Domenec Torrent y Mikel Arteta, los 'hijos' más avanzados de Guardiola

play
A lo grande: así recibieron a Domenec Torrent en Brasil (0:19)

El exayudante de Guardiola en el Barça, Bayern y Manchester City llegó a Sudamérica para tomar el puesto de Jorge Jesús como DT del Flamengo. (0:19)

BARCELONA -- Pep Guardiola pasa por ser el alumno más aventajado de Johan Cruyff. De lo que se dio por llamar 'Los hijos de Cruyff', una estirpe de entrenadores o directores deportivos repartidos por el mundo del fútbol a partir del aprendizaje que como jugadores en su día disfrutaron a las órdenes del legendario holandés.

Pero la vida sigue, los años pasan, y algunos de los que en su día fueron aprendices son hoy personajes de culto. Guardiola al frente... Y a su sombra, a su lado, ya comenzaron a aparecer una nueva hornada de técnicos dispuestos a prolongar el legado de Pep. A eternizar el del Cruyff.

De Tito Vilanova a Mikel Arteta, pasando por Domènec Torrent. Tres técnicos que trabajaron a su lado, siendo su sombra antes de dar el salto al primer plano. "Pep es como un hermano para mí, pero no quiero comparaciones con él porque las perdería todas. No he venido a competir, sino a hacer un trabajo”, proclamó Vilanova el 15 de junio de 2012, el día que fue presentado oficialmente como nuevo entrenador del Barça, en sustitución del que entonces era su amigo íntimo y junto al que había trabajado las cinco temporadas anteriores.

Tito, tristemente fallecido el 25 de abril de 2014, solo tuvo la oportunidad de dirigir durante una temporada al equipo azulgrana, la 2012-13 en que conquistó el título de Liga al frente de un equipo en el que se mantuvo, inalterable, la personalidad futbolística que convirtió en legendario a aquel Barcelona. Al comienzo de la siguiente campaña, en el verano de 2013, se vio obligado a dar un paso al costado, en plena lucha contra el cáncer que no podría finalmente superar.

MISIÓN EN EL TEMPLO DEL FUTBOL
El caso de Domènec Torrent podría considerarse inverosímil. Fichado por el Flamengo, uno de los clubes más históricos del futbol brasileño, su misión en Río de Janeiro va más allá de ganar títulos: está llamado a implementar en el Mengão una filosofía de juego que englobe a todas las categorías del club, un sistema de trabajo que conoce bien desde que en 2007 se sumó al equipo de trabajo de Guardiola.

Torrent es un hijo especial... Tanto que es nueve años mayor que Pep y que comenzando su carrera de entrenador en la séptima categoría al frente del Palafrugell en 1991, nunca dirigió más allá de la tercera hasta que en 2007 se unió al Barcelona B en funciones de analista táctico.

Su excelente trabajo lo premió Guardiola llevándoselo consigo primero al Bayern y después al Manchester City hasta que en junio de 2018 decidió volar solo y fichó como entrenador del New York City en sustitución de Patrick Vieira, quien dejó el cargo para incorporarse al Niza.

"Guardiola es un genio. El 95 por ciento de sus ideas funcionan en el campo pero el principal valor de su trabajo es la constancia y la entrega. Estar con él es un aprendizaje continuo”, reveló Torrent cuando, al cabo de once años trabajando a su lado decidió, esta vez en el máximo escaparate, volver a su faceta de entrenador.

Aunque firmó por tres años, a la conclusión de la primera temporada, en noviembre de 2019 y tras ser eliminado en las semifinales de Conferencia de la MLS por el Toronto FC, acordó la rescisión de su contrato.

Ocho meses después, a los 58 años, el catalán vuelve al escenario con una aventura mayúscula: hacerse cargo de un gigante como es el Flamengo.

AVENTAJADO
Mikel Arteta es el último, hasta hoy. Campeón el sábado de la FA Cup al frente del Arsenal, el vasco, canterano en su día del Barcelona y cuya carrera de futbolista le dio galones y brillantez en el Everton y Arsenal entre otros, fue reclutado por Guardiola en julio de 2016, recién retirado, para unirse a su cuerpo técnico en el Manchester City. Allí permaneció como ayudante principal del catalán hasta que el 21 de diciembre de 2019, cuatro semanas después del despido de Unai Emery y tras una brevísima etapa de Freddie Ljungberg, fue convencido por los gunners para iniciar su carrera de entrenador en solitario.

"Si estoy aquí es por Guardiola. Lorenzo Buenaventura y Pep han sido dos personas clave en mi desarrollo como entrenador. Siempre confiaron en mí; me dieron la increíble oportunidad de trabajar con ellos y estoy muy agradecido”, proclamó el sábado, minutos después de imponerse su Arsenal al Chelsea en la final de la FA Cup.

La relación entre Arteta y Guardiola, sin ser muy directa viene de muy lejos. Fichado por el Barça a los 16 años, en 1999 debutó con el Barça B, cuando Pep estaba en la cuenta atrás como futbolista del primer equipo, y aunque llamó poderosamente la atención de los técnicos del club, la irrupción de Xavi le convenció de buscar su futuro lejos del club azulgrana.

Brilló siendo muy joven en el PSG, triunfó en el Rangers y tras un corto periodo en la Real Sociedad fue jugador providencial durante seis años y medio en el Everton y tres en el Arsenal, antes de que una lesión coartara el final de su carrera. Ya entonces Guardiola le consideraba un entrenador en potencia y aunque en 2016 el Arsenal le ofreció dirigir en la base, pensando como futuro relevo de Arsene Wenger, aceptó trabajar al lado de quien siempre consideró un entrenador "único. Aprender de Guardiola es una posibilidad que no se puede rechazar”, solventó a su llegada al City.