No hay acuerdo para recorte salarial de jugadores en la Premier League

play
¿Qué pasará con la Premier League? (2:21)

El torneo está suspendido por el coronavirus y, pese al amplio dominio de Liverpool, el título ahora parece en duda. (2:21)

Las conversaciones entre la Premier League y la Unión de Jugadores sobre posibles recortes salariales o aplazamientos, debido al paro por la crisis sanitaria del Coronavirus, no llegaron a un acuerdo este miércoles, dijeron las organizaciones en un comunicado conjunto.

Representantes de la Asociación de Futbolistas Profesionales (PFA), la Premier League, la EFL (Football League) y la League Managers Association (LMA) discutieron varios problemas derivados de la pandemia y dijeron que continuarían las conversaciones.

La decisión de Tottenham Hotspur de imponer una reducción salarial del 20 por ciento a 550 empleados que no juegan y las medidas de Newcastle United y Norwich City para utilizar el plan de suspensión del gobierno del Reino Unido, lo que significa que el dinero público se usaría para pagar a sus empleados, ha provocado algunas críticas agudas.

"No se tomaron decisiones hoy, y las discusiones continuarán en las próximas 48 horas con un enfoque en varios asuntos de alto perfil, incluidos los salarios de los jugadores y la reanudación de la temporada 2019/20", dijeron las organizaciones en su declaración.

El miércoles se informó que la PFA había enviado un correo electrónico a todos sus miembros pidiéndoles que no firmen ningún acuerdo con sus clubes sobre recortes salariales o aplazamientos sin consultar con el sindicato.

Mientras el sindicato busca un acuerdo colectivo, Bournemouth, de la Premier League, dijo el miércoles que el presidente ejecutivo del club, Neill Blake, el director técnico del primer equipo, Richard Hughes, el gerente Eddie Howe y el asistente del gerente Jason Tindall habían tomado "recortes salariales voluntarios significativos mientras dure este tiempo de incertidumbre".

La decisión de los clubes de buscar ayuda de los fondos del gobierno para pagar al personal, mientras sus principales estrellas continúan ganando salarios lucrativos, ha llevado a algunos a cuestionar el estado moral del juego.

Julian Knight, un legislador del Partido Conservador que gobierna, que es presidente del Departamento para el Comité de Digital, Cultura, Medios y Deporte en el parlamento británico, ha condenado tales movimientos.

"Se pega en la garganta", dijo Knight.

"Esto expone que la economía del futbol inglés es una locura y el vacío moral en su centro".