¿Qué le pasó al Manchester United, el 'ex equipo más grande del mundo' que ahora sufre en la Premier League?

El invicto Liverpool con Mohamed Salah, izq., se mide a un decaído Manchester United este domingo en choque de los grandes de la Premier League. AP

MANCHESTER, Inglaterra -- Era el año 1999. El 16 de mayo, el Manchester United venció al Tottenham por 2-1 en el concurrido Old Trafford para coronarse campeón de la Premier League. El 22 de mayo, los Red Devils vencieron 2-0 a un fortalecido Newcastle con Alan Shearer y Gary Speed en Wembley para ganar la Copa FA. Solo cuatro días después, los hombres de Alex Ferguson se impusieron al Bayern de Oliver Kahn, Lothar Matthäus y Stefan Effenberg para levantar la orejona de la UEFA Champions League en el Camp Nou. Y el 30 de noviembre, el equipo viaja a Japón y vence al Palmeiras de Luiz Felipe Scolari para adjudicarse el Mundial de Clubes.

Como que nadie podía contra la constelación de estrellas del Manchester United, con Paul Scholes, Ryan Giggs y David Beckham entre otros.

En los negocios, el equipo inglés también probó ser imbatible, colocándose al tope de la lista de los clubes más ricos del planeta, según la prestigiosa Deloitte Money League, desplazando por una gran ventaja al poderoso Real Madrid.

Simplemente, Manchester United era el equipo más grande del mundo.

20 años después, todo cambió ...

El 3 de octubre de 2019, el equipo dirigido por Ole Gunnar Solskjaer, ex delantero e ídolo de esa "´época de oro" de 1999, no pudo siquiera disparar un solo tiro al arco ante la modesta AZ Alkmaar en partido correspondiente a la Europa League, la competencia de segunda en el escalón de las competencias de la UEFA. Unos días después, los "Diablos Rojos" visitaron Newcastle, para medirse en partido de la Premier League a un club nutrido de jugadores nacidos después del año 2000. Manchester United cayó 1-0, mediante gol de un joven de apenas 19 años.

Hoy Manchester United confirma su peor inicio en la Premier League en la historia (12 ° lugar) y alcanza 11 partidos sin una victoria fuera de casa, algo que no ha sucedido desde 1989.

"Este debe ser el peor equipo del Manchester United en décadas", dijo el ex jugador y comentarista de TV Michael Owen.

Según Deloitte Money League, los Red Devils ya se ubican detrás del Real Madrid y Barcelona en la lista de los más clubes más ricos del planeta. Y las noticias podrían seguir empeorando: Chevrolet, amenaza con abandonar el patrocinio de su camiseta debido a los malos resultados.

Pero después de todo, ¿qué pasó con el Manchester United, el "ex equipo más grande del mundo"? ESPN Brasil se dirigió a Manchester para examinar a fondo la crisis del gigante inglés.

Los errores de la junta

Samuel Luckhurst cubre al Manchester United para el diario Manchester Evening News. Naturalmente, tiene un acceso tras bastidores como pocos y señala que la crisis actual de los Red Devils se debe a las malas decisiones tomadas en los últimos años por la junta del club.

"La estructura es el principal problema del Manchester United hoy. No hay 'presencia futbolística' en una junta dominada por graduados de la Universidad de Bristol", dijo Luckhurst en una entrevista con ESPN Brasil. "Matt Judge, quien negocia contratos con los jugadores actuales y futuros, además de los montos que se pagarán por las transferencias, es el 'jefe de desarrollo corporativo', dando la impresión de que él es el 'tipo de dinero'".

"Pero no hay nadie con suficiente conocimiento o experiencia futbolística para ser objetivo o pesimista, para entusiasmar o para proponer ideas para un plan más amplio", señala.

Para ejemplificar algunos de los conceptos erróneos de alto nivel del club, Luckhurst utiliza la reciente renovación del defensor Victor Lindelof.

"Fue quizás el mejor jugador del United la temporada pasada, pero con la llegada de la ventana de transferencia, el agente del atleta dijo que el Barcelona estaba interesado en él después de que los españoles descubrieran que Matthijs de Ligt prefería jugar para la Juventus", relató Luckhurst. "El gerente de Lindelof buscó a Matt Judge, quien dijo que United no vendería al defensor, y también dijo que quería renovar su contrato de inmediato, por lo que el jugador, que tenía un bono hasta 2021, con la opción de extender al 2022, ganó un contrato más grande y un aumento salarial. Para mí es difícil de creer que ese 'interés' de Barcelona realmente existiera, y el equipo español solo se utilizó para regatear más fichas en la renovación de Lindelof. Y United ha caído en esta trampa".

"Si United realmente tuviera un director de fútbol, ​​podría haber dicho: 'Este agente posiblemente está exagerando, ya que este defensor ha jugado bien durante nueve meses, pero en ese período todavía teníamos nuestros peores números defensivos en 40 años. Necesita hacer más antes de obtener un aumento'. Pero United no tiene a nadie con tan buen juicio en su junta", dice Luckhurst.

La 'herencia maldita' de Ferguson

Sir Alex Ferguson lideró el Manchester United del 1986 hasta 2013. Ganó todo lo que pudo: 13 Premier Leagues, cinco FA Cups, cuatro League Cups y dos Champions League, entre otros trofeos. Sin embargo, cuando Sir Alex se retiró el 19 de mayo de 2013, los "Diablos Rojos" marcaron el comienzo de una estrepitosa caída, particularmente en la dirección técnica.

Siguieron en la dirección técnica, en orden: David Moyes (julio de 2013 a abril de 2014), Ryan Giggs (interino, de abril a mayo de 2014), Louis van Gaal (julio de 2014 a mayo de 2016), José Mourinho (mayo de 2016 a diciembre de 2018) y Ole Gunnar Solskjaer, quien asumió el cargo el 19 de diciembre de 2018 y luego fue nombrado con permanencia, puesto que actualmente ocupa.

Entre todos estos nombres, algunos incluso ganaron títulos, como Van Gaal, que ganó una FA Cup, y Mourinho, que ganó una Europa League y otra FA Cup. Pero el hecho es que, en general, todas las gestiones se consideraron fallidas, quedando lejos de mantener el alto nivel al que el Manchester United tenía acostumbrado en las últimas dos décadas.

¿Había dejado Sir Alex una "herencia sangrienta" sobre el trono del Manchester United?

"Ferguson podría haber entregado el poder calladamente en 2013 si United hubiera contratado a José Mourinho al final de esa temporada", señaló Luckhurst. "Manuel Pellegrini acababa de llegar a Manchester City, Brendan Rodgers solo tenía un año en Liverpool y el Arsenal de Arsène Wenger no era una amenaza... En los cambios que vienen con los tiempos, David Moyes fue una opción puramente instintiva para la sucesión. No hubo razonamiento bien hecho. La decisión de contratarlo se basó en su estabilidad con Everton y eso era un pensamiento anticuado en aquel momento".

Para Stephen Howson, uno de los YouTubers más influyentes de Inglaterra y enfocado en la cobertura del United, ve similitudes entre las salidas de Alex Ferguson y Matt Busby, otro legendario entrenador de los Red Devils.

Cuando Busby terminó su reinado de 24 años después de 1,120 juegos en 1969, el Manchester United vivió tiempos de crisis, con varios cambios de entrenador e incluso el descenso a la segunda división. Fue solo después de la llegada de Sir Alex el 6 de noviembre de 1986 que las cosas comenzaron a volver a la normalidad.

"Es posible establecer muchos paralelismos entre Matt Busby y las salidas de Alex Ferguson, pero la verdad es solo una: si un nuevo entrenador tiene éxito en el Manchester United, será apoyado por la multitud. Ninguno de los últimos entrenadores del United ha sido comparado con Sir Alex porque simplemente no fueron lo suficientemente buenos", señaló Howson en una conversación con ESPN Brasil.

El ex arquero Edwin van der Sar, uno de los grandes nombres de la última era victoriosa del United y ahora director ejecutivo del Ajax, dice que los cambios en el entrenador no funcionan porque no ha habido una medida de progreso con los cambios.

"Por supuesto que Solskjaer está en problemas. Dejé el club hace ocho años, y durante los últimos seis años de mi carrera, gané la Premier League cuatro veces y jugué tres finales de la Champions League. Entonces, claramente hay una gran distancia desde donde estaba el Manchester United entonces a la actualidad. El club ha cambiado de entrenador varias veces, pero no se ha visto ningún progreso ", dijo van der Saar a ESPN Brasil.

Surge Manchester City

En 2008, los petrodólares de Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos, compraron al Manchester City.

Antes, el City no había representado una amenaza para el Manchester United, ni siquiera se presentaban como un rival factible frente a los Red Devils: el aficionado de los rojos colocaban al Liverpool como su oponente de cierta envergadura. Sin embargo, los árabes no solo pusieron dinero en los Citizens, también contrataron buenos dirigentes, que a su vez trajeron excelentes jugadores.

Así, el codiciado entrenador Josep Guardiola llegó y catapultó al City a otro nivel: en 2018, por ejemplo, Manchester City se convirtió en el primer club en la historia de la Premier League en registrar 100 puntos en una temporada. En 2019, Manchester City acumuló cuatro trofeos, convirtiéndose en el primer club en cosechar la Premier League, FA Cup, League Cup y Community Shield en una temporada.

Hoy, el "patito feo" de Manchester se ha convertido en el quinto club en el ránking global de mayores ingresos, y la revista Forbes también clasifica al equipo como el quinto más valioso del planeta.

Por supuesto, en número de títulos, City aún está lejos de llegar a United. Pero el hecho es que hoy el club azul se da el derecho a ser reconocido como un verdadero rival en la ciudad, e incluso en finanzas.

¿Qué tan dañino fue este repentino ascenso del "otro club de la ciudad" a los "Diablos Rojos"?

"Por supuesto (el crecimiento de City ha sido perjudicial para United). En 35 años, Manchester City ha descendido tres veces y no ha ganado un trofeo. Mientras tanto, United ha reunido a tres grandes equipos en un período de 15 años", apuntó Luckhurst. "United no lo tomó en serio, pero ahora se ha convertido en lo que solía ser United: dominante, intimidante y divertido de ver ".

Además, las operaciones de fútbol de la ciudad se ejecutan sin problemas, lo que solo aumenta la vergüenza de los fanáticos del United".

Stephen Howson formula el contrapunto. No ve que City sea directamente perjudicial para United, pero está de acuerdo en que los Red Devils han comenzado a gastar mucho dinero para tratar de igualar a su rival municipal.

"No creo que lo que City ha estado haciendo en los últimos años sea directamente perjudicial para United," dijo Howson. "Pero probablemente está obligando a los propietarios de United a gastar más y competir más de lo que normalmente lo harían si City no hubiera pasado por esta transformación".