atlético Madrid, incluso con un partido más a mediados de enero, la remontada azulgrana, apoyada por el desplome colchonero, le situó este lunes, con nueve jornadas por disputarse, a un solo punto del equipo de Simeone y dependiendo de sí mismo para conquistar la Liga. Atlético, Barça y Real Madrid se jugarán el título (se entiende una utopía que el Sevilla pudiera albergar opciones) con los dos primeros sin necesidad de mirar a nadie más, bastándose con asegurar sus resultados para ser campeones mientras el equipo de Zidane, que el sábado recibirá en Valdebebas al Barcelona, precisaría todavía, además de ganar sus partidos, al menos una derrota de los rojiblancos, atendiendo a que el goal average entre ambos le es favorable.

Los últimos diez partidos, desde que comenzó el mes de febrero, son las que dieron este vuelco a la clasificación. El mes de enero se cerró con el Atlético de Madrid ganando en Cádiz (2-4) y, con un partido menos, aventajando en diez puntos a Barcelona (ganó 2-1 al Athletic) y Real Madrid (derrotado por el Levante 1-2 en Valdebebas). A partir de ahí, el derrumbe colchonero fue, es, una realidad, mezclado con la regularidad merengue y, por encima de todo, el despegue azulgrana.

El Atlético ha sumado 16 de sus últimos 30 puntos, con cuatro victorias, cuatro empates y dos derrotas, mientras el Real Madrid sumaba 23 de 27 puntos merced a siete victorias y dos empates y el Barcelona, disparado, alcanzaba 25 de 27, ganando ocho encuentros y empatando solamente uno, en el Camp Nou frente al Cádiz. Todo ello, hasta la victoria de este lunes contra el Valladolid, en una racha soberbia ya de 19 encuentros (una vuelta entera) sin conocer la derrota y cediendo solo tres empates (Valencia, Eibar y Cádiz) para sumar 51 de los últimos 57 puntos que ha disputado.

En este mismo espacio, atendiendo a las jornadas interpuestas por aplazamientos, el Atlético sumó 40 punto

Así, La Liga que a mediados de enero se entendía rojiblanca, entra en su recta final, en las nueve últimas fechas, con una igualdad no sospechada hace tres meses y con un Clásico en el horizonte, el sábado, que se aventura si no decisivo sí trascendental en la lucha por el campeonato.