El Barcelona descarta entrar en una carrera con el PSG por fichar a Wijnaldum

play
Laporta: Hay unidad de criterios con Koeman (0:49)

Durante el anuncio de la continuidad de Ronald Koeman al frente del Barcelona, Joan Laporta reveló que tomaron la decisión tras un periodo de reflexión y análisis. (0:49)

BARCELONA -- El Barcelona acogió con resignada tranquilidad la prácticamente confirmada espantada de Georginio Wijnaldum al conocer la decisión de los representantes del jugador de elegir la mejor oferta económica del Paris Saint-Germain.

"Si un jugador antepone el dinero por encima de todo, ya no interesa”, explicó a ESPN una fuente del club azulgrana, recuperando una vieja máxima de Johan Cruyff, dejando claro que la oferta era "inamovible" y trasladando al internacional holandés la responsabilidad de su decisión.

El Barça presentó una propuesta de tres temporadas a Wijnaldum con un salario global de 18 millones de euros fijos más incentivos que quedó ensombrecida por los 10 anuales que, se afirma en Francia, le ofreció el PSG, amén de una prima de fichaje que en el Barça estaba incluida en el salario anual.

Ante la diferencia de condiciones Joan Laporta resolvió no entrar en ninguna puja, no ya por contemplar imposible acercarse a las cifras que manejan los representantes del futbolista con el PSG sino por dar a entender que el Barça, desde ya, tomará sus propias decisiones anteponiéndose a un juego en el que no quiere entrar y que, de hecho, ya conocen también los representantes de Memphis Depay, cuyo fichaje se persigue desde septiembre de 2020 y que hoy está muy encaminado con cuyas condiciones económicas no variará el club.

Ronald Koeman ya conoció directamente la ruptura de las negociaciones con Wijnaldum y comprendió la postura de la directiva, que le explicó directamente Mateu Alemany, quien no cerró la puerta a abrir una nueva negociación con algún jugador de parecidas características al holandés, aunque advirtiendo la dificultad de llevar a cabo ningún fichaje en caso de no realizarse por medio de intercambio con otro club, dándose la posibilidad de que el joven Ilaix Moriba fuera el más beneficiado, creciendo su protagonismo en los planes del técnico.