A Agüero lo escupieron e insultaron en Wigan

Sergio Agüero, delantero de Manchester City, fue escupido e insultado por un hincha de Wigan Athletic durante la invasión del terreno de juego al término del partido por la FA Cup, según informaron a ESPN FC fuentes allegadas al jugador.

Las imágenes de televisión mostraron a Agüero levantando el brazo para empujar a un hincha mientras cientos de fanáticos invadían el campo de juego tras el triunfo de Wigan, de la League One, por la mínima diferencia en el DW Stadium.

Otras fuentes le informaron a ESPN FC que Agüero no será investigado por la FA por su participación en el incidente.

Pero el delantero les contó a los dirigentes del club que el hincha lo insultó antes de escupirle, lo que provocó su reacción de enojo. Agüero fue retenido por el defensor Chey Dunkley de Wigan, con quien había estado hablando tras finalizar el partido.

Tanto el delantero como City podrían hacer una denuncia policial por el incidente, aunque, según las fuentes, aún no se ha tomado una decisión al respecto.

El hijo de Agüero, Benjamín, había estado en la tribuna visitante festejando su noveno cumpleaños.

Se estudiará el informe del árbitro Anthony Taylor, y también podría involucrarse la policía si alguna de las partes presenta una denuncia.

John Stones, defensor de City, le dijo a la prensa: "Nunca es agradable ver cuando le sucede al equipo contrario, pero fuimos nosotros. Obviamente, los hinchas locales estaban entrando al campo de juego. Nunca es lindo ver eso".

La FA está investigando cuatro incidentes separados ocurridos en el partido del lunes, según informaron las fuentes a ESPN FC.

Un quinto incidente --la tarjeta roja que le levantaron al mediocampista de City Fabian Delph por una entrada contra Max Power, de Wigan-- no será investigado ya que la decisión de Taylor implica una suspensión automática de tres partidos por conducta violenta.

Sin embargo, la FA no tomará medidas contra los jugadores y entrenadores de ambos equipos por la discusión en el túnel durante el entretiempo, cuando el DT de City, Pep Guardiola, y el de Wigan, Paul Cook, parecieron empujarse.

Wigan podría ser sancionado por la FA por la invasión de cientos de hinchas al campo de juego, y el club de la League One tendrá que dar explicaciones sobre sus procedimientos de seguridad.

Según las fuentes, City también le pedirá respuestas a Wigan por lo ocurrido debido al riesgo que corrieron los jugadores.

En un comunicado, Wigan manifestó su descontento con los fanáticos que invadieron la cancha, y el director general Jonathan Jackson dijo que el club abrirá una investigación.

"Aunque apreciamos que la gran mayoría de los hinchas que corrieron al campo de juego lo hicieron de manera espontánea para celebrar una famosa victoria, nos sentimos decepcionados por la acción de una minoría de fanáticos que actuaron de manera inadecuada", dijo Jackson.

"La seguridad de los jugadores y del personal es lo más importante, y llevaremos a cabo una investigación completa".

También se investigará el incidente de la valla publicitaria arrojada desde el sector de City que pareció golpear a un oficial de policía.

La policía confirmó que dos personas fueron detenidas bajo sospecha de refriega tras un incidente fuera del estadio.