De Arsenal a Wolves: Lo que más echamos de menos de la Premier League

El mundo sigue navegando el impacto de la crisis del coronavirus, y sin fecha firme para el regreso del fútbol, le pedimos a Nick Miller que resumiera las pequeñas cosas que echamos de menos de todos los equipos de la Premier League inglesa. Incluso de Liverpool.

Arsenal: El cohete de Alexandre Lacazette en el pie derecho

Podemos ahogarnos fácilmente en las complejidades del fútbol, ya sea en las complicaciones tácticas, en las finanzas, en debates morales cada vez más difíciles, etc. Así que a veces es bueno volver a las bases, como patear la pelota lo más fuerte posible. Lacazette es sensacional en ese sentido; revienta el cuero y hace volar la pelota a una velocidad feroz.

Aston Villa: Las medias de Jack Grealish

Hay jugadores mejores en la Premier League, pero hay pocos que el espectador disfruta tanto como Grealish, un enganche técnicamente brillante, pero que a veces juega como si lo hiciera de forma gratuita, sólo por el placer de ser futbolista. Pelos al aire, medias bajas... Hombre, nos gustaría volver a verlo pronto.

Bournemouth: El expediente disciplinario de Jefferson Lerma

Una de las consecuencias de la inactividad es que el avance constante de Lerma al récord de amonestaciones de la Premier League se vio restringido. El combativo internacional colombiano acumulaba nueve tarjetas amarillas cuando la temporada se detuvo, con el récord de 14 (que mantienen ocho jugadores diferentes) a pleno alcance. Además de ser un buen jugador, Lerma ofrece entretenimiento ya que nos permite preguntarnos exactamente cómo y por qué será sancionado luego.

Brighton: "Sussex by the Sea"

En algún momento de los últimos años, hubo un encuentro en el que se concluyó que había que animar las entradas de los equipos a la cancha. Llamaradas, elaborados juegos de luces, poesía portentosa, música dramática: a veces parece un poco mucho y una señal de que el fútbol se toma a sí mismo demasiado en serio. En Brighton, sin embargo, antes de los partidos suena una antigua canción tocada por una banda llamada "Sussex by the Sea", que aparentemente fue escrita en 1907 y adoptada como el himno no oficial del condado. Es un anacronismo en estos tiempos de exceso, y escucharlo siempre eleva el alma.

Burnley: El pie izquierdo de Dwight McNeil

Es imposible ser realmente subestimado en la Premier League hoy por hoy, pero el jugador que parece acercarse más a esa descripción es McNeil, uno de los jugadores regulares más estéticos de la división. Las pelotas que es capaz de colocar con el pie izquierdo desde afuera, desde atrás, desde cerca o desde lejos, son una belleza, y parecen realmente difíciles de defender. Es un extremo diferente en estos tiempos, pero eso de alguna manera lo hace aún más especial.

Chelsea: El renacimiento de Olivier Giroud

Si todo hubiera salido acorde a los planes, Giroud se habría ido de Chelsea en enero. Él quería irse, y el club no quería que se quedara; lo único que demoró el pase fue la procrastinación de Inter. Finalmente se cayó la operación, y todo indicaba que le esperaban otros seis meses de inactividad. Pero la lesión de Tammy Abraham y la incompetencia de Michy Batshuayi le abrieron la puerta, y Giroud pudo mostrarle al mundo que sigue siendo un jugador magnífico. Hasta le sumó algunos goles a su clásico estilo, un lindo bonus de un jugador que tal vez no apreciaremos hasta que se haya ido.

Crystal Palace: La ridícula consistencia de Roy Hodgson

Uno no puede contar con muchas cosas en este mundo, pero el porcentaje de triunfos de Hodgson es una de ellas: con Blackburn fue del 35 por ciento; con Fulham, del 34 por ciento; con Liverpool, del 35 por ciento; con West Brom, del 36 por ciento; y en total con Crystal Palace, del 36 por ciento. ¿Esta temporada? Un prolijo 34 por ciento. Necesitamos estabilidad más que nunca en este momento, y con el tío Roy, eso es exactamente lo que tendrás.

Everton: André Gomes

Se mencionó mucho después de que el mediocampista portugués regresara de su grotesca lesión hace algunas semanas, pero es absurdo que alguien pueda recuperarse apenas 112 días después de haber tenido el tobillo en un ángulo recto. Gomes parece un tipo muy agradable, así que verlo regresar --y encima luciendo inmediatamente como un hombre entre niños en el mediocampo de Everton-- fue una alegría.

Leicester City: Ricardo Pereira, lateral derecho y enganche

No es común que los laterales derechos marquen el ritmo de los partidos: algunos son entretenidos, algunos son habilidosos, algunos son brillantes en ataque y algunos se destacan por sus centros, pero pocos pueden operar como enganches desde la derecha de la defensa. Sin embargo, Pereira lo hace, y ha sido una de las razones claves del éxito de Leicester esta temporada.

Liverpool: La sonrisa de Georginio Wijnaldum

Podríamos nombrar varias cosas que extrañamos de Liverpool, teniendo en cuenta que estaban camino a una sensacional victoria de cara al título y están en la conversación del mejor equipo de la Premier League de todos los tiempos. Pero la gran y hermosa sonrisa de Wijnaldum es de las que nos levanta el ánimo en los momentos que más necesitamos un empujón.

Manchester City: La Champions League

Sin dudas, extrañamos la Champions League en general, pero si crees en el destino, era inevitable que Manchester City ganara esta temporada.

Después de ser (posiblemente) sancionados de cara a la próxima campaña, hubiese habido una especie de ironía poética al verlos levantar el trofeo en mayo. Y después, muy posiblemente, todos se iban a dar vuelta e iban a levantar sus dedos del medio de manera colectiva a los espectadores representantes de la UEFA.

Manchester United: La historia de Odion Ighalo

Fue una adquisición impulsada por el pánico, y aun si marcara un hat trick todos los partidos seguiría siendo una compra impulsada por el pánico, pero la historia de Ighalo, rescatado de la oscuridad en el fútbol de China para jugar con el club que seguía de chico, fue reconfortante. Estaba feliz del solo hecho de ponerse la camiseta, y después de un par de goles en la Europa League, queríamos ver cómo se hubiese ampliado su sonrisa si lo hacía en la Premier League.

Newcastle United: Allan Saint-Maximin

¿Realmente necesitamos explicar la razón? El último entre los futbolistas caóticamente entretenidos, Saint-Maximin sin dudas queda encuadrado dentro de la categoría, "él no sabe qué es lo que hará dentro de un rato, por lo que es imposible que lo sepamos nosotros", es brillante para los observadores neutrales en busca de un poco de diversión.

Norwich City: Norwich City

Hay que reconocer que es esto un poco impreciso, pero extrañamos la idea de Norwich City.

Están en el fondo de la Premier League, pero no parecen estar tan afectados por eso. De hecho, parecen bastante contentos de estar en la primera división y siguen haciendo un fútbol entretenido con jugadores jóvenes como Todd Cantwell y Max Aarons. Hay una inocencia en Norwich que termina siendo atractiva, casi sin un atisbo del cinismo que se ve en el resto de la división. Teemu Pukki y compañía no andan bien, pero saben que no eso no significa el fin del mundo.

Sheffield United: David McGoldrick y su búsqueda de un gol

Estaba regresando al primer equipo después de un período fuera en la lista de lesionados, lo que significó que la búsqueda inquebrantable de McGoldrick de un gol esta temporada había retomado. Al parecer uno de los miembros más populares del equipo y uno de sus mejores jugadores esta campaña, McGoldrick todavía no había marcado un gol en la Premier League cuando se suspendió la temporada, pero todavía lo estaba intentando. Y sí que lo estaba intentando.

Southampton: Los tiros libres de James Ward-Prowse

Es un poco difícil especificar lo bueno que es Ward-Prowse: ¿un creador subestimado por alguna razón? Algo que es sin dudas impresionante con respecto a este mediocampista de Southampton son sus tiros libres: Sólo Matt Le Tissier cuenta con más goles de este tipo de tiros para los Saints en la Premier League, y siempre es un momento que levanta el espíritu cuando se prepara para convertir uno. Solamente piensas "algo puede suceder aquí" y, realmente, eso es todo lo que necesitamos.

Tottenham Hotspur: José Mourinho

¡Oh como lo extrañamos! Echamos de menos su actitud, su ferviente deseo que la temporada terminase (que estuvo a punto de hacerse realidad), sus quejas constantes, su insistencia en que no puede hacer un fútbol normal en un equipo repleto de jugadores internacionales. Tengan piedad de mí, esto es realmente serio. Por favor, que regrese el fútbol, así podemos dar batalla contra estos pensamientos demoníacos.

Watford: La mirada de Nigel Pearson

Hubo pocas cosas que se han reconocido del renacer de Watford bajo el mando de Pearson, desde que simplificó su juego hasta, según Troy Deeney, tratar a sus jugadores simplemente "como hombres", pero sin dudas una de las razones es su mirada. Una mirada aterradora, pero a la vez motivadora. Si te mira de esa manera, con sus ojos penetrando hasta tu alma en busca de cualquier debilidad que tengas, ¿no comenzarías a dejarlo todo para intentar ganar algún partido?

West Ham United: El advance de Jarrod Bowen

David Moyes ha sido (quizá con razón) cuidadoso al momento de hacer entrar a Bowen en el primer equipo de West Ham después de su movida de Hull al cierre de la fecha de pases, pero cuando abrió un partido produjo un impacto instantáneo, marcando y dando energía al equipo mientras que superaron a Southampton por 3-1. Es muy talentoso y es una pena que no lo hayamos visto más en acción para ser testigos de su desarrollo.

Wolverhampton Wanderers: La pareja del momento, Raúl Jiménez y Adama Traore

Extrañamos al duo revelación de la Premier cualquier día que no jueguen. Por lo que ante la idea de que no los veamos dentro de la cancha por meses... sí que los echaremos de menos. De Traore, u ritmo, su técnica, sus músculos, su insistencia alegando que no levanta pesas - queremos que regreses. De Jiménez, el talento y olfato goleador que lo vuelven es uno de los jugadores consentidos de la hinchada de los Wolves.

En la presente campaña, Jiménez es uno de los 10 futbolistas con más goles en la Premier League con 13 dianas en 29 compromisos. Antes de que se detuviera el campeonato por el Covid-19, Raúl había marcado en dos de los últimos tres duelos del Wolverhampton y sus actuaciones en Inglaterra lo han vinculado con clubes como Real Madrid, Arsenal, Manchester United, entre otros.