El Manchester United necesita contratar a Harry Kane, pero ¿se atreverán a intentarlo?

Harry Kane muestra su frustración tras un gol del Manchester United en un partido frente a Spurs. Tottenham Hotspur FC via Getty Images

Fue una declaración típica de Roy Keane: contundente, quizás un poco irrealista y que exige sólo lo mejor de lo mejor, sin importar lo que se requiera hacer para conseguirlo.

Dentro de su rol como experto de la cadena Sky Sports y ante el micrófono después del empate 1-1 entre Manchester United y Liverpool el pasado domingo en Old Trafford, el ex capitán del club sugirió que la solución a los problemas del United en la anotación de goles sería la contratación de Harry Kane, quien actualmente es ficha del Tottenham. "Sólo vayan y firmen a Kane, hagan el pase con los Spurs", dijo. "Sencillo. Ellos (el Tottenham) están en medio del caos. Vayan y consíganlo".

Keane hablaba en serio, aunque también había algo de travesura en sus comentarios. Quizás el irlandés sabe bien que el United, simplemente, ya no es capaz de fichar a las figuras más importantes, tal como solían hacerlo; sin embargo, estaba lanzando la idea al ruedo.

En aquellos tiempos cuando Keane era el amo y señor del United, el club fichaba constantemente a los mejores futbolistas del país. Es cierto que el United falló en dos ocasiones cuando intentó hacerse con los servicios de Alan Shearer en la década de los 90; aunque también fueron capaces de romper reiteradamente el récord para un pase en el fútbol británico cuando lograron las contrataciones de Andy Cole, proveniente del Newcastle en 1995, Rio Ferdinand del Leeds en 2002 y un Wayne Rooney con 18 años, que jugaba en aquél entonces con el Everton, dos años después.

Durante el mandato de Sir Alex Ferguson, el United también logró el pase de Robin van Persie con el Arsenal en 2012 y se prepararon para disputar largas batallas con el presidente del Tottenham Daniel Levy antes de concretar sustanciosos pactos por Michael Carrick y Dimitar Berbatov. Todo lo anterior redundó en la obtención de múltiples trofeos.

Si este fuera el antiguo United, una operación por Kane digna de un récord mundial sería el obvio paso siguiente que debe tomar un club desesperado en su necesidad de hacerse con un talismán y un goleador que infunda nueva vida dentro de su equipo.

Desde el inicio de la presente temporada, el United solo ha convertido más de un gol en un mismo partido en una oportunidad: cuando anotaron cuatro tantos contra el Chelsea en el fin de semana inaugural de la campaña. Mientras tanto, Kane ya suma cinco tantos en nueve partidos en la Premier League con los Spurs esta temporada, con otros dos en el marco de Champions League.

Incluso, dentro de un equipo con dificultades tan marcadas como lo es el United, Kane, de 26 años, puede ser capaz de conseguir su rumbo goleador de forma consistente, como siempre lo ha hecho. Kane ha anotado 122 tantos en sus cinco campañas completas más recientes en el marco de la Premier League (10 más que la estrella del Manchester City Sergio "Kun" Agüero durante el mismo periodo), lo cual demuestra que Kane es el goleador más consistente de su generación.

El fichaje del capitán de la selección de Inglaterra sería una negociación transformadora para el United, en caso de que efectivamente lo intenten. Aportaría goles y liderazgo, su presencia como centrodelantero permitiría que Marcus Rashford juegue en su posición favorita a la izquierda de un tridente al ataque, mientras que su llegada podría ayudar a que Paul Pogba desate sus mejores talentos, dándole al volante francés la presencia de un compañero con un perfil similar al suyo, que pueda dar el toque para completar las jugadas producto de sus destellos de creatividad.

Dentro de un mediocampo que requiere desesperadamente de refuerzos, la llegada de Kane elevaría de forma inmediata al United a otro nivel y les haría capaz de anotar más de un gol en un mismo partido otra vez.

Ahora bien, esta es la dosis de realidad, para el propio Kane y quienes crean que éste puede convertirse en el salvador de los Red Devils: el Manchester United, a pesar de toda su historia y poder financiero, ya no es aquel destino atractivo para los mejores jugadores que solía ser en otros tiempos.

Kane podría estar llegando a la etapa de su carrera en la cual debe decidir si su mejor posibilidad de ganar reconocimientos importantes está en el Tottenham o con otro equipo; pero si decide dejar los Spurs, cuesta creer que Old Trafford se encontrará, al menos entre las cinco primeras opciones preferidas por él.

Existe demasiada incertidumbre dentro del United para que Kane siquiera piense en mudarse al club más exitoso de la Premier League. Las dudas más notables son las relativas al futuro de Pogba y del director técnico Ole Gunnar Solskjaer quien, a pesar del apoyo expresado en público por el vicepresidente ejecutivo Ed Woodward, será objeto de una presión cada vez mayor si los resultados hunden al United en la segunda mitad de la tabla de posiciones.

El United de antaño, el de la era de Keane, habría hecho de Kane su objetivo número 1. Un pase de 200 millones de libras esterlinas por el mejor atacante de la Premier League habría sido el catalizador necesario para impulsarlos de vuelta a la cima.

El United no es la potencia que solía ser; no obstante, si tienen intenciones serias de revertir su mala suerte, quizás deberían escuchar el consejo de su excapitán y tener la audacia suficiente para hacerle a los Spurs y al propio Kane, una oferta que no puedan rechazar.