Benzema dio el título al Real Madrid en la última visita del Villarreal

Un doblete de Karim Benzema ante Villarreal, la temporada pasada, ayudó a que el Real Madrid ganara el título, ahora, en la última jornada de LaLiga buscará repetir la hazaña

El Villarreal cerrará este domingo la Liga con una visita al Real Madrid después de que un doblete de Karim Benzema supusiera la pasada campaña su segunda derrota consecutiva en este enfrentamiento y también el título para el equipo madrileño, que de nuevo se juega ganar LaLiga en la visita del conjunto castellonense.

Ambos equipos se midieron en la jornada 37 del pasado campeonato, la penúltima, y un error defensivo de Sofian Chakla permitió a Modric generar un tanto que acabó firmando el delantero francés a mitad de la primera parte.

Ya en la segunda parte, el defensa groguet cometió un penalti que primero tiró en corto Sergio Ramos para que Benzema rematase y luego, tras anularlo el árbitro por entrar jugadores antes de tiempo, fue directamente el francés quien transformó la pena máxima en el 2-0.

Un gol de Vicente Iborra, a falta de siete minutos para el final, abrió la puerta al empate pero dos extraordinarias paradas de Courtois lo impidieron.

En aquel encuentro jugaron por parte de los locales Courtois; Carvajal (Lucas Vázquez), Varane, Sergio Ramos, Mendy; Casemiro, Kroos (Isco), Modric (Fede Valverde); Rodrygo (Marco Asensio), Hazard (Vinicius) y Benzema.

Por los visitantes lo hicieron Asenjo; Mario, Pau Torres, Sofian, Quintillà: Anguissa (Manu Trigueros), Moi Gómez (Santi Cazorla), Rubén Peña (Bruno Soriano), Morlanes (Iborra), Samu Chukwueze (Ontiveros) y Gerard Moreno.

Aquella fue la segunda derrota seguida del Villarreal en la Liga en el campo del Real Madrid y la décima cuarta que sufrió en sus veinte visitas al equipo madridista en la Liga.

Los seis encuentros que completan el balance se dividen en cinco empates, el último en la 2016-17, y una única victoria del Villarreal, que se impuso en la campaña 2017-18 por 0-1 con un gol de Pablo Fornals a falta de cuatro minutos para el final del partido.