Manchester United derrotó a Chelsea y tomó aire en la Premier League

Festejó en casa. Manchester United le ganó 2-1 a Chelsea por la fecha N°15 de la Premier League, con doblete del escocés Scott McTominay, en un encuentro entre dos equipos irregulares. Así, en Old Trafford, el local sumó merecidamente tres puntos valiosos y escaló en la tabla de posiciones.

Manchester United y Chelsea no vienen brillando, pese a la calidad de sus jugadores y lo abultado de sus presupuestos. Los Diablos Rojos venían de una derrota ante un rival directo por llegar a la zona de Champions, ante Newcastle, y habían caído al séptimo lugar. Chelsea había celebrado, pero tras un mal inicio apenas subió al 10°. Para ambos, este partido podía ser el trampolín necesario para reacomodarse en la tabla y por eso fue fundamental para el anfitrión.

El partido arrancó con mucha dinámica. Fue un dominio absoluto del local en los 10 primeros minutos y, de hecho, dispuso de un penal pero falló. A los seis, en una jugada repetida varias veces por el VAR, se dictaminó la falta máxima por un pisotón del argentino Enzo Fernández al brasileño Antony. Pateó débil el portugués Bruno Fernandes y el disparo lo atajó el arquero español Robert Sánchez, quien dio rebote y lo tomó el argentino Alejandro Garnacho pero se fue alto.

Participó Fernández en un par de ataques de Chelsea, que tomó aire tras ese duro arranque, pero a los 19 minutos se abrió la cuenta en Old Trafford. McTominay puso el 1-0 y fue delirio de los hinchas rojos. Y siguió siendo ofensivo el anfitrión, con un Garnacho muy activo, aunque su temperamento le jugó una mala pasada y recibió la tarjeta amarilla por protestar y tirar la pelota tras una falta que cometió.

Fue superior Manchester United en la primera mitad y no pudo aumentar la ventaja por la gran tarea de Sánchez bajo los tres palos, incluida una tapada a Garnacho y algunas de sumo riesgo. Sin dudas, cada ataque llevó peligro, aunque se mostró flojo en el retroceso y por eso padeció ante algunas embestidas de Chelsea, un rival al que le faltó precisión en algunas situaciones pero que a los 45 minutos logró el empate gracias a un gol del inglés Cole Palmer.

El segundo tiempo lo comenzó más firme y suelto Chelsea, que se asoció mejor y atacó seguido, generando peligro, para preocupación de los simpatizantes del United. Pero volvió a aparecer McTominay, a los 24 minutos, para el 2-1. El escocés recibió un perfecto centro de Garnacho a la cabeza y festejó en plena área chica, frente a Sánchez.

El español, figura de la cancha, salvó en otras ocasiones su arco, en especial en dos claves frente a Garnacho, que tuvo una actuación de gran nivel. Por eso, pudo el local aumentar el marcador y terminar tranquilo, pero no resolvió bien y en el tramo final sufrió el acoso de Chelsea, con una chance inclusive de Enzo Fernández. Un palo salvó al dueño de casa sobre el cierre y fue victoria para alegría de su gente y así tomar aire puro en la tabla. Fue un triunfo merecido, pese a lo ajustado del resultado.

Manchester United atraviesa una crisis de juego y resultados. Venía de quedar contra las cuerdas en la Champions League, tras el empate 3-3 ante Galatasaray, pero ahora recuperó aire puro en la liga inglesa. La última vez que se habían enfrentado, en la pasada Premier League, también fue en el Teatro de los Sueños, en Manchester, en mayo, cuando el United pasó por encima de Chelsea y lo derrotó 4-1. Esta vez también mereció los tres puntos y festejó con sus eufóricos hinchas.