Exjugador y aficionado del Sheffield United, conoce al entrenador que brilla en la Premier League siguiendo los consejos de Alex Ferguson

Una caminata de 15 o 20 minutos es lo que le toma a Chris Wilder llegar al Bramall Lane, el estadio del Sheffield United, desde el pub que ha frecuentado durante años. Cuando está trabajando, a menudo de pie frente al banquillo, sabe que sus amigos están en el estadio o en The Stag's Head.

Siempre fue así. Chris Wilder es de la ciudad, fue jugador de club y un aficionado más en las tribunas del Sheffield United. Debido a que siempre estuvo cerca, terminó siendo marcado por el destino.

Al club no le iba bien. El entrenador Nigel Adkins estaba a punto de ser despedido y Kevin McCabe, uno de los propietarios, no estaba seguro de qué hacer. Bramall Lane fue la sede de un juego de exhibición entre los aficionados de la ciudad. Por su parte, McCabe, lleno de dudas en su cabeza, se dio cuenta de que Chris Wilder estaba en el partido amistoso. Los dos intercambiaron miradas, y McCabe abandonó el Bramall Lane con el número de teléfono de Wilder. El teléfono sonó al día siguiente, y años después los dos celebraron, en el mismo Bramall Lane, una victoria sobre el Arsenal en un partido de la Premier League.

Wilder llegó al Sheffield cuando estaban en la League One, que es la tercera división del futbol inglés. Tuvo muchas dificultades en los primeros juegos, pero terminó su primera temporada ganando el título y el ascenso a la Championship, que es la segunda división. Una temporada después, Sheffield subió a la Primera División.

Los problemas iniciales en Sheffield United logró superarlos, al igual que muchos otros en su carrera. Hizo un trabajo maravilloso en Northampton Town, incluso con constantes demoras salariales.

Su experiencia en Halifax, el equipo donde terminó su carrera como jugador, fue muy difícil. El club, que cerró sus puertas, se vio sumido en la peor crisis financiera. Wilder tuvo que hacer que el equipo pagara, cuidar el espíritu de los futbolistas y vivir con los errores de la directiva. En una entrevista reciente con el Daily Mail, recordó el día en que el club no pudo tomar un autobús para un partido fuera de casa. Wilder y el resto de los jugadores se fueron en sus carros y ni siquiera recibieron el dinero del combustible. Sin mencionar los momentos en que se rechazó la tarjeta de crédito del club.

El período en Oxford United fue de aprendizaje y logros. Wilder logró que el equipo volviera a la League Two en la temporada 2010. En otra entrevista reciente con The Guardian, el entrenador reveló que Sir Alex Ferguson lo llamó y le dio algunos consejos durante la campaña. Tiene a Ferguson como una gran referencia profesional.

Su etapa en Halifax, las dificultades en Oxford y Northampton parecen haber desaparecido hace mucho tiempo. Hoy, Wilder vive en su ciudad natal, trabajando en el club de sus amores y es muy posible que se siga reuniendo con sus amigos en The Stag's Head. El actual Sheffield United de Wilder y compañía, no está en riesgo de descender y hasta sueñan con un lugar en la Europa League, ya que están a solo dos puntos del Manchester United.