Coutinho, ni para atrás ni para adelante... Sigue lesionado y Barcelona ya no lo quiere

play
¡Un León culé! El Barcelona anuncia una nueva incorporación (0:21)

Llegando como jugador libre tras terminar contrato con el Lyon, Memphis Depay se suma al ataque de los blaugranas. (0:21)

BARCELONA -- Philippe Coutinho sigue en Sao Paulo su plan de recuperación y se mantiene al margen de las gestiones que mantiene el Barcelona, con el que le restan dos temporadas más de contrato y al que, se sospecha en el Camp Nou, no ofrecerá facilidades para encontrarle una salida a pesar de no entrar en los planes deportivos de la entidad.

Fuentes del club azulgrana consultadas por ESPN Deportes admitieron cierta "preocupación" con el futbolista brasileño, cuyo alto salario y baja cotización dificulta su traspaso en condiciones.

Titular al comenzar el último curso, animado y apadrinado por Ronald Koeman, la rotura del menisco externo de su rodilla izquierda que padeció el 30 de diciembre de 2020 durante un partido frente al Eibar rompió una regularidad que ya había sufrido un primer parón en octubre por unas molestias en el muslo.

Participante en 14 de los 17 partidos en los que estuvo disponible hasta entonces, diez de ellos como titular, Coutinho parecía en camino de recuperar sus mejores sensaciones... Hasta que todo saltó por los aires y regresó a una invisibilidad que con el paso de los meses le convirtió primero en prescindible y después en descartado.

Si en enero se esperaba un periodo de recuperación de entre tres y cuatro meses, la rodilla del jugador no respondió como se esperaba, a finales de marzo, tras pasar consulta en Qatar, viajó a su país y cansado de los problemas solventó volver al quirófano, poniéndose en manos de los doctores de la selección brasileña para solucionar el caso.

Operado el 5 de abril se habló de una baja otros de tres meses, por lo que ahora estaría ya en la recta final de su recuperación... Pero nadie le espera ya en Barcelona.

El Barça entiende hoy "necesario" encontrarle un destino durante las próximas semanas para adelgazar la masa salarial de la plantilla, que en el caso del jugador brasileño significa un gasto anual, bruto, superior a los 20 millones de euros.

Faltando por amortizar algo más de 40 millones de euros de su fichaje, el club azulgrana estaría más que satisfecho cubriendo esa cantidad con un traspaso... Aunque sospecha muy difícil que algún club pudiera alcanzar esas pretensiones y más aún teniendo en cuenta el salario del futbolista, nada dispuesto a perder poder adquisitivo lejos del Camp Nou.

Coutinho "mantiene buen cartel en Inglaterra", se sostiene en el Barça, teniendo constancia de cierto interés, de momento indirecto y a través de representantes, de clubes como Arsenal, Everton o Leicester que estarían dispuestos a negociar un trato con la entidad barcelonista, conociendo también que el propio futbolista está interesado en un regreso a la Premier League.

Encontrar un punto de acuerdo entre el jugador, el club interesado y el Barcelona es prioridad en el Camp Nou, donde crece la impaciencia por solucionar un caso que lleva demasiado tiempo en el escenario.